15 enero 2009

Cómo hacer un anuncio de un mal producto


Lo primero es no mentir ni prometer nada que no pueda cumplirse. Si no podemos ofrecer ninguna ventaja, pues tendremos que intentar ser lo más objetivos posibles y decantarnos por un anuncio emocional o de imagen en el que lo que cuente, sea garantizar el recuerdo de marca.

De este tema hemos hablado muchas veces, pero hoy sólo es una excusa para enseñaros este chiste de la web de humor sobre el trabajo de un redactor y un director de arte llamada Words & Pictures. Una sonrisa no viene mal de vez en cuando.

5 comentarios:

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Jokin, por favor, vuelve a publicar tu comentario que se ha eliminado por un fallo técnico. Gracias.

Jokin González dijo...

Decía que yo había leído de un veterano publicista del país que, hablando con el cliente, siempre preguntaba qué era lo mejor del producto frente a la competencia.

Si la respuesta era que se trataba de un producto más, el consejo era ahorrarse el dinero de la publicidad y reinvertirlo en mejorar el producto.

Probablemente la anécdota se haya idealizado con el paso del tiempo (y más porque no soy capaz de acordarme del protagonista… :/ ), pero va en la misma línea que tu entrada :)

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Gracias.

Era un gran consejo que comparto y pongo en practica con mis clientes.

El publicitario que dices es Bassat, un maestro y figura mundial.

Saludos.

Jokin González dijo...

Gracias, llevaba desde ayer dándole vueltas a la cabeza y no me salía. Sabía que tenía Aes y Eses y que no era Saatchi, pero de ahí a sacar el nombre, ni por asomo…

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Luis Bassat, además de ser de la vieja guardia (los 80's alos dorados de la publicidad), es seguramente el mejor publicitaro que hemos tenido, tanto por su trabajo práctico, como por su capacidad de liderazgo, siendo capaz de liderar la multinacional más conocida, Ogilvy, publicar numerosos y muy buenos libros y ser responsable de éxitos como las ceremonias de los JJOO BCN92.

Y no le conozco personalmente.

De nada.