19 septiembre 2006

Etica y Publicidad: a veces lo mejor es callarse, otras no se puede.



Encuentro en Brief Blog una increíble (en el término más literal de la palabra) campaña de publicidad que utiliza sin pudor las imágenes del 11-S y de la Bomba Atómica de Hiroshima. En un "alarde" de atrevimiento y búsqueda de la notoriedad más epatante se pasa la ética más elemental por el arco del triunfo.

Si lo que buscaban era el efecto viral, seguramente lo han conseguido, pero a costa de saltarse a la torera los sentimiento de miles de afectados directamente y otros millones de personas a los que ciertas imágenes (como reflejo de lo que representan y significan realmente) nos provocan náuseas. El hecho de que esta provocación, lo siento pero no puedo considerarlo de otra forma, tenga unos fines comerciales, lo convierte en más repugnante aún.
La campaña es para una crema de piel que utiliza la imagen para apoyar el slogan que viene a decir "algunas heridas no cicatrizan nunca". Para eso no hacía falta ser tan "amarillista", también podía haber puesto la foto de un corazón grabado sobre la corteza de un árbol.. .tal vez sea una diferencia cultural entre el país del anunciante, India, y nosotros.

Además, técnicamente tengo mis dudas de que una imagen tan negativa pueda servir como reclamo comercial. A no ser que los indios consideren el terrorismo y la muerte de inocentes como algo sin importancia, divertido o anecdótico, no puedo comprender el "copy estrategy" del anuncio. ¿Qué quieren decir? "Tranquilo, salvo esto lo arreglamos todo" "esto no se cura, pero lo tuyo sí"...extraño humor. Tanto decir en los manuales que no utilices términos negativos, incluyendo evitar la palabra "no" en lo posible, para que lleguen estos "genios" y usen esas imágenes.

Ellos habrían hecho mejor en callarse, yo no podía. Desde comicpublicidad siempre hemos defendido que la ética está por encima de cualquier interés comercial. Ahora ya sabéis seguramente una de las razones por las que no somos ricos.

No hay comentarios: