El Walkman de Sony y los "iPod Killers".




Parece el título de un cuento, pero es una realidad del mercado. Hasta la aparición del iPod, los usuarios de Apple éramos una minoría en todo el mundo. Con el tremendo blockbuster que supone su reproductor mp3 (y ahora también video), millones de usuarios de windows han conocido algunas de las razones que nos han llevado a algunos raritos a ser fieles a la manzana.

El famoso reproductor no sólo supone en sí mismo un producto rentable y líder, si no que además es una gran "Caballo de Troya" para entrar en la casa del "enemigo", gracias a su compatibilidad con los dos sistemas operativos.

Cuando el resto de compañías de electrónica de consumo se dieron cuenta del peligro y la dominación del mercado en el segmento por parte del iPod, comenzaron la carrera por hacerse con un bocado de la enorme tarta. Surgen así los llamados "iPod Killers", temible definición para lo que hasta ahora es sólo un intento, ya que la cuota de mercado del gadget de Apple se mantiene prácticamente intacta.

La reacción más tardía ha sido la de Microsoft, quien hasta el pasado mes de noviembre no ha lanzado su reproductor multimedia "Zune" , que por el momento no está logrando el resultado previsto ni de crítica ni de ventas.

Pero el mercado es a veces una auténtica guerra, y la estrategia a largo plazo puede ser decisiva. Justo cuando salía a la venta Zune, "alguien" propagó, o mejor dicho, reactivó el rumor de la próxima aparición del iPhone, un dispositivo que aunaría las funciones del iPod con las de un teléfono móvil. Dicho rumor consiguió eclipsar en número de entradas a Zune en Technorati, justo los días de su esperado protagonismo. (¡Qué mala uva!, pero que bien jugado).

En los foros de usuarios Mac se lleva hablando de este deseado artilugio desde hace años, y puede que en la próxima MacWorld Expo se presente por fín. Al menos el rumor es más alto que en otras ocasiones, y existen hasta blogs dedicados exclusivamente a imaginar cómo será este nuevo objeto de deseo.

Por si acaso, Sony, que hasta la aparición de iPod mantenía la marca de referencia en audio portable con Walkman, lanza una campaña que está destinada sin duda a captar ese segmento del público que busca un reproductor mp3 de calidad unido a un buen teléfono. Y lo hace precisamente usando la mejor arma de que dispone: la marca.

Desde el lanzamiento de los primeros Walkman de Sony, cualquier cassette portátil se conoce con ese nombre. Apple no ha conseguido tanto, pero sin duda para Sony representa una nueva amenaza, o al menos, un reto.

En realidad, a lo que estamos asistiendo es al desarrollo de una de las famosas "Leyes Inmutables del Marketing":

LA LEY DE LA CATEGORÍA

"Si no puede ser el primero en una categoría,cree una nueva en la que pueda ser el primero"


Walkman fué el primero en su categoría, lo perdió con los MP3 y ahora quiere serlo también en la nueva categoría de Telefonos-Multimedia. ¿Lo logrará? Es un duelo de gigantes en el que quien ganará será el usuario con más posibilidades y mayor avance tecnológico en menos tiempo.

Comentarios