25 abril 2006

Más targets nuevos: Los ADULTESCENTES



Si hace poco hablábamos de los DINKIS, resulta que cada vez hay más segmentos de público objetivo disponibles en el mercado.

En "el adversario", nos descubren a los "adultescentes": Adultos de 30, 40 y 50 años hoy se visten como adolescentes, comparten los mismos gustos musicales y consumen casi los mismos productos.

" Para la muestra está “Fabián”, un matemático de 45 años y padre de tres hijos que se resiste a adoptar la actitud tradicional de papá. Aunque a su edad debería vestirse con traje y corbata, prefiere hacerlo con jeans y polos, las cuales a veces comparte con su hijo mayor. Con el del medio ha conformado una banda musical, y con el más pequeño se divierte horas frente a la consola de videojuegos, cuando regresa del trabajo. Si no fuera por su calva y sus canas, cualquiera diría que es un joven de 18."



El fenómeno de los adultos que parecen niños es global. En Estados Unidos se les llama “kidults”. En Londres, estos personajes se visten de uniforme de colegio para ir a las fiestas, y en Latinoamérica se les conoce como “adultescentes”. Wikipedia los define como personas de edad mediana (más de 40 años) que disfrutan siendo parte de la cultura joven o comprando cosas que son más adecuadas para los niños. “La única diferencia entre los juguetes de los niños y los de los adultos es el precio”, dice Jorge Silva, director andino de negocios y marketing de Microsoft.


Es una mezcla perfecta: Alma de niños y billetera de adultos, lo cual los convierte en consumidores excelentes. Según la firma Nielsen, hay más televidentes entre 18 y 39 años viendo Cartoon Network que CNN.

En pocas palabras, para el mundo de la publicidad las fronteras entre una generación y otra se han borrado. Jaime Martínez, gerente de marketing y ventas para Perú de Sony, considera que esto se debe a que hoy existe un lenguaje común que aglutina a grandes y chicos en un solo grupo. Es el idioma de la tecnología. Escribir e-mails, chatear o enviar mensajes de texto por celular son códigos que deben usar quienes quieren permanecer vigentes. Los jóvenes prácticamente nacieron con este lenguaje, pero los más viejos han tenido que adoptarlo para no quedarse atrás. Por eso, la edad ya no es una forma de segmentar el mercado. “Lo que hoy tenemos son estilos de vida”, dice Martínez.

Vía el adversario

3 comentarios:

JJC dijo...

Es cierto que hay adultos que se comportan como adolescentes y que son un filón para las empresas como consumidores finales.
A mi modo de ver este fenómeno que se da en nuestra sociedad actual no se limita exclusivamente al ámbito del consumo, también se da en el de las relaciones personales y profesionales. Demasiadas veces los adultos se comportan como adolescentes, incluso como niños.

COM&IC dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, JJC.
Supongo que tendrá algo que ver con que la esperanza de vida haya aumentado junto con la calidad de esa vida. En tiempos de mis abuelos con 20 años eras adulto y con 40 un viejo que te quedaban unos 20 más por delante. Ahora lo normal es llegar a los 80.
Igual que aparecen nuevas enfermedades asociadas a esa mayor longevidad como el parkinson o el alzheimer, cambian las costumbres...

El fenómeno de los "Adultescentes" es una variación de lo que también se conoce como "Síndrome de Peter Pan".

Saludos.

Anónimo dijo...

Jajaja, me rei mucho al leer esto...Estaba preocupada, inmersa en el dilema de sentirme adolecente , tener problematicas adolecentes pero ser una adulto,en cuanto a la edad.
Decidi googlear: "adultos que parecen adolecentes", con la idea de dar con paginas de psiquiatria, pero llegue ustedes y me di cuenta que gracias a Dios no estoy TAAAN loca..."Consuelo de muchos,consuelo de tontoS"...Pero en fin...
Creo que con la llegada de internet, paulatinamente la edad se va desdibujando ya que uno se comunica instanteanamente con gente,busca, baja y consume ya NO influido por un paradigma de edad sino por area de interes.
Quienes consumen como adolecentes, estoy casi segura que genuinamente lo son en un punto y terminan adoptando esta cultura adolecente porque sus gustos y areas de interes lo conducen y lo sumergen a un CIBER PARADIGMA ADOLECENTE.