24 septiembre 2019

Capitalista lo serás tú


Sabía lo que hacía cuando elegí El Buen Capitalista como título de mi cuarto libro. Barajé muchos, incluyendo un guiño al primero, Gurú lo Serás Tú.  Aposté por uno que llamara la atención y pudiera leerse tanto lineal o literalmente, como paradójica o contradictoriamente.

Así lo expresaba perfectamente una amiga y compañera que sabe mucho más que yo de semiótica y comunicación: "Enfatizar con el adjetivo "buen" me parece de lo más interesante porque ello implica que el capitalista por definición categórica es malo. "

Mientras, más de uno comentaba que “Capitalismo y Bueno es un Oxímoron”  en la publicación promocional de Facebook.




Y es lo más suave que han contestado. Otros directamente, sin leerlo, y sólo por la portada, opinaban esto:


El chiste de "capitalista bueno, capitalista muerto" se repitió varias veces. Pero la mayoría eran trolls como tantos los que vemos a diario quienes gestionamos redes sociales de clientes.

Nada nuevo: resistencia al cambio, sesgo ideológico, prejuicio y sobre todo, tribalismo.

¿Pero cómo va a ser bueno el Capitalismo?


Podríamos decir que por simple evidencia y Darwinismo: si es el sistema que se utiliza en la inmensa mayoría de países, y hasta los que se denominan Anticapitalistas lo aplican de una u otra forma, por algo será.

Pero hay otra razón por la que podríamos defenderlo: todos los países en los que se aplica el comunismo son dictaduras. O por lo menos, no son democracias tal y como la entendemos por aquí. Claro, que hay quien opina que se puede ser dictadura si las cosas funcionan mejor que aquí. Como Xabi Hernández.

Sí, hay dictaduras de derechas. O las hubo, mejor dicho. Y las que quedan, lo son en realidad por motivos religiosos, como ocurre en los países islámicos (como la admirada Qatar de Xabi). Pero no todos los países capitalistas lo son, y al revés, me temo que sí. De hecho, en lugares como Vietnam lo único que queda del Comunismo es eso, la dictadura.

Sobre si capitalismo es igual a derecha política, habría mucho que discutir también. No he visto ir contra el capitalismo en su conjunto a ningún partido de izquierdas europeo, ni socialista, ni socialdemócrata, ni laboristas británicos… Que el liberalismo sea considerado "derecha" es cosa más española que de otros lugares en los que tienen más experiencia en ello.

Así que si te quitas las gafas de color ideológico puede que empieces a ver el capitalismo como una herramienta y no como un fin.

“El Capitalismo nos lo imponen” Asegura otro comentarista en Facebook. Y yo me pregunto ¿No será el comunismo lo que se impone y por eso son dictaduras? Ojo, no lo digo yo sino Engels y Marx, que lo llamaron “La Dictadura del Proletariado”.

Respondan esta simple pregunta: Si el comunismo fuera mejor que el capitalismo ¿por qué ningún país de la antigua URSS, incluyendo la mitad de Alemania, ha votado volver al viejo sistema después de probar los dos?

¿No hay una democracia en Alemania, Polonia, Hungría, Rumanía… ? ¿Conoce alguien la democracia pura? ¿Está en Cuba, Venezuela o China?

La "tiranía" de los mercados


Mercados hay muchos. Y no es lo mismo que "El Mercado." Asociamos Capitalismo a las grandes empresas que cotizan en Bolsa, y olvidamos los millones de pymes y microempresas, o autónomos, que constituyen el mercado que más nos afecta. Y ese no lo dirigen desde un despacho muñecos orondos con un puro como el señor del Monopoly.

El Capitalismo del día a día lo diriges tú cuando bajas a la compra y entras en la tienda del barrio, o eliges comprar por Amazon. ¿Te obliga alguien a elegir? 
Precisamente, cuando sólo puedes comprar en una tienda o una marca, se llama monopolio y está regulado y prohibido en los países de libre mercado. ¿Saben dónde es legal y obligatorio el monopolio? Sí, en los países no-capitalistas.

Y si no puedes elegir porque en tu calle o ciudad no hay lo que necesitas y tienes que pedirlo On Line, es una ventaja del capitalismo tener esa opción. Claro, los enemigos del Capitalismo dicen que la publicidad y los medios nos están obligando de una manera indirecta. Algo de cierto hay de esa manipulación, pero también está la libertad de prensa y la contracultura. La libertad de expresión para criticar a las marcas cuando lo hacen mal y hasta eso que llamamos contrapublicidad. Aunque esa contracultura a veces es un poco endeble a la hora de la verdad.

¿Yo Capitalista? ¡Qué dices!


Habría que inventar una nueva palabra, como ocurre en el fútbol. Puedes ser futbolista o futbolero. Ambos mantienen el sistema llamado fútbol. Pues en el capitalismo igual. Puedes ser capitalista o “capitalero”, es decir, quien se aprovecha del sistema y lo mantiene: Capitalistas de base.  Por ejemplo, mira a tu alrededor y supera este test:

De todas las cosas que tienes cerca y has comprado, ¿cuántas las necesitas realmente y cuántas son caprichos, superfluas o complementarias? Ahora mira las marcas. Si alguna es más cara que otras opciones, pero la has elegido libremente, has ejercido tu derecho al libre mercado. En ambos casos, lo siento, pero eres capitalista.

En las calles de la comunista Hanoi se mezclan los carteles de propaganda comunista con los anuncios del nuevo gimnasio privado o el club de jazz. Foto: ©comicpublicidad

¡Todos los capitalistas son iguales, unos explotadores!


Sí, y todos los sindicalistas unos aprovechados, y los trabajadores unos vagos, y los políticos corruptos y los musulmanes terroristas y las feministas… ¿seguimos con tópicos?

Repite el mantra: "El Capitalismo se basa en el expolio y la acumulación por parte de unos pocos ricos que se quedan con lo de una mayoría de pobres".

Menos tú, claro. Si tú heredas una casa de tus padres, que compraron honestamente con su trabajo y ahora te encuentras con patrimonio y capital, o lo entregas inmediatamente al Estado o a una ONG o te trasformarás como un hombre lobo en un ser maligno. Y si se te ocurre alquilarla... serás cómplice de la injusticia. Y si la vendes... y lo que obtienes, además de pagar impuestos, lo inviertes en algo que lo multiplique para dejárselo a su vez a tus hijos o simplemente vivir mejor… ¡Eres un vil Capitalista!

Ah, no. Tú no. Eso es cosa de capitalistas, y tú no lo eres. Perdona. A lo mejor, otras personas en sus empresas, tampoco lo son y por eso podemos hablar de un capitalismo bueno.

Y luego está eso de los autónomos que se explotan a sí mismos

Sí, para un anticapitalista, no hay nada peor que un autónomo. Porque son obreros sin jefes a merced del mercado y los clientes.  Se auto explotan. Y claro que los hay en precario, pero también los hay que creen en sus posibilidades y en que su inversión de tiempo, talento y “capitalito” les hará mejorar su nivel de vida. Y en el camino puede que contraten a otros y entonces, ya lo hemos dicho, se convertirán en el diablo y unos explotadores. Salvo si lo haces tú. Si tú montas una tienda, abres una pequeña empresa de servicios, un despacho profesional de abogado o arquitecto, un estudio de diseño... entonces no, tú no vas a explotar a nadie, ni enriquecerte. Eso es cosas de "capitalistas" y tú no lo eres.

Vamos que defiendes el Capitalismo sin vergüenza alguna

Pues no, con mucha vergüenza frente a los muchos casos que hay de explotación o falta de escrúpulos. Pero convencido de que el Capitalismo es como todo lo demás en la vida: lo hacen las personas y depende de cómo sean las personas. Si tú crees, como muchos lo han dicho en sus comentarios, que no se puede ser buena persona y capitalista, ni viceversa, entonces vives en un mundo horrible. ¡Vamos a morir todos!

Yo en cambio creo en las personas y su capacidad para hacer cosas buenas. Y tengo pruebas de ello, que cuento en el libro.



Lo que sí defiendo es que el Capitalismo no va a desaparecer, porque está en su ADN la capacidad de transformación para sobrevivir. Y puesto que nos ha tocado vivir en un sistema capitalista, puedes optar por intentar derribarlo o hackearlo desde dentro. Y como cliente, consumidor o “capitalero”, eres decisivo. Vuelve a mirar a tu alrededor, y piensa que la próxima vez que tengas que comprar algo de lo que ves, puedes elegir si la empresa usa plásticos, si lo fabrica cerca de tu casa o en Bangladesh, dónde paga los impuestos, si da trabajo inclusivo, si protege el medioambiente… ¡y si realmente lo necesitas!

Porque lo que compres, será lo que mantengas en el mercado, y lo que no, desaparecerá. Ese es tu verdadero poder cuanto más libre, abierto y amplio es el mercado.

Y si te mantienes en tus trece de ser antisistema y anticapitalista, y quieres derribarlo para construir tu mundo ideal, te aconsejo que visites alguno de los países de ejemplo o pruebes a vivir en ellos una temporada, por si acaso.

(Por cierto, resulta curioso que de los países comunistas sea difícil salir, mientras que en los capitalistas sea difícil entrar. Ahí lo dejo).

Bueno, no. Porque hay que leer de todo. Si de verdad prefieres ser comunista a capitalista, lo entiendo. Mola más. Ser comunista es bello aunque cause dolor de cabeza.



¿Te interesó el tema? 
¿Quieres saber más sobre cómo el Capitalismo puede convertirse en una herramienta poderosa para el Cambio Social? ¿Quieres aprender a hackear el sistema desde dentro, usando tu marca para la innovación social y el desarrollo sostenible? Compra ahora el libro: El Buen Capitalista, con gastos de envío gratuitos a cualquier parte del mundo hasta el 30/11/2019 desde este enlace.




2 comentarios:

Alvaro dijo...

Creo que el problema, estimado José Carlos, es semántico. Partes de una definición errónea de lo que es un capitalista. Veamos un extracto de tu post anterior: "Cuando vendes de segunda mano, tu coche, tu moto, tu móvil o la ropa que ya no usas (con una app, en una tienda o con un anuncio), eres capitalista." Bien, esto es erróneo.

Cuando alguien vende propiedad privada, eso no lo convierte de ninguna forma en un capitalista, especialmente cuando se trata de propiedad personal, que es un concepto que Marx se cuida mucho de diferenciar de propiedad privada referida a los medios de producción. El dinero no es capital, tu salario no es capital, el capital es dinero invertido con un fin muy particular y el capitalista es el que, invirtiendo con fines productivos, se enriquece extrayendo plusvalía de los trabajadores mediante la explotación. Es precisamente la propiedad privada de los medios de producción y de las relaciones empresariales entre patrón y subordinado lo que convierte al capitalista en capitalista. Esto existe, es visible, conocido por todos y es lo que la gente adecuadamente liga al concepto de "capitalista". Marx aboga por la supresión de esto, no de la supresión de la propiedad personal. Tampoco dice que no puedas hacer lo que quieras con tu dinero, mientras no provenga de la explotación de otros. En la Unión Soviética la gente poseía cosas. Los medios de producción estaban en manos estatales.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Estimado Álvaro, gracias por tu comentario.
El problema semántico del que hablas es deliberado. Y en torno a ese matiz gira el libro. Identifico "Capitalismo" con "Sistema de Mercado", lo que implica libertad de elección y reconocimiento de la Propiedad Privada. Los sistemas no capitalistas no cuentan con esas dos libertades a las que hoy, creo, la gran mayoría no estarían dispuestos a renunciar por mucho que critiquen el Capitalismo.

Dicho eso, en el SXXI, el capital ya no está en manos de una élite privilegiada, sino que los casos de emprendedores desde cero y la permeabilidad social son más que evidentes.

No estoy de acuerdo para nada con que el dinero no sea capital o que la la propiedad privada no lo sea. El pensar que el Capitalismo sigue siendo un sistema en el que un millonario (con riqueza de dudosa procedencia) invierte sin riesgos ni pérdidas, y creo un error de bulto obviar a todos aquellos que reinvierten sus salarios o pertenencias (una casa que heredas, por ejemplo, es capital) en pequeños negocios que pueden crecer hasta el infinito (¿Te suena Inditex o todas las start ups que empezaron en un garaje?).

Igualmente es un prejuicio que ha caído con la realidad el concepto de explotación del trabajador por sistema. Olvidamos que desde que Marx lanzó sus postulados, las leyes y condiciones de los trabajadores han avanzado (afortunadamente) tanto como la no exclusividad de la propiedad de los medios productivos en manos de unos pocos.

¿Existen oligopolios? Sí.
¿Existen casos de insjusticia social y laboral? Sí.

El Capitalismo de 2019 es el mismo que el de 1919? No. Rotundamente no.

Podría extenderme, pero ya lo hice en las 267 páginas de El Buen Capitalista. Te invito a que lo leas, y luego, debatimos sobre ello.

Muchas gracias por comentar.
J

El índice Big Mac y la diferencia de 27 centavos

Por 27 centavos de dólar en Dinamarca se vive mejor que en Estados Unidos. Esa es la diferencia de precio entre un Big Mac en cada uno d...