¿Somos PUBLICITARIOS o PUBLICISTAS?

Por fin la RAE en su última edición del nuevo diccionario incluye el término publicitar como:

Avance de la vigésima tercera edición

Publicitar .

1. tr. Promocionar algo mediante publicidad.

Esta inclusión viene a dirimir una vieja polémica entre los profesionales que siempre hemos preferido ser denominados como publicitarios frente a publicistas.

Parace baladí, pero es una cuestión diferencial, ya que publicista es "todo aquel que publica algo por un determinado medio", no distinguiendo entre quien escribe un libro y quien publica un anuncio.

"Hacer publicidad" es algo más complejo que publicar algo, emplea medios diferentes en muchas ocasiones creados exclusivamente para tal fin y desarrolla sus propias técnicas orientadas siempre a unos objetivos de marketing y/o comunicación.

Comentarios

Oskiña ha dicho que…
En realidad La RAE, en alguna de sus acepciones, no distingue entre las dos palabras porque se refiere en los dos casos en la persona que ejerce la publicidad.

Había otra distinción que era la siguiente:

- Publicista: Teórico de la publicidad, es decir, lo que se podría denominar como "publitólogo"

- Publicitario: Persona que efectivamente ejerce la publicidad.

Por otra parte, tradicionalmente también publicitar era hacer público algo, es decir, era sinónimo de publicar. Pero, en este caso la RAE parece que lo va aclarando algo.

En cualquier caso, yo creo que en el mundillo (no lo sé eh?, es una suposición) no se hacen distinciones y cualquiera de las dos acepciones se refieren a la persona que ejerce la publicidad. La mayoría de la gente, desgraciadamente, no se para a hacer este tipo de análisis. Una prueba de ello es que la gran mayoría llaman a logotipo o logo (palabra que no me gusta nada) a todo, Da igual que estén hablando efectivamente de un logotipo que de una marca, un símbolo o una anagrama... pero bueno, este sería otro tema.
Oskiña ha dicho que…
Joder, vaya rollo he soltado ;-)
COM&IC ha dicho que…
Efectivamente, oskiña, la línea es muy delgada.

Hace al menos unos años, entre la gente del mundillo si existía ese debate entre los que preferían llamarse de una forma o de otra.

Un debate bastante estéril, por cierto, pero ahí estaba.