21 mayo 2007

El papel y la ecología.

El mundo de la publicidad es aún más "Off Line" que virtual, por eso, el papel es la materia prima más utilizada, ya sea en catálogos, mailings, buzoneos y por supuesto en periódicos y revistas.

Algunas veces, nos hemos parado a pensar en las consecuencias para la ecología de esta actividad, y en ese sentido, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón ASPAPEL ha informado que el uso de papel no es tan poco ecológico como solemos pensar, y se basan en lo que han denominado "Cuatro Leyendas de Papel":

Una tonelada de papel igual a seis nuevos árboles plantados.
Así pues, frente a la asociación que en ocasiones se realiza entre la deforestación y la producción y consumo de papel, las plantaciones donde se cultiva la madera con la que se fabrica el papel, que incrementan la superficie arbolada y son eficientes sumideros de CO2 (En España gracias a la actividad papelera existen y se mantienen 400.000 hectáreas- el 2% de las emisiones totales que produce el país).

Ya reciclamos el 60% del papel que consumimos.
Frente a las incertidumbres y reticencias sobre el reciclaje que todavía tiene la ciudadanía, la garantía de la industria papelera española, líder en reciclaje en la UE, de que todo el papel que se recupera en España se recicla.

El papel, un producto natural, renovable y reciclable, que se produce con tecnologías limpias.
Frente a la supuesta obsolescencia de la industria a la que algunos acusan de ser fuertemente contaminante e incluso depredadora del medio ambiente, la revolución tecnológica y ambiental del sector, que cuenta con algunas de las modernas fábricas de Europa y ha conseguido unos niveles de ecoeficiencia en cuanto al ahorro de agua y energía y reducción de la contaminación, que la sitúan a la vanguardia del sector en la UE.

El papel, la respuesta natural al desarrollo.
Frente a los vaticinios sobre la desaparición del papel desplazado por las nuevas tecnologías, la versatilidad y el continuo desarrollo de nuevos usos de un material omnipresente en nuestras vidas y que por sus características medioambientales está llamado a ser el material del futuro en una sociedad cada vez más comprometida con el desarrollo sostenible.


Fuente: Revista Producción Gráfica.

2 comentarios:

Beatriz dijo...

En mi empresa nos han instalado un programita muy divertido para hacer las notas de gastos, mucho más ecológico y natural que el método anterior.

Antes, en la prehistoria, rellenábamos una hoja con una cuadrícula con días en horizontal y tipos de gastos en vertical (ej. transporte, comida). Escribíamos cada gasto en su cuadrícula, sumábamos todo, grapábamos los comprobantes, se lo dábamos al de contabilidad y a correr. Con un folio, apañado.

Ahora, que somos muy "modennos", lo hacemos con el ordenador. El sistema de cuadrícula es similar, pero al final tenemos que imprimir el informe. Por cada nota de gastos salen 2 folios (un resumen y el detalle), tenemos que imprimir 2 copias (una para el de contabilidad junto con los comprobantes y otra nos la guardamos por si las audits),y además nos tenemos que quedar fotocopias de los comprobantes, por si las audits también.

Total, donde antes gastábamos 1 folio, ahora gastamos 7 u 8.

¿Has visto qué naturales y ecológicos nos hemos vuelto? :-(

COM&IC dijo...

je, je...si, el mundo al revés, los gurús hablando hace años de la oficina sin papeles y luego estas cosas.

No sé si los datos que dan los de la Asociación dse papeleros son ciertos, o si hay otros datos que sean negativos, pero una cosa es cierta: si se realiza con eficacia el proceso completo, el pepel es natural y renovable.

Como la energía solar o la eólica, viene de la naturaleza y está ahí, a nuestro alcance de forma inagotable si se gestiona bien.

Los documentos electrónicos consumen electricidad, están en soportes de plásticos basados en el petróleo...es para pensarlo.

Bueno, nada es perfecto, pero a veces basamos nuestros criterios en falta de información.

saludos.