26 febrero 2009

Publicidad Transparente: Cuando el Marketing es el producto.


Imagina un producto que no existe más allá de su publicidad. O mejor dicho, que su comunicación es lo que le da sentido como producto comercial. Eso es Tap´dNY, el agua del grifo embotellada que se vende como "la verdad en hidratación": truthinhydration.com

Tap'dNY es exactamente agua del grifo embotellada, con el único valor añadido de ser "purificada" por ósmosis. A partir de ahí, y de la afición de los newyorkers por llevar su botellita de agua a todas partes surge la idea de negocio de competir con las marcas "chic" como Evian o Perrier, con agua normal y corriente, en el sentido literal de la palabra.

Pero claro, ¿cómo vender agua del grifo y que no te llamen tramposo?, pues con la verdad por delante. En su comuniación aparecen argumentos como estos:
Tap’dNY is a bottled water company with a local twist and a knack for honesty. We don’t travel the world from Fiji to France seeking water or offer the usual bottled water gimmicks. We work with NYC’s public water system to source the world’s best tasting tap water, purify it through reverse osmosis and bottle it locally, leaving out ludicrous transportation miles.
Resumiendo para los que no sepan inglés:
Una embotelladora de agua con un aire local y un toque de honestidad, no viajamos por el mundo de desde Fiji a Francia buscando agua. Trabajamos con el servicio público de aguas de NY para conseguir el agua con mejor sabor sin transportarla kilómetros y kilómetros...
Y para que todo sea redondo, se apoyan en un diseño moderno y el uso del mundo 2.0, con su propio blog sobre "verdades del agua", como:

Bebe agua embotellada siempre que puedas
Compra agua local embotellada
Apoya a tu comunidad comprando agua de aquí
Siempre rellena y recicla las botellas

En definitiva, como ya dijimos en otras ocasiones en las que el punto débil se convierte en el argumento de venta, reconocer lo que eres y tener la osadía de usarlo en tu favor.

Y la fórmula funciona tanto, que el "agua embotellada de Nueva York" se está convirtiendo en uno de los souvenirs más demandados y haciendo rico a su creador.


Por cierto, que la primera noticia sobre este producto nos la contó Agucorrea (Gracias) al hilo de los InSideAd™, categoría a la que podríamos asociarla. Ya que en su "manifiesto" revela la estrategia de marketing de la competencia y la suya misma:

bottled water companies have told us that their water was somehow healthier or better for us than our own water. They spent billions of dollars on marketing to make us believe that we needed exotic water, in sleek packaging, from far away Arctic glaciers, tropical islands, and European volcanoes.
We fell for the fancy marketing gimmicks, too, and the brands we drank started to become status symbols.
But we're New Yorkers and are ready for an honest change. It's time for a better way of thinking, er, drinking: A Tap'dNY Manifesto for the new age.

Algo así como:
"las compañías de agua embotellada gastan billones de dólares en márketing para hacernos creer que necesitamos aguas exóticas. Nosotros convertimos esas marcas en símbolos por el atractivo márketing. Pero somos Newyorkers y preparados para un cambio honesto: es tiempo de pensar mejor, digo, beber mejor"

Lo que induce a una crítica velada al marketing, aunque como vemos, este producto es sólo márketing. Sin él, sería sólo agua del grifo...gratis.

6 comentarios:

Jesús Sarmiento dijo...

Me encanta ese toque "boina" en la ciudad más cosmopolita de la tierra. Curioso orgullo.
Por otro lado comentar que en San Francisco también hay una campaña similar, pero si no me equivoco con el servicio de agua pública.
La obsesión por el agua es tremenda. Un amigo mío estuvo en el Festival de Sundance y los de Brita te daban una cantimplora de agua "filtrada" por ellos si les entregabas tu botella de agua mineral. Los de Brita tenían varios puestos por la zona, de manera que podías rellenar tu cantimplora con agua filtrada todas las veces que quisieras. Ni qué decir tiene que esa iniciativa era un éxito gracias a la gratuidad, el diseño de la cantimplora y esa extraña obsesión por no morirse envenenado por el agua. Causa bastante frecuente como todos sabemos, ¿no? ;)
Un saludo

victimadepapel dijo...

Sólo los estadounidenses podían realizar tal curiosidad. En este mundo en el que ya estamos ... hasta de agua del grifo se puede sacar partido.

No obstante me ha resultado muy curioso su valor como souvenir, imagino que todo esto entrará dentro del prototipo de persona "chic" o en parte "freak" con algunos temas de alimentación y estilo de vida.

Mi nombre es Víctor, soy un estudiante de 20 años y me he creado un blog nuevo de publicidad. He seguido tu blog desde hace semanas y justo después de tu entrada sobre los timos de Zara comencé a crear el mío propio. Espero puedas colaborar en ser una de las primeras firmas, que siempre ayuda poder dar vida a un proyecto.

Me irás leyendo frecuentemente en tus comentarios. Un saludo

Víctor (victimadepapel.blogspot.com)

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Cierto, Jesús, es muy peligroso beber agua del grifo sin ósmosis. Supongo que lo próximo será las fuentes de pago con moneda...¿ves? ya nos ha salido un benchmarking de esos...

Saludos.
J.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Pues bienvenido Victor, ojalá lo pases tan bien como yo blogueando.

Gracias por venir, por tus palabras y tu invitación. Ya estuve en tu casa y tiene buena pinta.

Nos vemos.
J.

JAAC dijo...

Suena absurdo, pero tiene sentido. Estuvimos en NYC en noche vieja y era prácticamente imposible encontrar agua que no fuera europea, lo que implicaba km y km de transporte. Coca-Cola hace agua en medio mundo y en NYC es prácticamente imposible encontrarla. Si de verdad rebajan los precios la idea es perfecta y el marketing básico!

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Pues incluso eso tiene su lógica. El agua es algo que se percibe como gratuito. De hecho, en españa el agua es gratis, lo que se cobra es el servicio municipal de depuradoras y distribución, contadores...por eso, para vender agua y ganarle dinero suficiente hay que aportarle un valor extra. Y si es USA, si viene de Francia vale más.