01 septiembre 2015

De Facebook también se sale



Y de Twitter, y de Whatsapp y de donde sea. Para quien trabaja en creatividad tomarse vacaciones forma parte de su trabajo, como apunté hablando de los redactores, es necesario aunque suene antagónico vaciar el disco duro cerebral y rellenarlo con nuevos estímulos. No se trata tanto de la inactividad mental como de cambiar una por otra. Pero, ¿cómo ponerse en modo vacaciones cuando no puedes salir de tu rutina habitual? ¿Cómo tomar vacaciones sin tomar vacaciones?

Vayamos por partes. Imagina que no puedes colgar el cartel de cerrado en tu oficina porque entre otras cosas trabajas en casa. Imagina también que tus compañeros de trabajo son virtuales y te relacionas con ellos a través de mails, chats y redes sociales. Por último, imagina que tus amigos son la mayoría compañeros de profesión y proyectos y viceversa por lo que compartes ocio y negocio con frecuencia y mantienes contacto con ellos en las distintas redes sociales a diario. Añade al cóctel el verano más caluroso de la historia y la imposibilidad de cambiar de ciudad por diferentes motivos. En el histórico, suma que el cuerpo y la mente están acostumbrados como un reloj a tomarse un descanso en temporada alta, mitad porque el calor hace mella, mitad porque tus clientes y proveedores sí que se van y es cuando puedes parar el ritmo en plan ahora o nunca…


Operación Me Voy a Cuenca.

Quien dice Cuenca, dice el Retiro. Lo de irse a Cuenca es una cita cinematográfica mítica de una de las mejores películas de lo que se llamó comedia madrileña, "Todo es mentira", en la que Coque Malla se harta definitivamente de todo y después de amenazar con hacerlo mil veces, agarra el coche y se va. Tomaré la metáfora ya que como digo no he podido escapar a mi refugio del norte este año y aunque no hubiera amenazado con el típico "Abandono Facebook, me he hartado" que tarde o temprano todos hemos leído en nuestros muros, a principios de julio tomé la decisión de entrar en la configuración del perfil, bajar hasta el final donde dice "salir" y catapúm. Y lo mismo en Twitter, Google plus (plus…, uss,… sss), LinkedIn y cualquier conexión con la irrealidad virtual.

No es tan fácil, hay que insistir.

Dejar las redes sociales, como dejar de fumar o cualquier otra adicción o hábito, requiere la constancia según los expertos de mantenerse firme veintiún días, por lo menos. Ese era el primer reto, pero había otras dificultades y me acompañaban a todas partes. Eso que antes usábamos para hablar cuando llegábamos a casa o la oficina, a veces hasta con el filtro de una centralita, ahora lo llevas puesto como el cinturón, y para colmo, hablar no hablas casi, pero no para de enviarte alertas y mensajes de todas las apps habidas y por haber. Si quería desconectar, hacía falta hacerlo también de mi dispositivo móvil y eso aunque parezca mentira es más complicado. Pero no imposible. Algunas apps como Facebook Messenger hay que ir a los ajustes de Android para apagarla en un claro fail de usabilidad. Pero la mayoría, se puede, amigos y amigas. Abres la app, vas a configuración y dices "salir" y es como embarcar en el avión y pensar que vuelas hacia la libertad y el relax. Y eso me dio la siguiente idea, que a veces soy muy torpe. Hay otro botoncito en los smartphones que permite desconectar el wifi y los datos móviles, con lo cual, no te llegará ninguna notificación ni aunque una de las apps decida actualizarse y restablecer la configuración por defecto en la que tienes que volver a cambiar tus preferencias… algo demasiado habitual sobre todo en Twitter. ¿Sería capaz de volver al pasado?

Sí, se puede.

Hay una cosa que muchos ya no recuerdan que se llama SMS. En algunos países de África, incluso, es la tecnología que permite el desarrollo ante la falta de recursos para acceder a móviles de última generación y la inexistencia de redes 4G en zonas rurales o desérticas. Y aquí, aunque la mayoría de planes incluyen ya tarifa plana, los hemos repudiado. Pero mantienen su utilidad plenamente como chat porque, aunque alguien no te envíe un mensaje de motu propio, es una forma estupenda de contestar cuando te llega el mensaje de llamada perdida. Y es que fui tan atrevido que no sólo desconecté los datos, sino que a veces, hasta apagaba durante horas el teléfono.

Y esto fue lo que pasó...

Lo primero que quiero aclarar antes de contaros mis conclusiones, es que siempre he defendido que en redes sociales no hay manuales, ni etiqueta, ni nada obligatorio que tengas que hacer o dejar de hacer por mucho coach de personal branding y sousialmidias dospuntocero con limón y cardamomo que haya. Salvo el sentido común y la educación, cada uno está donde le da la gana, cuenta lo que quiere, aparece o desaparece y al que no le guste, que no lo haga. Odio los post en plan diez cosas que debes hacer y cosas así. Por eso, esto que voy a contar es lo que me ha pasado a mí, y no tiene por qué pasarte a ti. Mucho menos imitarlo, porque no soy ejemplo de nada. Dicho esto...


Más productividad. 

Vale, habíamos dicho que eran vacaciones, pero también que no se trata tanto de tocarse las narices un mes como de tocarse otra cosa. Por ejemplo, otro lado del cerebro. Además, una de las razones por las que no he podido tomar vacaciones de las de verdad en playa o montaña, eran trabajos en marcha. Pues resulta, nada sorprendente pero ahora empírico, que cuando sales de redes sociales el tiempo vuelve a ser el de antes, y no me refiero sólo a lo vintage, sino a la duración. Dejar de procastrinar tiene un reflejo inmediato en que haces tus tareas en una o dos horas cuando normalmente te llevaban toda la mañana. Sí, esto lo había vivido en mi etapa de ermitaño en la montaña cuando no tenía internet nada más que una hora al día en el bar del pueblo, pero es definitivo.
Trabajar totalmente concentrado no sólo hace que sea mejor el resultado, sino que al dedicarle menos tiempo a estar mirando una pantalla, te sobra para otras cosas como tumbarte a leer, vaciar armarios, montar en bici por Madrid o cualquier otra cosa viejuna. En la práctica, trabajas menos. O consigues más por el mismo tiempo. Por ejemplo, dejar de perder, digo bien, el tiempo en redes me ha permitido escribir por las noches un centenar largo de páginas de mi novela que tenía bastante abandonada teóricamente por falta de tiempo. [Por cierto, tras 21 días haciéndolo, se ha convertido en un maravilloso hábito otra vez]


Menos ansiedad y cabreo.

Lo más feo del mundo mundial son los comentarios de los lectores en cualquier noticia de cualquier periódico. Un zoo de trolls escupiendo baba radiactiva es menos tóxico. Después de eso, seguramente lo que más altera la sangre es Twitter y Facebook comentando las noticias desoladoras de cada día. Porque si ya se encargan los periodistas de contarnos cada tragedia o trifulca entre políticos sea de donde sea, escatimando las noticias positivas, que las hay, lo que hacemos (me incluyo el primero, por mí y por todos mis compañeros) hablando encendidamente de cada noticia casi antes de que se produzca sólo nos lleva (he llegado a esa conclusión por enésima vez) a un estado de intranquilidad y cabreo colectivo permanente en el que pase lo que pase hay que quejarse. Y no me parece mal la reflexión, pero esto es otra cosa. Antes de desconectar ya probé algo, que era esperar uno o dos días a comentar cualquier noticia o suceso, porque tras 48 horas lo que sabíamos o nos habían contado, ya no era así. Con la práctica, resultó que no merecía la pena discutir sobre cosas de las que no sabíamos ni toda la verdad ni una parte de ella, o que sólo dos días después había reducido su dimensión hasta la insignificancia. Cosas como si un político va en bicicleta generaban debate agresivo hasta el punto de analizar si llevaba casco o la marca de su montura. De locos. Me di cuenta que había caído en ese torbellino y me sentía como obligado a opinar sobre cada noticia, como si a alguien le importara un comino. Pero de eso, hablaré más abajo.


Estos sí son tus amigos.

¿Qué pasaba cuando te ibas de vacaciones y no había móviles de internet? Escribías cartas, enviabas postales, ibas a un locutorio de Telefónica para llamar a casa o a los amigos. Es decir, eras social y te comunicabas con ellos para contarles cosas. Pero de forma personalizada, de corazón y con ganas. Aquí vuelvo a decir que cada uno haga de sus perfiles lo que le parezca. Pero yo mi facebook personal lo mantengo muy próximo al número de Dumbar y salvo muy raras excepciones las publicaciones están ocultas al público general y si estás en mi muro es porque te he visto la cara, nos hemos tomado una cerveza juntos y somos algo así como amigos en la realidad. Los contactos comerciales, profesionales o protocolarios son para LinkedIn, Twitter o las fan pages de mis proyectos. Sé que es políticamente incorrecto hacer distinciones, pero es así. ¿Qué pasaría si desapareciera sin avisar para no caer en protagonismos ni especulaciones? Pues nada. Seguramente porque unos estaban de vacaciones y otros suponían que lo estaba yo, permanecer en silencio durante semanas, aunque normalmente publicara unas diez veces por día, no ha hecho que se abra un Change.org pidiendo mi vuelta, ni nadie llamó al 112 por si me había pasado algo. Pero quien ha querido algo de mí, me ha encontrado por teléfono. Otros por mail, y otros lo han intentado por alguno de los chatas que, lo confieso, he tenido que consultar tres o cuatro veces en estos dos meses por obligación. Y también, hay quien sabiendo que era un retiro voluntario, lo ha respetado escrupulosamente y no ha insistido. Puede que en su mente estuviera un "pues que te den", pero para mí ha resultado emocionante y conmovedor que alguien te permita encerrarte en ti mismo y alejarte del ruido sin imponerte sus ganas de verte o hablarte. Y esto, daría para un libro entero. A unos, unas otros y otras, gracias. A veces el silencio habla del amor y el amor en silencio.


No cambió nada.

Hay un síndrome reciente asociado a las redes sociales que se llamado FOMO (Fear of Missing Out) Miedo a perderse algo, que alimenta la adicción a consultar compasivamente nuestros perfiles. En los primeros días, tenía ganas de saber qué andabais haciendo sin mí, y si estaban comentando, etiquetándome o compartiendo algo mío. Es verdad que me costaba mantenerme desconectado al principio, pero enseguida el fenómeno fue contrario. Me daba una pereza enorme conectarme ni un minuto para ver lo de siempre. Por suerte, una app que funciona muy bien es el administrador de páginas de Facebook para Android, y pude gestionar los perfiles de los clientes desde ahí sin tener que loguearme en la cuenta personal. Y las tres veces contadas que entré, me pareció que el mundo seguía igual sin mí. Lógica y afortunadamente. Programé unos cuantos post antiguos del blog para que se publicaran solos cada semana en la página y se suponía que debían haberse clonado en Twiiter, pero algo falló y no fue así. Por lo que el Twitter el silencio ha sido mayor, y sin embargo la fluctuación de followers ha sido como siempre, como dice José Mota, Las gallinas que entran por las que salen. Este fenómeno siempre me ha llamado la atención, cómo unos llegan y otros se van de forma constante publiques nuevo o no. Para ser sinceros, el balance final ha sido perder unos diez followers netos, que sospecho han sido despechados por no marcar como favoritos, retuitear o responder tuits en los que me citaban. Pues gracias y que les vaya bonito. No he nacido para conversar en twitter como un cajero automático, lo siento.
En otro orden de cosas, repasando las publicaciones que me perdí en estas semanas, veo que por desgracia nada ha cambiado por mucho que las redes hayan ardido. Mujeres asesinadas, inmigrantes que mueren en bodegas de barcos, atentados y otras barbaridades que nos mueven mucho a la indignación en redes mientras  con la otra mano tomamos un mojito. Bla, bla, bla.


He visto cosas que no creeríais.

Dentro y fuera de las redes, estos días off line ha visto cosas sorprendentes. En lo analógico se puede decir simplemente que he vivido como antes. Una vida sencilla y relajada que había olvidado y a la que ahora me he acostumbrado y me va a costar renunciar. Pero en lo digital, decidí usar sólo LinkedIn como medio de contacto con la realidad, pensando que si tenía que recibir alguna noticia importante para mi trabajo, sería el medio. No sé vosotros qué opináis, pero yo he llegado a la conclusión de que es uno de los lugares más aburridos del mundo, y en el que pasan cosas raras. Sin contar con que básicamente es spam justificado de marca personal y posicionamiento como profesionales de un tema, tengo que investigar por qué algunos post de algunos gurús aparecen constantemente en el time line hasta el agotamiento, así como publicaciones de personas a las que no sabía que seguía (porque también aquí sólo conecto con profesionales a los que conozco). No sé si son promocionados de pago, pero cansan. También he de averiguar porqué lo que más dice la gente allí es "Congrats" cuando el sistema te recuerda por ejemplo que estas celebrando cinco años como autónomo o que te despidieron de una empresa. Congrats, para lo que no lo saben, es la forma vaga de decir Congratulations. Que a su vez es la forma pedante de decir felicidades o enhorabuena. Ah, y por supuesto, se confirma la regla de tres de que si alguien te pide conectar y no le conoces de nada, invariablemente te pedirá trabajo o te querrá vender algo en las siguientes horas. Pero lo mejor de seguir en contacto con lo que se cocía en el sector, ha sido ver el daño que hacen tantos días de calor sofocante. He visto al Coach de referencia en España, autor de un libro de coaching y conferencista habitual sobre el tema, publicar que el Coach es una forma de placebo. Olé. Y a alguien que se hizo famoso y ha publicado un libro sobre el tema gracias a un boicot en redes sociales, criticar que en Twitter se producen linchamientos. Olé y olé. El resto de chistes, para el Club de la Comedia. Me apetece enviarles Gurú lo serás tú, que sé que lo tienen pero no han debido leerlo aún.


Adiós ego, hola yo.

Como conclusión final, abandonar las redes sociales durante un tiempo me ha aportado más de lo que me ha quitado. Porque lo que me ha quitado sobre todo es EGO. Nunca he negado tenerlo pero lo peor es que me había acostumbrado a cultivarlo, en aras de eso que llaman Personal Branding y que parece que obliga a los profesionales independientes y autores a mantenerse en el candelero constantemente, exponiéndose permanentemente, en autopromoción continua. Empiezas hablando de tu trabajo, de lo que has hecho y de lo que vas a hacer, sigues hablando de temas colaterales para como dicen los expertos que se te relacione con un tema concreto, y acabas siendo más molesto que el anuncio de MediaMarkt, ese que cada vez que sale bajas el volumen de la tele o cambias de canal. En mi caso, reconozco que siento una necesidad vital de contar historias, que es a lo que me dedico por uno y otro medio, y que mi lado social géminis me lleva a mantener el contacto y las relaciones con la gente de forma natural. Pero también confieso que estoy muy harto de mí mismo, y de algunos (no, tú no) ni te cuento. He probado a vivir de Robinson Crussoe urbano, y se puede. Quizá he echado de menos a Viernes de vez en cuando, pero he sobrevivido y seguro que los demás también. Pero encerrar el EGO trae como sorprendente resultado dejar salir al YO. Al verdadero YO. No al YO que vendes a los demás, ni el que ven los otros desde fuera por tus actos o publicaciones. El YO que habla para sí mismo, que se da explicaciones a sí mismo, y que en lugar de opinar para la galería se hace preguntas. Al que le da igual lo que opinen los demás en facebook o twitter de una polémica o noticia de turno pero se pregunta en silencio qué es lo que a él le parece, sin seguidismos, prejuicios ni censuras previas. Salirse del ruido, y dejar de hacerlo, permite escucharse. Preguntarse eso tan ancestral como quién eres y a dónde vas y volver a recuperar la independencia de criterio que tan poco abunda en esta vida colaborativa, grupal y gregaria que mal vivimos en redes sociales.




Pero eso sí, que nadie piense que esto es un manifiesto contra nada, porque no pienso renunciar a saltar en los charcos de Facebook, Twitter o la que se tercie cuando me de la gana. Por mucho que crea que lo de Facebook acabará pasando tarde o temprano y algunos estudios lo digan también, como éste. 


15 julio 2015

San Miguel se hace con la nueva categoría de no cerveza


En mayo de 2013, escribí para la Revista Control esta columna  en la que vaticinaba la creación de una nueva categoría como escisión de la variedad de cerveza con limón conocida como Shandy. Un tipo de bebida que si era envasada, por su bajo contenido en alcohol, realmente era legalmente un refresco y si se utiliza cerveza "sin", más.

Entendía el lanzamiento de esta variedad en el grupo Mahou San Miguel bajo la marca Mixta como algo estratégico a largo plazo, ya que abrían la lata, nunca mejor dicho, de un producto propio que como rezan una de las 22 Leyes inmutables del Marketing les permitiera liderar una categoría de la que no eran líderes. Y así lo entendió Cruzcampo que reaccionó lanzando su conocida Shandy variedad naranja. Pero se quedó ahí. Y ahora Mahou les roba la cartera definitivamente.



Con la asombrosa gama de sabores #Naramango #Piñacuyá #Melocotuva dejan atrás el concepto cervecero para convertirse en refrescos frutales, aunque me equivoqué (de momento) al hacerlo esta vez desde la marca San Miguel 0,0 en lugar de Mixta. Tal vez porque ya en 2005 San Miguel contaba con la variedad de manzana.

En cualquier caso, ambas marcas pertenecen al mismo grupo, y ellos sabrán cómo se reparten estratégicamente y no es el objeto de este post, sino dejar constancia del nacimiento de una nueva categoría en el peleado mundo del gran consumo de alimentación.



29 junio 2015

Diez cosas que tienen en común la publicidad y los templarios



Pues sí, me refiero a los famosos caballeros de la Orden del Temple que tantas novelas inspiran rodeados de leyendas y los parecidos que tienen con los publicitarios. Un total de diez características que resultan muy similares y que si trabajas en una agencia, tal vez te resulten conocidas. Compueba si en tu otra vida, fuiste Templario.

1. Su trabajo es su forma de vida y su forma de vida su trabajo.
Cuando un caballero ingresaba en la Orden del Temple, abandonaba su vida personal anterior y dedicaba todo su tiempo a la misma, a su trabajo y a sus compañeros. Cuando entras en una agencia, lo normal es que las fiestas y momentos de ocio sean rodeados de colegas de profesión, eventos del sector y asistencia a exposiciones, festivales, etc. Además, serás el rarito de la casa que espera a que pase el trozo de película para ver los anuncios o hace fotos de marquesinas y etiquetas para subirlas a instagram. La frontera entre tu vida personal y la profesional, desaparece.

2. Siempre iban en vanguardia y nunca retrocedían.
La fama de los soldados templarios en las Cruzadas se debe a su código de honor que les obligaba a ir siempre delante en cualquier batalla y ser los últimos en retirarse, teniendo prohibido rendirse. Si vas a trabajar en publicidad, no sólo deberás estar dispuesto a ir por delante de los demás, buscando lo último, la tendencia y la novedad, sino que jamás darás por perdida una campaña, un cliente o un objetivo de marketing.


3. Trabajaban en duplas.
El sigilum templi, o el sello que usaban como logotipo los Caballeros Templarios representa a dos jinetes sobre un mismo caballo. De hecho, al entrar en la Orden se les asignaba un compañero y debían luchar codo con codo como si fueran uno. Lo de usar un mismo caballo era más simbólico que real, pero recuerda mucho a las duplas, o equipos de dos publicitarios que trabajan en la misma campaña dentro de una agencia. Y si no es una dupla de redactor más diseñador (copy + arte) será creata y ejecuta. Pero siempre, siempre, trabajarás en equipo.


4. Crearon una marca que sobrevive, incluso como genérico aunque otras órdenes sigan existiendo y haya falsificaciones.
Hace siglos que la Orden del Temple fue disuelta, y su marca y símbolos siguen ahí, de moda. Hasta el punto de que en cuanto alguien ve un caballero cruzado con una cruz de cualquier tipo, ya piensa que es un Templario, aunque sea de otras órdenes parecidas pero distintas como la de Malta, Santiago, Montesa, Calatrava, Teutónica… Marcas que siguen existiendo pero venden menos. Pocas marcas son tan fascinantes para todos los públicos, tan conocidas y tan duraderas.


5. Mucha fama pero sobre todo trabajo sucio.
Los Templarios son recordados con una aureola de valor y poder muy por encima de su labor real. Es cierto que participaron en muchas batallas famosas, desde la toma de Jerusalén a las Navas de Tolosa, pero también es cierto que la mayoría de frailes templarios no eran soldados, y que su labor principal estaba en granjas, molinos, huertas y otras encomiendas de Europa, lejos de las Cruzadas, generando recursos económicos para sostener al ejército. Algo así como ocurre en las agencias, que la fama la llevan los Directores Creativos estelares, pero no serían nada sin el resto del equipo de los demás departamentos.


6. Innovaron y crearon el mercado global.
El mundo del Marketing, por definición, es el desarrollo de mercados y su expansión. La Orden del Temple es considerada casi como la primera multinacional. Un servicio de seguridad privado, que estaba dentro de la Iglesia pero no dependía de los Obispos ni de los Reyes de cada país, y que funcionaba corporativamente sin fronteras. Además, al dar protección a los caminos hasta Tierra Santa, inventaron las "letras de cambio o cheques". Los peregrinos dejaban su dinero en una encomienda templaría de su país a cambio de un recibo que les permitía ir sacando dinero de las "sucursales" del temple en otros lugares. Así evitaban ser robados. Este es uno de los orígenes de la leyenda del tesoro que supuestamente acumulaban, y fuente de problemas al usar ese dinero en depósito como los bancos de hoy, prestándoselo al rey de Francia hasta que no pudo devolverlo y… ¿os suena?


7. Son inocentes, pero calumnia que algo queda.
Pocos años después de ser disuelta la Orden por sus graves acusaciones, fueron exculpados y perdonados. Aunque, por muchas razones, no les permitieron volver a reunirse. Hoy, todos recuerdan su mala fama pero casi nadie que fueron absueltos. Pues con la publicidad, como te caiga un sanbenito, que Dios te perdone, porque el cliente no lo hará tan fácilmente. La publicidad subliminal, por ejemplo, no existe. Pero nadie recuerda la confesión de quien lanzó el estudio falso en su momento, aunque todos hayan oído hablar del experimento de las palomitas y el refresco en el cine.

8. Mala fama, mala vida.
Pues sí. Los publicitarios tienen mala fama, y lo sabes. Desde acusarnos de manipuladores de mente, a vagos pintamonas, subidos de ego o directamente estafadores por vender humo. Ser publicitario, aunque mole, tiene tan mala fama como la tenían los templarios, acusados de sodomía, herejía y mil pecados más. Aún así, muchos quieren alistarse ¿no?

9. No son tantos como parecen.
Uno de los enigmas históricos lanzados por los novelistas y autores que quieren vender más libros explotando los mitos de los Templarios, es cómo pudieron decenas de miles de caballeros desaparecer y rendirse sin presentar batalla a las falsas acusaciones del Rey y el Papa. La verdad, es que aunque eran tantos, estaban muy repartidos y no todos eran caballeros o soldados. En la mayoría de encomiendas, bailías y molinos, había sólo un puñado de monjes, sin armas, haciendo tareas logísticas. La verdad era que al ser unos caballeros muy bien pertrechados y formados para el combate, unos pocos de ellos eran eficaces y temidos al frente de un ejército de gleba. Pues con los publicitarios pasa un poco lo mismo. No hay tantos, pero hacen mucho ruido y se hacen notar mucho. Al final siempre son los mismos. Y no miro a nadie.

10. También había monjas.
Pues sí, también había una orden femenina de monjas templarias, y de hecho en la Regla de la Orden especifica que no debían compartir convento ni estancia hombres y mujeres. En las agencias no ocurre eso, y aunque negaré haberlo escrito, no es raro que compartan estancia hombres y mujeres. Sin embargo, la visibilidad de mujeres en el sector, especialmente como creativas es escasa. parece que las chicas en las agencias sólo están en los departamentos de medios, escondidas, o como ejecutivas de cuentas. Pero haberlas, haylas, y muy buenas.

Una más: Non nobis, sed tuam.
Algo que no siempre es así, pero que debería ser la referencia que tomaran los publicitarios de los míticos caballeros de la Orden del Temple es su slogan: "Non nobis, domine, non nobis, sed nomine tuo da gloriam". Que significa: No en mi nombre, Señor, sino en nombre de tu gloria.
Y es que el trabajo de una agencia o de un publicitario debería buscar la gloria de la marca para la que trabaja, no la suya propia. Sólo si cada trabajo se hace pensando en el beneficio, no necesariamente económico, del cliente, será totalmente honesto. Hacer experimentos con el dinero y el prestigio de los clientes, en nombre de nuestro ego y a la mayor gloria en un festival o viral, debería ser pecado.



Imagen: WikiPedia Commons By ochoytres (Own work) [CC BY-SA 3.0 es (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/es/deed.en)]

10 junio 2015

IDEATHON DDB Latina cree que la creatividad puede cambiar el mundo


La red de agencias DDB Latina, que integra las oficinas de habla hispana de USA, España y Latinoamérica ponen hoy en práctica una iniciativa que demuestra que quienes creen en el poder de la publicidad y la creatividad para cambiar el mundo, pueden ser #ChangeMarketers.

Todas las oficinas de DDB Latina dejarán a un lado su jornada de trabajo habitual el jueves 11 de junio para generar propuestas innovadoras que después serán presentadas a un prestigioso jurado, formado por mujeres influyentes, con sede en Miami. Los equipos estarán integrados por representantes de todas las áreas de la agencia, lo que pretende no limitar las ideas a los equipos creativos sino vincular otros puntos de vista de áreas como contabilidad, producción, cuentas, planificación, etc.
“Nuestros equipos aplicarán el pensamiento integrado y la mayoría de las ideas tendrán un fuerte componente tecnológico que demostrará cómo la conectividad entre las personas cambia la realidad humana”, compartió Juan Isaza, vicepresidente de Planificación Regional de DDB Latina.

El briefing entregado a todos los empleados de las agencias DDB Latina, pide soluciones e ideas para lograr eliminar las desigualdades de la mujer en el entorno laboral. Tendrán sólo un día, pero una jornada laboral completa, de todo el equipo de una agencia, da para mucho, y es muy valiosa como contribución.

Lo dijo Paco Conde en el Día C 2015: "Aportar valor a la sociedad no es una tendencia, es una obligación" y lo dijo Ricardo Pérez en el mismo foro unos años antes: "Es hora de que los creativos tomemos el control de las ideas". Y así lo creemos los autores de Change Marketers, encantados de ver cómo cada vez somos más los que creemos en cambiar el mundo haciendo cosas bonitas.

09 junio 2015

Olvida a los Milennials, el futuro tiene canas


A pesar de estar de moda lo clásico y lo vintage, en ocasiones parece que sólo damos valor a lo último, a lo nuevo, a lo más moderno. Arrastrados por un mundo digital que avanza a más velocidad de lo que somos capaces como sociedad y como individuos, ponemos todo nuestro foco de atención en lo rabiosamente nuevo, y volcamos nuestros esfuerzos de marketing en las nuevas generaciones sean o no realmente revolucionarias. 
Si usted trabaja en el mundo de los emprendedores o del marketing, estará inmerso en la caza y captura de los Milennials y buscará cómo incentivar a los jóvenes para que se hagan emprendedores. Pero ¿qué pasa con los mayores?
Puede que la edad sea un estado mental —como utiliza la campaña de Opticalia— una actitud en palabras de coach, pero por todas partes verá el culto al cuerpo como expresión de la eterna juventud, y reclamaciones sociales para que nuestra última generación mejor preparada de la historia —afortunadamente, no hemos dejado de mejorar una tras otra— no se eche a perder. Pero ¿qué pasa con los mayores?

Que viene el lobo… gris

Desde hace décadas, llevo escuchando a profesionales del marketing hablar de que el mercado del futuro lo representan los mayores de cincuenta años, incluso los jubilados, por la sencilla razón de que serán la mayoría y se supone que tendrán un nivel de ingresos básicos mejores que en otros tiempos. Y si eso era cuando se hacían previsiones a medio y largo plazo, los tiempos corren y ya estamos en ese estadio en el que la población envejece de media y con ello, los consumidores. Centrarse en las nuevas generaciones está bien, pero esas también llegarán a ser mayores. Y cada vez más.



En Campofrío, los empiezan a tratar como lo que son, con esta campaña que me gusta bastante por el tono y el mensaje.



Unos datos a tener en cuenta

Si el paro juvenil en España es una drama desproporcionado, no lo es menos el de los mayores de 45 años. Con una gran diferencia, y es que según los datos censales, no sólo les cuesta más encontrar un nuevo trabajo, sino que cada vez serán un grupo más numeroso de la población "activa".


Fuente: INE.

Subvencionar y promover el empleo de los más jóvenes está bien, pero nunca en detrimento de las anteriores generaciones. La política de prejubilciones y retiros anticipados, además de ser muy costosa para el sistema de pensiones público, ha sustituido personal con experiencia y necesidad de trabajar por jóvenes, igual o mejor preparados, pero sin trayectoria. Y como suele ocurrir, las empresas están mejor preparadas si cuentan con ambos factores y lo que se prima es el talento.

Por otra parte, y esto ya es una opinión personal que no gustará a todos, ante la disyuntiva de elegir entre permitir el acceso al trabajo de los que llegan o mantener el que existe, tenemos que contar con una realidad incómoda: un joven al inicio de su carrera está más preparado en todos los aspectos para intentarlo en otro país, o aventurarse en opciones más arriesgadas a futuro, que alguien con familia, compromisos hipotecarios, etc. Soy de los que no considera la inmigración un drama per se, pero si tengo que elegir, prefiero irme con 25 años que con 45. Además, confío en que el de 25 vuelva antes de los 45 con más y mejor experiencia. Si es bueno irse de Erasmus, lo es irse a trabajar.
Y eso, sin contar con el talento. Hablamos de fuga de cerebros cuando jóvenes investigadores recién licenciados se marchan fuera, pero no nos preocupa despedir, o jubilar a ingenieros, médicos, abogados o cualquier otro profesional con el valor de veinte años de experiencia.
Hace unos años, escribí un artículo para el programa de emprendedores de Vodafone —hoy no está publicado ya, pero lo rescataré para este blog— en el que defendía la necesidad de emprender con ganas y con canas. Mezclando los perfiles de los más jóvenes con ganas de comerse el mundo, pero apoyados por socios de más de cuarenta años expertos en mercados o gestión de empresas. Me sorprende que todo el mundo proponga a un recién licenciado que monte una Start Up cuando sin experiencia real, la mayoría quedará en la cuneta.

El futuro es inexorable

Hablando de las prejubilaciones, se enmarcan en una realidad socioeconómica en la que una situación boyante nos permitía retirarnos a disfrutar de la sociedad del ocio, a una edad que antes era vejez y ahora una segunda juventud, porque la calidad y la esperanza de vida había aumentado significativamente. El problema es que esa esperanza de vida tiene un reverso tenebroso si la pirámide de población no se equilibra con la llegada de más jóvenes que produzcan y coticen para ellos. Así que los milennials de hoy serán muy importantes en sus hábitos de consumo, pero van a trabajar para los séniors, sí, o sí. Durante la burbuja, la población inmigrante iba cubriendo esas necesidades de cotización, pero al llegar la crisis y volver a sus países muchos de ellos, vuelve la cruda realidad.

El factor positivo

El reto ante esta realidad que nos acecha, está en manos de las administraciones preparando las coberturas sociales necesarias para el envejecimiento de la mayor parte de la población, pero sobre todo, está en las empresas. De ellas depende la integración de ese valor incalculable que representan los trabajadores de cierta edad, y la capacidad de retenerles para que sigan cotizando, y aportando valor a la sociedad de forma activa, adaptadas a sus realidades naturales.
Algunas propuestas de los expertos hablan de conservar ese talento con nuevas condiciones laborales como más días de vacaciones al año, programas específicos de formación para actualizar sus conocimientos técnicos, etc.
Lo que no es posible, al menos mientras no llegue un modelo productivo totalmente en manos de robots en el que los humanos no tengan que trabajar —utopía pura— es que se mantenga unas estadísticas como las actuales: sólo el 46% de los trabajadores de 55 a 65 años tienen empleo en Europa, frente al 62% de EEUU.

Algunas empresas ya están trabajando en ello. Desde luego, con la dificultad a corto plazo de la alta tasa de paro, pero con la vista puesta en el futuro. A largo plazo, algo a lo que no estamos acostumbrados. Una de las empresas que investiga fórmulas propias de integración generacional es Reale Seguros, para quién he tenido el gusto de realizar este vídeo que refleja la problemática. Todo un ejemplo de Change Marketers.




02 junio 2015

Ni tanto ni tan Curvy


Ahora que hemos conseguido que el debate sobre los cánones de belleza impuestos por la publicidad y los medios, muchas veces inalcanzables e irreales, sea constante y nos planteemos otra imagen de la mujer, corremos el riesgo de pasarnos y salirnos en la curva, valga la broma, y perder terreno en algo que sí es aceptado de forma general como es la lucha contra la obesidad.

Una cosa es que las marcas reaccionen y hablen de belleza real, y de cuerpos perfectos aunque no encajen en el molde de una Barbie, y otra que casos como el de Tess Holliday, que con 29 años, 127 kilos y poco más de metro y medio es muy respetable por su historia de superación, pero no es tampoco un modelo a seguir.


La cuestión con esta "modelo de tallas grandes" o las demás, es que una cosa es dar visibilidad a una realidad, y no excluirla de las pasarelas, las revistas o los medios —entre otras cosas, porque como marcas hay un público con esas medidas que también compra— y otra elevarla a la categoría de ideal. Se trata de incluir y no excluir. De que en una revista, catálogo o pasarela aparezcan mujeres de todas las tallas reales, no que sólo aparezcan unas, u otras.


Y por otro lado, como muy bien reflexionaban en S Moda —El País, 24/5/15— Nos estamos centrando ahora en las mujeres con más curvas y con eso cargamos la culpabilidad indirectamente sobre las que luchan por ganar unos cuantos kilos para no ser tildadas de anoréxicas o enfermas:
"La moda por fin adopta nuevos modelos de belleza, pero a veces no se etiqueta como reales a las mujeres de complexión delgada ¿Acaso no somos todas personas reales?"
Este "postureo curvy" le da alas a quienes insisten en mantener los roles y estereotipos, como la marca —catalogada como "Expert Brand Troll" en Adfreak (1/6/15) cuando para defender la campaña denunciada y retirada en UK con el slogan "Are you Beach Body Ready?" con la que inunda New York estos días contesta en su  Twitter feed denunciando a Inglaterra como "a nation of sympathizers for fatties" (Una nación simpatizante con los gordos).

A ver si en el afán de ser Change Marketers, las marcas que promueven unas medidas normales, acaban consiguiendo tirar por los suelos los esfuerzos por evitar la obesidad y los malos hábitos alimenticios. No es tan fácil como parece.
¿Y los hombres? Pues me temo, que una vez más, el machismo hace que las cosas se vean de otra manera cuando hablamos de los ideales de belleza y estado de forma.
Paralelamente a la "actitud curvy" en los medios, estamos asistiendo al elogio y dignificación de lo que en inglés llaman "Dad Bod" (Cuerpo de papá) y aquí se traduce por "fofisano" o "Gordiflaco".  Es decir, un estado de forma saludable, pero que no machaca su cuerpo en el gimnasio para lucir abdominales con forma de tableta de chocolate, ni tensos pectorales o redondos bíceps. Según Expansión.com (11/5/15) el término saltó a los medios cuando una estudiante de la Universidad de Clemson reconoció "el atractivo que entre las mujeres suscita el hombre joven suficientemente sano pero de cuerpo ligeramente fofo, que no gordo, y que no están obsesionados con su cuerpo, lo que los hace más humanos, naturales y atractivos." La diferencia, desde el principio, es que en el hombre se asume que la salud no tiene que ver con la talla de cinturón, y que los efectos de la edad, e incluso de la paternidad, pueden hacerte atractivo. Mientras tanto, miles de anuncios le dirán a la mamá que necesita un reafirmante tras la lactancia o un corrector de estrías tras el embarazo. Esa arruga, dicen, no es bella.


¿Veremos un anuncio de Calvin Klein Underwear con un modelo masculino de "tallas grandes" o con barriga?

Puede que no exista una talla ideal. Desde luego, no existe una talla única. Y la belleza, especialmente si consideramos el interior de las personas, no debería depender de una cinta métrica. Pero dicho esto, lo que sí existe es un criterio médico para definir lo que son unas proporciones sanas o no. Y eso es lo que debemos comunicar. Además del respeto.



Nota.
Para la Organización Mundial de la Salud, el caso de Tess Holliday, no es precisamente saludable:


"La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una forma simple de medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. "

29 mayo 2015

Los diez mejores spots sociales de El Sol 2015


Antes de que se decida el palmarés de El Sol 2015, he repasado la lista larga entera de todas las campañas dentro de la categoría "Servicios Públicos sin ánimo de lucro" para hacer mi propia selección de los mejores spots presentados a concurso y que si no obtienen premio oficial posiblemente pasen desapercibidas.

Las campañas para ONG o instituciones suelen ser especialmente creativas y están generalmente marcadas por el componente emocional que busca comprometer al espectador. Tradicionalmente son usadas por las agencias como alarde creativo, muchas lo hacen en calidad de voluntariado, donación o pro-bono, ya sea por convencimiento o por las posibilidades de trabajar sin límites para una marca agradecida que se beneficiará seguramente del ruido generado gracias a esa libertad creativa. Por algo, la categoría a concurso incluye también los trabajos denominados "autopromoción". Cuando las campañas se hacen solo para participar en festivales pero no han tenido difusión real, algo que con internet es ya en muy pocas ocasiones porque basta subirlo al canal de YouTube, se conocen como "truchos".


De una treintena de piezas presentadas a concurso en El Sol 2015, estas son mis preferidas:

1. Los roles cambian. Una pieza sencilla, emotiva y clara. Un ejemplo de anuncio película que cuenta una historia. Realización clásica y bonita. Ni más, ni menos.



Título:
Caregiver Campaign: Cuchara
Anunciante:
AARP & Ad Council
Inscrito por:
Alma DDB

2. Maquillaje. Hay cosas difíciles de contar, y este es un buen ejemplo de trabajo difícil bien resuelto. 


Título:
Maquillaje
Anunciante:
Asociación DMD (Derecho a Morir Dignamente)
Inscrito por:
TBWA España


3. Dona lo que no uses. Otro spot sencillo pero eficaz, perteneciente a una serie de piezas similares igual de claras. Lo elijo como un tributo a los redactores de anuncios, llamados Copys, por ser el texto lo que da fuerza al spot.


Título:
Libro
Anunciante:
PickUpMyDonation.com
Inscrito por:
Wing/Grey

4. Israel y la gastronomía peruana. Otro alarde de copy, tal vez no muy vistoso, pero diferente. Mejor lo ves.


Título:
Israel
Anunciante:
Obras Misioneras Pontificias
Inscrito por:
McCann Lima


5. La música no tiene enemigos. Un bonito ejemplo de storytelling y realización.


Título:
Jack
Anunciante:
Music Has No Enemies
Inscrito por:
LatinWorks

6. Adopta un trending topic.  Lo tiene todo. Humor, copy, realización y mensaje para milennials. Directo al TT.


Título:
Adoptable Trends
Anunciante:
Dieste
Inscrito por:
Dieste

7.  Difícil de ver. Su título lo dice todo. Una maravilla de concepto, totalmente asociado al mensaje. Cuesta verlo, incluso aunque no se vea.


Título:
Esta realidad es difícil de ver - Abuelo.
Anunciante:
Desarrollo Integral de la Familia  (DIF) ZAPOPAN
Inscrito por:
PUBLICIS México

8. Unicef y el ébola. Una pieza sencilla con doble valor, el del tono del mensaje, firme pero optimista y la técnica narrativa muy propia de lo que era la seña de identidad en la publicidad española de los años 80 y 90, nuestra edad de Oro.


Título:
SUSTO AL ÉBOLA - AMINATA
Anunciante:
UNICEF
Inscrito por:
ymedia

9. La penúltima, fuera de concurso. Aunque esté presentada en la categoría, no debería haber sido admitida porque no se trata de un spot (la categoría 11 pertence a CINE/TV) y aunque se trata de una pieza para cine, es más una campaña experiencial o de marketing directo. Pero, y aunque tampoco es especialmente original porque recuerda a otras acciones, la potencia del mensaje merece salir en este ranking.


Título:
#TheWaterProject
Anunciante:
The Water Project Foundation
Inscrito por:
Walton Isaacson

10. Y mi gran prix, no puede ser de otra forma, a VolksWagen por su continuado esfuerzo por crear anuncios #ChangeMarketers. De todas las campañas a concurso en esta categoría, es la única que pertenece a una marca comercial, no una ONG ni una Institución.


Título:
Special Feature
Anunciante:
Volkswagen Argentina
Inscrito por:
DDB Argentina



26 mayo 2015

Aún no nos representan, pero casi.



Me refiero a las redes sociales. Y en este caso concreto a Twitter. Los votos, sí que nos representan, también cuando medimos la abstención. Aunque tras una elecciones todos se declaran ganadores por algo, los datos son lo que son.

En 2011, tras las elecciones, escribí un post en CookingIdeas.es analizando la correlación entre los seguidores de los principales partidos en Facebook y Twitter y el resultado en votos obtenidos. Teniendo en cuenta también el ruido generado, las impresiones, retuits, etc.



La conclusión entonces fue que una cosa era estar en boca de todos, o teclas, y otra que ser el más seguido fuera señal de ser el elegido. Claramente no era así, y entre las razones había varias muy evidentes:


  1. Los perfiles de redes sociales no eran una muestra válida del electorado. El sesgo, de todo tipo, era enorme.
  2. Hay ideologías más activas que otras. Rajoy hablaba de "mayoría silenciosa" en contraposición a las "mareas"
  3. Seguir a alguien no significa nada más que escucharle. Y puedes seguir a todos o a ninguno, aunque sólo votar a uno.


Con estas premisas, esperaba impaciente a las siguientes elecciones. Y como son locales, los datos son infinitos y difíciles de analizar y extrapolar. Así que en esta ocasión me he limitado a datos cuantitativos referidos a número de seguidores en Twitter y su reflejo en las urnas.

Los datos, siguen sin ser paralelos. Aunque cuatro años después, se aproximan más a la realidad.


Nota: No existe un censo geográfico fiable de Twitter. He utilizado los seguidores de los partidos a nivel nacional y a sus perfiles de la comunidad de Madrid. El único dato cierto, pues, es dónde está el perfil del partido, pero el seguidor puede estar en cualquier lugar del mundo.

Eso sí, hace falta una reflexión profunda más allá de la clasificación ordinal, y comparar los porcentajes reales entre formaciones. Por ejemplo, decir que el PSOE es la tercera fuerza política en el Ayuntamiento, es tan cierto como fijarse en que tiene la mitad de votos que los dos primeros, estando éstos casi empatados (PP y Ahora Madrid-Podemos).

Fuente: El Mundo


Empate que en la Comunidad de Madrid no tiene nada que ver, pues PP obtiene el doble que Podemos, que baja a la tercera posición.

Fuente: El Mundo


La conclusión, comparando los datos de forma escalonada y por separado, es que en el Ayuntamiento se han producido los resultados más paralelos entre followers y votos,  con tan sólo un pequeño desfase entre 3º y 4º (Ciudadanos tiene más followers pero menos votos) mientras que en las autonómicas las diferencias son aún más marcadas.



Para finalizar, recordar que cualquier estadística puede decir una cosa y la contraria, que es el arte de justificar lo que queramos, y que en términos sociológicos las cuestiones cualitativas influyen mucho en cualquier decisión. La comparación entre autonómicas, locales y generales depende mucho de la persona candidata.


Nota: Para que la gráfica inicial fuera más visible y clara, los followers son los del perfil del partido en Madrid y se han multiplicado por 10.

22 mayo 2015

Para que te enteres de lo que es el feminismo, hombre



¿Sabes por qué siendo hombre deberías ser feminista? Porque no se trata de un ataque sino de una defensa, y porque en realidad, hombres y mujeres deberían estar de acuerdo en el concepto mismo por el que se lucha. Porque la lucha va de considerar a hombres y mujeres como lo mismo, es decir, como personas. Nada más y nada menos.
Personas que no quieren ser convertidas en inferiores, ni en objetos. Si eres hombre ¿Te gustaría ser tratado así?
El problema de algunos debates es que pierden su esencia cuando se radicaliza o cuando se adultera. En el caso del feminismo, se percibe muchas veces como un intento de conseguir la supremacía por parte de las mujeres —eso no es feminismo, es hembrismo— cuando lo que se persigue es la igualdad. Igualdad de derechos y de trato. Nada más.

Hace unos días la artista Yolanda Domínguez (por cierto, una de las autoras de Change Marketers) realizó una acción contrapublicitaria en reacción a la campaña de Multiópticas en la que se mostraba a las mujeres como mercancía en venta, o puede que ni eso, con el eslogan "Ten la increíble sensación de estrenar cada vez". Un spot que a muchos se nos pasó desapercibido porque asumimos sin darnos cuenta los roles y estereotipos en los que la sociedad ha colocado a la mujer.

Su acción vitalizó como la espuma y puedes verla en este vídeo.

(A día de hoy +75.000 likes, +45.000 shares en facebook y +135.000 visionados en Youtube, aunque al anunciante eso le ha dado igual

Para aquellos hombres —y mujeres— que no entiendan la necesidad de la protesta o no se sientan indignados con este tipo de mensajes, podemos ver el caso contrario, cuando el objeto es un hombre:


La única diferencia, es que en el caso de los hombres el producto anunciado es precisamente el de hombres objeto. Lo cual me sirve para explicar nuevamente por qué siendo hombre deberías ser feminista.
Porque lo que se denuncia es la pérdida de dignidad de una persona, en este caso por razón de su género, pero en otros podría ser por raza o creencias. Si hay feministas y no hombristas, es porque en el 99% de los casos, como en la violencia de género, la perjudicada es la mujer. Y puesto que quien la discrimina es el hombre, está en nuestra mano que eso cambie, con o sin protestas feministas. Por dignidad.
Para mí, es igual de perverso y denunciable en ambos casos, y personalmente no creo en la discriminación positiva como solución, porque eso es perder la igualdad que defiendo, por eso denuncio ambos casos por igual, aunque evidentemente, encuentro menos campañas en las que el hombre sea denigrado. Pero haberlas, haylas.

Entérate, hombre.


Foto de arriba: "Accesibles y Accesorias" de Yolanda Domínguez.

22 abril 2015

Sólo el Día del Libro: Compra ChangeMarketers y recibe otro libro de regalo


Sólo para los pedidos realizados durante el día 23 de abril, Día del Libro, usando el botón de compra de esta publicación, por el pedido de un ejemplar de Change Marketers, elige otro título de la colección completamente gratis, y además sin gastos de envío.

Puedes elegir en el menú desplegable entre Gurú los serás tú. Cómo sobrevivir al mundo 2.0 y La Publicidad me gusta. El Marketing más social. Pero para ser justos, si eliges los dos primeros también se mantiene la oferta.

Compra ahora, que mañana no tendrás esta oportunidad. Muchas gracias.


Elige tu Pack 2x1

23 febrero 2015

Quería hacer una prueba y esto fue lo que pasó


De los creadores de la pregunta final o call to action ¿Te lo vas a perder? que no solo es ineficaz sino que de tan repetitivo ya no sabes qué marca te lo está preguntando pero sabes que hay un aprendiz de Community Manager detrás, llega la nueva forma de titular noticias y post que te quiere dejar intrigado con frases como la de este mismo post.

Las redes sociales y la necesidad de mendigar tu clic en una maraña de contenidos similares en las que hemos aprendido —o eso creemos— a enterarnos de lo que pasa por lo poco que cuenta el título en tamaño máximo de 140 caracteres para que entre en Twitter, han dado como resultado la aparición de una nueva fórmula mágica de redacción rápidamente extendida y adoptada por los medios de todo el mundo. No sé quién la inventó, pero algunos son especialmente aficionados a usarla como upsocl, Playground y ya en todas sus pantallas.



La técnica se completa con la entradilla o subtítulo del tipo "La número ocho me dejó de piedra" o "La segunda ni te la imaginas". ¿Os suena? En los artículos tipo "20 cosas que no sabes de…" (otro clásico digital) la tendencia actual es a copiar sólo una de la lista y con eso dejarte intrigado con las demás.


Pues bien, este post se ha publicado el mismo día de la semana (lunes) y más o menos a la misma hora (las 12:00) que el anterior, y pretendía dos cosas:

1. Reflejar algo que ya todo el mundo ha visto, pero como suele ocurrir en los blogs y redes sociales, hablar de lo que todo el mundo habla suele dar resultado. A ver si hay suerte esta vez.

2. Comprobar cuántos lectores más caen. Sí, con el debido respeto, pero tenía ganas de probar a ver si de verdad este tipo de redacción es más eficaz que la que uso normalmente. Porque hace años que ni escribo titulares para Google, ni hablo de lo que todos, ni me fijo en qué día o qué hora es para escribir. Así que como probablemente hayas leído en la entradilla de alguna red social que anunciaba este post, si has llegado hasta aquí puede que el punto 2 no te haga mucha gracia, o tal vez sí.

En cualquier caso, quería hacer una prueba, y esto ha sido lo que ha pasado. Aunque para saberlo, habrá que esperar unos días a ver las estadísticas y luego, os cuento. Lo que pase, ni te lo imaginas. ¿Te lo vas a perder?

Editado 17/2/15: La gráfica representa las visitas desde el día 16 lunes hasta el 23 lunes. Y como puede verse por el pico de la derecha ("la prueba") ha obtenido casi el doble de clics por impulso. Veremos el long tail... pero eso es otra historia.

16 febrero 2015

Hacer de la excepción un ejemplo y del ejemplo lo normal



Cuando presento el concepto #ChangeMarketers y hablo de casos concretos de estudio de grandes marcas lanzando mensajes positivos o apadrinando causas, casi siempre surge una pregunta del público que cuestiona hasta qué punto empresas que lo hacen mal por un lado, son creíbles con estos ejemplos. Y tienen razón.

Lo primero que respondo siempre es que una cosa es que haya una nueva generación de marketinianos y publicitarios concienciados en cambiar el mundo desde dentro, y otra que ya esté todo el trabajo hecho. Si a día de hoy el feminismo aún es una batalla constante y para muchos es un absurdo tras décadas de reivindicación y lucha, imagina lo que vamos a tardar en conseguir que las empresas cambien su chip.
Pero inmediatamente después explico la importancia que tienen esos casos concretos como ejemplos, más allá de la anécdota o la moda. Puede que las marcas lo hagan sin mucho convencimiento aún, pero lo hacen. Y al hacerlo, están teniendo resultados que probablemente no esperaban. 
Y con esos resultados, están haciendo pensar al resto sobre si, como dice el libro, se puede cambiar el mundo, hacer las cosas bien y además, ganar dinero.

Hablando de ejemplos, el que suele provocar más discusiones es Dove y su belleza real que empodera a la mujer frente a los arquetipos machistas. La duda sobre sus verdaderas intenciones viene acompañada del ejemplo contrario en la publicidad de AXE, que es bien conocida por la utilización de la mujer como objeto sexual y otras políticamente incorrectas. El debate se entiende sabiendo que tanto Dove como Axe son dos marcas de una misma compañía: Unilever.



¿Puede una mano no saber lo que hace la otra? Aquí, aunque yo creo que en esas estructuras con product managers que trabajan para cada marca o división con bastante autonomía como para considerarse casi empresas independientes, hay compañeros que han trabajado con o para ellos que no lo tienen tan claro y afirman que al final, son lo mismo.



Vale, pues supongamos que una gran empresa, de las más poderosas del mundo, mantiene dos líneas de comunicación distintas. Por probar. Por atacar todos los targets y segmentos de mercado, pero sin creer en ello. Aún así, lo que están haciendo es investigar, probar y aprender de los ejemplos. Y la realidad es que el ejemplo o experimento puede convertirse en norma, si entre todos, los consumidores también y de forma fundamental, apoyamos lo que consideramos vía correcta.

Y algo de eso puede estar ocurriendo en Unilever si nos fijamos en las últimas campañas de Axe, con un evidente giro Change Marketer tanto por el abandono del mensaje tradicional como por apoyar al mismo tiempo un mensaje positivo. Make Love not War es una campaña exitosa que sorprende además porque, alejándose del concepto "caerán rendidas a tus pies sólo por usar este desodorante" mantiene sin embargo todo el ADN de la marca en el entorno de seducción. Y, no exageremos, ir limpio y oliendo bien, ayuda a eso. Sin magia, pero ayuda. Y en este caso, no sólo han hecho un spot magnífico, sino que está complementado con una iniciativa llamada Peace One Day más propia de Benetton y su Unhate Foundation.


Luego este ejemplo demuestra que se pueden comunicar valores comunitarios, como la paz, y que forme parte de lo que en marketing y branding se llama "naturaleza y atributos del producto". Axe siempre ha llevado el mensaje "Hacer el amor" en su publicidad, pero no así.

Lo mismo se puede decir de la aparición por primera vez en la mítica edición de trajes de baño de la revista Sports Illustrated, icono de los estereotipos y cánones de belleza femenina, de una modelo de "tallas grandes". Quizá habría que empezar por llamarlas tallas normales, o nada. La noticia corrió como la pólvora en redes sociales y medios, aunque tras la sorpresa y la euforia descubrimos que en realidad, no se trataba de un posado oficial, sino de una página de publicidad de una marca. Una anécdota, tal vez oportunismo, pero como tal, una lanza rota, una pica en Flandes o un caballo de Troya. ¿Se atreverán el año que viene con un posado oficial? Ojalá lo veamos. Pero lo que no se ha atrevido a hacer la editorial, lo ha hecho una marca.



Ahora, volvamos a Unilever para entender el valor del ejemplo. Cuando hablamos del poder de las multinacionales, hace falta recordar que un puñado de empresas controlan la mayoría de las marcas que compramos y aparentemente compiten entre sí. Supongamos que el ejemplo se convierte en norma dentro de esas corporaciones, y al igual que Axe sigue los pasos de Dove, lo van haciendo el resto de productos… realmente, el dominó no es tan grande. Y el objetivo se hace mucho, mucho más fácil de lograr. Basta convencer a 10 presidentes de grandes compañías, quizá con los ejemplos de sus propias marcas, para llenar cambiar el supermercado de marcas que quieren cambiar el mundo, o por lo menos, su publicidad.




Queda camino por recorrer, pero algunos ya han empezado a caminar y podemos seguir las huellas. Como dice el cartelito de la primera foto: "Sonríe, y el mundo sonreirá contigo"

05 febrero 2015

#thisgirlcan: el triunfo del target real


Hace unos años publiqué en este mismo blog la entrada "El caso Alli: Target Real vs Target Aspiracional" a cuenta de la campaña de un producto para adelgazar que por primera vez se atrevía a mostrar modelos reales de lo que se supone serían sus clientas potenciales. Nada de mujeres esbeltas, sino con sobrepeso. Algo sobre lo que me extendí en el capítulo "Lo que somos y a lo que aspiramos" en el libro Gurú lo serás tú.

Era 2009 y empezaban también las campañas de DOVE y la Belleza Real, de la que también he hablado y hasta he entrevistado al responsable actual de mantener la estrtaegia en Unilever. Puedes leer la entrevista completa en el libro Change Marketers o un extracto en el programa Metrópolis de TVE.

Hoy tenemos una campaña pública inglesa de promoción del deporte entre las mujeres, #thisgirlcan,  que da de lleno en la diana con ese mensaje, mostrando la realidad por encima de los tópicos de las marcas de ropa deportiva, diciendo a su target: "It's a celebration of active women up and down the country who are doing their thing no matter how well they do it, how they look or even how red their face gets."
"Celebramos las mujeres activas en todo el país, haciéndolo sin importar lo bien que lo hagan, cómo se vean o incluso lo colorada que se pongan sus caras"
Eso sí que es un Just do it! Disfruta el video.





La clave del mensaje es que habla de forma sincera de lo que puedes esperar y sus beneficios. Es falso que todas las personas consigan un cuerpo de atleta perfecto por hacer ejercicio, y vender eso como aspiracional supone perder credibilidad desde antes incluso de intentarlo, o vender frustración asegurada.

Vía: Versión Original.

04 febrero 2015

El Mercado de Políticos.




Cuando uno piensa en que a pesar de haber logrado el periodo más largo de democracia relativamente pacífica de nuestra historia, los políticos son considerados una casta culpable de todos los males y son los profesionales peor valorados, llega a la conclusión de que no están haciendo bien su trabajo.

Precisamente porque sólo hacen su trabajo. Que debería ser, en términos de marketing:

  1. Detectar necesidades y ofrecer soluciones primero.
  2. Fidelidad y mantener el servicio post venta al cliente, después.

Sin embargo, en lugar de adaptarse al mercado y los cambios de los consumidores, han creado su propio mercado paralelo(s).
Como los malos marketinianos, primero generan los problemas, y luego compiten para ser el elegido, como único fin y sabiendo que el ciclo de vida del producto será de cuatro a seis años. Y vuelta a empezar.
Pero no siempre fue así. Si a pesar de las malas prácticas de las Agencias de Politiqueo que son los partidos disfrutamos de ciertos niveles de estabilidad es porque no hace tanto tiempo, cuando se "liberalizó el mercado" hubo un grupo de políticos que tenían otro tipo de conciencia de casta, o volviendo a las analogías, de mercado: Para ellos lo importante era sacar adelante un país que venía de una guerra y 40 años de dictadura, y aunque cada uno tenía su fórmula del refresco, sabían que la tienda no podía saltar por los aires.

Y eso era porque además de políticos, eran profesionales. 

Aquellos líderes, diputados y afiliados tenían algo en común. Todos ellos venían del mercado. Porque al no haber estado permitida la política ni los partidos, al formarse las candidaturas se nutrieron no como ahora de afiliados afines al líder sin más oficio ni benefico, sino de personas de la calle, de ciudadanos.
Trabajadores lo mismo los obreros, que los directivos o los "profesionales liberales" como abogados, médicos, ingenieros o arquitectos. Eran del pueblo. Sabían de lo que hablaban tanto como votantes, como ya elegidos proponiendo leyes, reformas urbanísticas u hospitales. 
Ahora, una nueva generación de políticos tiene que llegar tarde o temprano, y provenir otra vez de la calle. Yo espero que sean también profesionales, y no teóricos de la política que nunca hayan trabajado como aprendiz para llegar a gerente, que nunca hayan negociado con proveedores y pagado nóminas, que nunca hayan dirigido un proyecto en el que alguien se juega su dinero y si lo pierde tiene que dar explicaciones. Yo espero que algún día nos dirija alguien que haya hecho cosas, no sólo las haya escrito o pensado. Que sitio hay también para idealistas e ideólogos, pero estamos en el tiempo de los "Doers", los "makers" que acompañen a los "Thinkers".


Imagen del Monumento a la Constiotución: «Teseracto MuseoCCNN Madrid». Publicado bajo la licencia CC BY-SA 2.5 vía Wikimedia Commons.

02 febrero 2015

Seis cosas que aprender de los anuncios de la Super Bowl 2015


Como ya hay muchos blogs y webs donde se pueden ver todos los spots emitidos durante la Super Bowl 2015, y siendo el mayor acontecimiento publicitario de cada año, en esta ocasión prefiero comentar algunas curiosidades con las que poder sacar conclusiones. Estas son las 6 lecciones que aprender de la Super Bowl 2015.



1. La publicidad es contenido relevante
Así lo ha entendido la cadena NBC que cuenta con los derechos exclusivos de emisión del evento televisivo con mayor audiencia mundial. El coste de un spot es de 4,6 millones de dólares debido no sólo a la cantidad de espectadores que lo verán, sino a que la audiencia está acostumbrada a disfrutar cada año de grandes anuncios y los espera con una intriga que sólo de lejos es comparable a la que en España podríamos tener por el anuncio de Freixenet o de Lotería Nacional cada navidad. Algunos de los anuncios preestrenados en internet eran ya virales mucho antes del partido. Durante el mismo, muchos de ellos eran Trending Topic. Un día después, infinidad de blogs, periódicos, páginas de facebook, etc se hacen eco de ellos aunque no recuerden quién anotó o quién se llevó el trofeo. (Los Patriots en un último down de infarto, por cierto).


2. Internet potencia y rentabiliza la publicidad
Además de la viralidad y de las posibilidades de interacción mediante campañas digitales que permitían seguir explotando el breve spot con los smartphones, tableta, apps y otras acciones, gracias a internet las fronteras de audiencia se eliminan. Si estás acostumbrado a ver la Super Bowl en España a través de la exclusiva de Canal+, sabrás que cuando hay anuncios estos no se ven aquí. Ni en el resto de países que no son USA. La razón es sencilla, pues si hubiera que pagar por la audiencia mundial pocas compañías podrían pagarlo. Pero eso era antes. La televisión no ha muerto, pero es multipantalla. Si veías el partido desde cualquier lugar del planeta a través de la web de la NFL tenías acceso a la señal original de NBC, con sus anuncios. Y lo que es mejor, la propia NBC, consciente de que la publicidad interesa (volver al punto 1) habilitó un tumblr para ir subiendo los spots según se iban emitiendo. Así, tanto los que querían volver a verlo, como los que no podían por la señal de sus países, tenían la posibilidad de verlo.


3. La televisión sigue siendo el motor 
Ni la publicidad ni la televisión han muerto. Muy al contrario, son el motor de las redes sociales. Ya hemos visto como todos los días la mayoría de Trending Topics de Twitter se refieren a lo que está pasando en la tele, y con este tipo de eventos comprobamos por enésima vez que un buen anuncio en televisión es capaz de despertar comentarios a millones, entretener, inspirar aplausos o memes, y robarle protagonismo al propio acontecimiento. Los que critican la publicidad como invasiva, unidireccional y obsoleta, deberían reflexionar más sobre este tipo de hechos irrefutables. El branding, aquello de lo que hablarán de ti los usuarios y espectadores, lo tiene que provocar la marca sin esperar a la bendita productividad de los fans. Y para eso, la televisión es la única capaz de llegar a millones de personas a la vez, con tanta fuerza.



4. Los formatos importan 
Una vez demostrado que la publicidad gusta, es eficaz y rentable, hay que explicar que todo depende del formato. Aunque pueda parecerlo, en la NFL la publicidad no es precisamente invasiva ni interrumpe nada. Al contrario. Los partidos de fútbol americano duran casi cuatro horas, aunque de tiempo efectivo de juego son cuatro cuartos de 15 minutos. El reloj se para entre jugada y jugada, cargadas de estrategia, y en la que los jugadores se cambian ilimitadamente. En televisión, esos tiempos muertos se rellenan de forma natural con anuncios. En USA todo es show business, y hasta existe una pausa obligatoria un minuto antes del final para publicidad. A cambio, nunca se interrumpirá una jugada clave y entre los anuncios, verás el partido íntegramente. Nada que ver con cómo se hacen aquí las retransmisiones. Podríamos decir que el Football Americano es el deporte perfecto para ver en televisión por la combinación de elementos entre los que se incluye la publicidad.



5. El contexto no puede olvidarse 
La gente quiere divertirse cuando se está divirtiendo. Ya hemos dicho que el recurso del humor en los spots es uno de los que tradicionalmente se han usado más. Pero no todos lo han usado, y algunos hasta han arriesgado por ideas trascendentes y profundas. Pero el contexto es fundamental. Los anuncios han de estar pensados para un ambiente distendido, deportivo y de diversión para conectar de forma efectiva con la audiencia. Aún así, este año ha habido una apuesta que "incendió twitter" desde el primer segundo después de su aparición. La campaña de prevención de accidentes infantiles de Nationwide daba tan "mal rollo" que levantó las críticas de forma inmediata, y por supuesto los memes. Sin duda han logrado multiplicar la notoriedad, pero ¿a qué precio? La respuesta es subjetiva sin los datos relevantes, pero sirve de reflexión.



4. Cada vez hay más Change Marketers.
Decidir el contenido del anuncio más caro y más visto del año no es fácil. Normalmente como he dicho antes se busca impactar al máximo con grandes producciones y sobre todo con humor. Alguno de los anuncios más divertidos y recordados de la Historia se han creado para una Super Bowl. Pero este año, la cantidad de anuncios con fines sociales, motivaciones, defendiendo valores de igualdad o reivindicaciones de colectivos ha sido claramente notoria. Las marcas creen en la fuerza de la publicidad y en el poder para cambiar el mundo a través de sus mensajes. O por lo menos, saben que es una forma excelente de conectar emocionalmente con lo que al público le interesa de verdad. Causa o efecto, sigo creyendo que la publicidad salvará el mundo.



Además de este de Microsoft, del que me gustaría te fijaras en la cara del niño, cómo a pesar de lo que le pasa siempre sonríe y sus ojos transmiten una ilusión y esperanza increíbles, hubo otros como:



En definitiva, cada año al llegar la Super Bowl, a quien más quién menos le gusta la publicidad... ¡y lo sabes!


Bonus Track: Hablando de humor y homenaje a los padres, muchos anuncios tenían mascotas o padres, pero sólo Doritos reunió ambas cosas en este spot.