Creo en la web 2.0, pero no me creo nada.

El diario económico Expansión publica un artículo sobre el negocio en la red y la crisis con el título: "Se acabaron los buenos tiempos para la Web 2.0" . y que demuestra que a estas alturas de la película, aún no sabemos qué es realmente eso del 2.0 y lo que es peor aún, la propia internet.

El artículo cita a dos personas bastante autorizadas como fuente de su argumentación, y si no tuviera referencias de ellas, hubiera dudado. Uno es Julio Alonso , a quien escuché en una conferencia y me pareció un emprendedor con las ideas bastante claras. La conferencia era de la nueva economía 2.0, pero yo lo que escuché eran dogmas de la vieja economía de siempre. La otra persona es Enrique Dans , con quien no he coincidido pero comparto numerosos amigos, de los que me fio cuando me hablan bien de él.

El problema es que sus declaraciones son tan transparentes, que no sé porqué vuelven turbio el artículo:

“La congelación de la inversión a la espera de mayores certidumbres hace que todas aquellas ideas en desarrollo que estén en fase de preingresos y dependan de entradas de capital externo lo pasen mal”, asegura Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa.

Una idea que comparte el emprendedor Julio Alonso, director de la red de blogs Weblog. “Los que no tengan beneficios tendrán problemas serios. Las empresas que están quemando caja para mantener su actividad pero que no tienen ingresos sólidos van a tener difícil acceder a financiación para mantener su actividad”, pronostica.

Mi pregunta es, sin ánimo de tocar las pelotas:

¿Y las empresas y proyectos OffLine?....la respuesta es: EXACTAMENTE IGUAL.

Por tanto, necesito hacer una reflexión sobre el dichoso mundo 2.0 y los negocios. Tal vez te guste leerla, tal vez no...

2.0 es más comunicación que marketing.

Confundir 2.0 con negocio, es el problema. 2.0 es una filosofía y una herramienta. Básicamente sólo se diferencia del "viejo negocio" de internet en la participación de los usuarios y en la no dependencia de los técnicos para el mantenimiento y puesta en marcha. Sólo hace falta un navegador para montar algo 2.0.

¿Dónde está el negocio?

Ya en la era de la burbúja lo más valorado eran los contenidos, y el problema es que ahora los contenidos son gratis. Tanto y tanto gurú, y muchos siguen sin aprender lo básico. Vender internet es como vender patatas. No puedes ganar dinero sin un diferencial entre lo que cuesta y lo que vale. Si El Pais tuvo que abandonar la idea de cobrar por leer las noticias en internet y volvió a los contenidos gratuitos, cómo voy a pagar ahora por leer noticias en por ejemplo MacWorld si me entero antes en Applesfera , Thinkwasabi o Tengounmac ...

Y no, no estoy tan desinformado como parece: si una plataforma blog contrata periodistas para escribir los contenidfos, entonces...¿dónde está el 2.0?

Así que el dinero, como siempre, tiene que venir de la publicidad. Cobrar por la audiencia.

Lo bueno de la 2.0 es lo malo.

Está en manos de los usuarios, y segmenta hasta el infinito: con tal reparto de la audiencia es imposible rentabilizarlo como plataforma. El promedio más optimista de permanencia en un blog ronda el minuto y medio...¿qué anuncio da tiempo a ver?

Y con una audiencia tan segmentada y tan reducida, el precio al que puedes vender un click es tan bajo, que no compensa salvo por la vieja economía de escala, al peso, como hace Google. A partir de aquí, si lo que vendes es internet no se diferencia mucho de si vendes coches: ganarás más dinero si además de vender VW, vendes Audi, Seat, Skoda....y si eres un taller artesanal, o haces un producto exquisito para sibaritas que puedan pagarlo, o mejor que sea tu hobby, no tu forma de vida.

Y eso si es 2.0. Artesanía pura. Tu propio blog, facebook o Myspace....

La verdad de la buena es que un blog no es mucho más que un documento de word que puede leer cualquiera, bien porque lo busque o porque llegue a él por casualidad. Más por lo último porque realmente, si no fuera por San Google, el 99% de los blogs tendrían una audiencia basada en primos, amigos y madres.

Cuando oigo hablar del nuevo periodismo electrónico, el periodismo 2.0 o el periodismo ciudadano, no dejo de soltar una risita. Muchos periódicos llaman blog a una columna temática o de opinión en su edición digital. Otros incluyen la posibilidad de hacer comentarios, que no es muy diferente a publicar las cartas al director, y por otra parte, escribir en un blog no te convierte en periodista, como no lo hace escribir en un periódico....

"Un blog es poder escribir una carta al director sabiendo que la publicarán seguro, porque el director esres tú."


Lo que si es cierto, es que el fenómeno blog ha enseñado a la gente a contrastar informaciones, y darse cuenta que puede tener un papel activo en la opinión, por lo que el periodismo de hoy debería "ponerse las pilas" y empezar a hacer mejor su trabajo, para que no les dejen en evidencia o comprueben que un aficionado hace mejor su trabajo.

Y si no es negocio, para qué sirve?

Tengo la sospecha profunda que muchos de los más afamados bloggers lo hacen realmente buscando su proyección personal (perdón, profesional), y luchan por liderar algo siendo pioneros, organizando eventos, networkings y demás medios de promoción personal. He visto antes tantas veces situaciones de codazos por llegar a la cumbre, sonrisas profidén envenenadas y proselitismo canibal que prefiero ser purista, y mantenerme en contacto con ese mundo tras una pantalla. Mis amigos reales son 1.0. (Aunque algunos han empezado siéndolo 2.0)

En este mundo loco, mientras unos organizan macroeventos blogueros , otros dicen que están pasados de moda.

Volvamos a la esencia: ¿Para qué carajo quieres un blog?

Cierto que nunca fui un "earlyadopter". Tan cierto como que soy fiel a lo que funciona aunque sea anticuado (ahí está el radiocasette pionner en mi coche!) así que ni creo que los blogs estén pasados de moda ni tampoco que sean la gran oportunidad de negocio de este siglo. Dejo esos titulares a los que quieran hacerlos. Al fin y al cabo, todos necesitamos un titular llamativo. Los periódicos para vender, y los lectores para situarse.

En los tres años que llevo blogueando, pasada la época divertida en la que veías crecer las visitas y te sorprendías viendo la procedencia lejana de muchas lectores, mantuve la línea editorial de hablar exclusivamente de lo que me daba la gana, cuando me daba la gana y como me daba la gana. Prefiero ser competente que competitivo. Curiosamente, ahora soy jurado en un concurso de marketing viral (a mucha honra) que premiará a quien mejor posicione su blog en buscadores y más visitas logre, usando los mil y un trucos existentes y por inventar, y que yo no utilizo (aquí) porque me impediría seguir esa libertad editorial.

Por ejemplo, tener que poner el título del post para que Google lo encuentre....¡hasta ahí podíamos llegar, sr. Google!

Claro que este blog es mitad personal, mitad corporativo, y por ello decidí no comercializarlo, por lo que la cantidad de visitas nunca fue importante ni estratégico. Siempre he preferido calidad a cantidad. Sigo siendo un "AdFree Blog" , aunque no cumpliera la norma de no usarlo con fines corporativos. Por lo demás, vendo publicidad, así que por supuesto estoy a favor de que se use en los blogs o dende sea.

Entonces...¿Seguro que no es negocio?

Tan seguro como que saber hacer guitarras no es negocio. No lo es por sí sólo, pero puede serlo si se hace bien, como todo. Tienes que saber hacer las mejores guitarras, aunque sea una al año muy cara o poder hacer muchas al mejor precio posible. Llevado al mundo 2.0, tienes que tener un blog realmente interesante por sus contenidos para atraer muchas, pero muchas visitas , o tener una plataforma que haga blogs como churros.

También puedes generar negocio utilizando las técnicas 2.0, pero siempre dentro de un marco más o menos 1.0. Bien sea una comunidad de usuarios en una website comercial, bien sea atrapando visitas gracias a contenidos actualizados, bien sea con un periódico online propio. Pero eso ya existía en la web 1.0. Se llamaban foros, clubs de fidelización y newletters.

Claro, que la web 2.0 no son solo blogs...

Existen verdaderos apóstoles del 2.0 como oportunidad empresarial, y no les falta razón en muchos de sus postulados, que aprendo y practico. Con alguno comparto negocios. Pero encuentro que el mayor problema que surge a la hora de trasladar la filosofía bloguera a una compañía es el espíritu. Dije antes que el 2.0 era artesanía, y dominio público a partes iguales. Y me pregunto si habrá muchos directores generales dispuestos a hablar tan abiertamente en sus blogs como lo estoy haciendo yo ahora mismo en este "periódico de COM&IC"....(haciendo amigos, seguro que no).

La solución propuesta a vecs es contratar periodistas que hablen en nombre de la compañía....¿y eso cómo se controla?...¿Y eso es creíble?...ya ha habido casos de blogs "reventados" por el público al descubrirse que tras el blog había un equipo de redactores. Dejo este tema para otro día.


¿Y la buena noticia?

El final feliz de este post es que lo estás leyendo ahora mismo. Que existe una plataforma con posibilidades infinitas que se llama internet y que cada vez es más consumido por todos los segmentos de la población y que si aumenta su consumo, aumentan sus posibilidades comerciales.
Cuando empezó la televisión en España casi nadie tenia un aparato para verla. Hoy hay cientos de canales, más los internacionales, y son negocio. Probablemente llegue un día en que todo o casi todo sea a través de internet. Yo estoy seguro que la TDT y plataformas digitales competirán en muy poco tiempo con las emisiones vía internet, en streaming o a la carta y acabarán con ellas. ZatooTv y ClickTV Ono son los inicios, y webs como sinlamula.com (ya no funciona igual) ya demostraron que no hará falta ni bajarse el archivo con la burrita de turno: haces click y a pantalla completa.

Me temo que al 2.0 le falta como tantas y tantas veces un toque de sentido común, y que esta vez, tampoco se hará rico en dos días cualquiera. Internet sigue siendo, básicamente un gran potencial, y como todos los negocios potenciales, es una apuesta de riesgo. Las fondos de inversión y sociedades capital riesgo que inviertan en startups saben de sobra que pueden estar comprando "pelotazos"....¿pero qué fueron las hipotecas basura que nos han llevado a la crisis? ¿Hipotecas 2.0?

Termino:
Si estás buscando un beneficio directo del mundo 2.0, lo encontrarás en el intercambio de ideas, la difusión cultural, las relaciones sociales, el conocimiento compartido y el lado positivo de la globalización. Pero la cultura nunca ha cotizado muy alto en bolsa, como tal.


...Y como este post habla de cosas de las que otros saben mucho más que yo, y seguramente hay otros puntos de vista más valiosos que el mío, utilizo una de las herramientas más interesantes del 2.0 para lanzarle un meme a mis admirad@s:

Alvy , Juan Luis, Fernando , Eva , David, Sonia

¿Crees que la web 2.0 es negocio?


El resto de internautas también está invitado al meme, o a escribir su comentario, por supuesto...es gratis!

Comentarios

Consultor Anónimo ha dicho que…
Buf, honestamente creo que estás mezclando algunas cosas que no acabo de ver.

¿Lo 2.0 un negocio? Para algunos. Para muy pocos. Los tres o cuatro que están consiguiendo dar valor a la participación y a la comunidad: bien a través de la creación/agregación de contenidos (por parte de gente que antes no podía crearlos), bien a través de la creación de plataformas (una red social, un CMS para blogs, etc.). Esos son "negocios montados alrededor del 2.0", pero funcionan (como bien dices) según los criterios de cualquier otro negocio. Y son habas contadas.

Pero eso NO ES lo 2.0. Lo "2.0" es lo que bien defines como la posibilidad que tenemos todos de decir lo que queremos, cuando queremos, como queremos.

¿Se puede hacer negocio, de forma generalizada con eso? Pues no, igual que "tener un teléfono móvil" no es negocio. O "poder hablar" tampoco es un negocio. Es un mero canal, nada más. Obviamente, lo normal es que la audiencia de cada blog tienda a ser "amigos, primos y otros familiares". ¡Por supuesto! Exactamente igual que sucede en la "vida real": cuando contamos nuestras cosas, normalmente interesa sólo a nuestro círculo personal o profesional. Sólo en algunos casos se suscita un interés que trasciende a esa audiencia reducida. Pues con lo 2.0 exactamente igual. ¿Hay gente que se gana la vida con su voz? Sí ¿Quiere decir que todos, por el hecho de tener voz, tenemos un negocio? No.

Por lo tanto, quien identifique "2.0" con "negocio" creo que no ha entendido de qué va esto.

Y otra cosa, distinta, es el hecho de que este nuevo canal, esta nueva forma de comunicación, tenga un impacto (negativo o positivo, según las circunstancias) en el mundo corporativo. Eso no lo transforma en un "negocio" por sí mismo, ni tener "blog corporativo" es un negocio, ni "participar en redes sociales" es un negocio.

Vuelvo al teléfono: para la inmensa mayoría de las empresas, tener un teléfono no es su negocio. Es uno de los canales de comunicación que utilizará. Luego hay un puñado de empresas cuyo negocio gira alrededor del teléfono: venden terminales, proveen redes, etc... incluso otras que aprovechan las ventajas del teléfono para plantear un nuevo modelo de negocio (un call center, etc.). Pero eso no transforma al teléfono, para la generalidad de las empresas, en "un negocio".

En definitiva: lo 2.0 es un nuevo planteamiento de comunicación, un elemento del entorno. Para algunos, un porcentaje muuuuy pequeño (e irrelevante desde el punto de vista global) puede ser un negocio. Pero para la inmensa mayoría no tiene nada que ver.
Luis García de la Fuente ha dicho que…
Hola. El artículo en mi opinión tiene un punto a su favor, que es el de 'desmitificar' el 'hecho 2.0'. En su momento vivimos años en los que parecía que las reglas habituales de los negocios se habían terminado. Ahora (aunque a algunos les cueste aceptarlo) la web 2.0 parece que vuelve a poner a prueba el sentido común de personas supuestamente inteligentes y con memoria.

Las Web 2.0 en su formato 'redes sociales':

A -> ¿vale ya mucho dinero porque es una potente valla publicitaria ?

B -> ¿o vale potencialmente mucho dinero porque estamos en el umbral de ver aparecer un nuevo modelo distinto a nada que hayamos visto hasta ahora?.

Todo o casi todo el debate se centra en el punto A. Una discusión estéril por muchos motivos en mi opinión.

Lo interesante es el punto B, del que casi nadie habla. Y casi nadie habla porque todo el mundo está con el 'piñon fijo' de los usuarios únicos, de los planes de negocio estratosféricos, del valor de los usuarios, de las valoraciones post-money, etc. etc. etc.

Hay que replantearse todo el asunto desde el principio, y no aceptar el discurso y postulados establecidos por el sector y por la prensa.
consultor anónimo,
efectivamente, mezclo cosas, porque son muchos los aspectos del debate que pretendo generar.

De todas formas, tras leer tu opinión creo que no estamos muy lejos el uno del otro, sobre todo cuando dices eso de
"Por lo tanto, quien identifique "2.0" con "negocio" creo que no ha entendido de qué va esto."

Por resumir el largo post original, te diré que el mensaje central es: La web 2.0 no es otra burbuja, por más que haya empresas que hayan ganado mucho dinero con proyectos empresariales basados en esa usabilidad.

Muchas gracias por tu aportación.
Muchas gracias por tu añadido, Luis. Me quedo con lo del "piñón fijo" de los usuarios únicos...cantidad frente a calidad.

De todas formas, lo bordaste en tu post de baquia:

http://baquia.com/noticias.php?id=14299&tit=redes-sociales%3A-¡enseñadme-la-pasta

Que recomiendo leer.

Un saludo.
Eva Sanagustín ha dicho que…
J,
tu post requiere un comentario acorde con el esfuerzo de tu reflexión. Prometo mañana ponerme a ello :)
Ansioso espero, impaciente incluso.

Pero tómate el tiempo que quieras o necesites.

Gracias.
J.
Paco Toja ha dicho que…
De todo lo que he leido me he quedado con lo de:“Los que no tengan beneficios tendrán problemas serios. Las empresas que están quemando caja para mantener su actividad pero que no tienen ingresos sólidos van a tener difícil acceder a financiación para mantener su actividad”, por que es una verdad como un templo budista y porque del tema 2.0 solo se que es como una especie de prolongación de las costumbres que teniamos a los 16 años, que no las costumbres que tienen los de 16 años, por eso no es un negocio.
Para que se genere negocio en internet has de dar la posibilidad de vender,VENDER implica que alguien paga, compra.
Comprar en 2.o implica que los usuarios que felices cuelgan sus fotitos y las paridas de sus Blogs, incluido el mio,y que se interrelacionan con mensajes,para mi, cargados de hormonas( Smells like a teen spirit) y de falsas alabanzas, sobretodo en MYspace, tendrian que pagar un fee mensual por hacerlo, y eso... ni de coña.
Puede que una vez generada la necesidad haya algún colgado,al cual no le importe pagar pero, honestamente, ¿quién lo haria?
La web 2.0 no tiene nada que ver a la telefonia, y eso que las operadoras de móvil te dan un
abanico de servicios tan amplio que practicamente solo se usan los SMS, MMS y el acceso a e-mail, aparte del propio hecho de poder hablar por el celular.
"Señoraes": Crear un nuevo medio, en si mismo, es crear un nuevo mercado de negocios,pero hasta donde yo llego, la 2.0 no lo es y no creo que lo sea. A mi me recuerda más a Gran Hermano.
Salud.
Brillantes reflexiones.

Y verdades como puños, eso de que NO ES UN NUEVO MERCADO, ni siquiera es un nuevo medio. Sólo es internet.

Efectivamente, el problema es que la publicidad no pagará lo que los propios usuarios no pagan. ¿Pagar por MySpace, por Facebook...?....y si te hacen pagar por ello, ya vendrá quien lo ofrezca gratis otra vez. Que se lo cuenten a El Mundo cómo subió de visitas al poner El Pais de Pago...

Si, hay mucha hormona en internet, brother.
Consultor Anónimo ha dicho que…
Sí, tengo la sensación de que estamos "en la misma onda". La web 2.0 no es un negocio, igual que el cambio climático no es un negocio (sino un hecho, algo que pasa en el entorno, una realidad). Lo cual no quita para que haya quien haga negocio con el cambio climático, y con la web 2.0
Eva Sanagustín ha dicho que…
J,
no me olvido, sé que falta mi respuesta. Lo tengo en mi lista de pendientes!
Saludos,
Cuando quieras, amiga. Y si quieres abrimos un post nuevo, no hay prisa.
Gracias.
J.