20 agosto 2010

Escribir para Google ¿Por qué no?



Aviso: Este post lo escribí para el blog de Vodafone "CookingIdeas" en el que colaboro habitualmente, con el título: "En ocasiones escribo para Google (Y no veo fantasmas)"

Periodismo y Blogging no es lo mismo, y aunque no debería, existe cierta rivalidad entre ambos mundos. Es lo que ocurre cuando alguien que detenta una exclusiva la pierde. Hablo de la posibilidad de informar y opinar. Si a esa exclusividad le añadimos el factor negocio que se pierde, las tiranteces se agrandan.

Como parte contratante de la segunda parte, que diría Marx, el divertido, ya opiné sobre las diferencias que en mi modesta opinión encontraba entre ambos mundos. Pero entonces dejé de lado un comentario más profundo sobre las causas por las que los medios tradicionales pueden perder la batalla de la audiencia. Simplemente, por falta de adaptación al medio (y nunca mejor dicho).

Podría resumirlo en una de las quejas que los periodistas profesionales más repiten en los foros: “Nos obligan a escirbir titulares para Google”. Denuncian así la pérdida de libertad creativa o informativa que les imponen desde la dirección de los medios, buscando ser leídos. Lo primero que me preguntaría es si realmente hasta ahora tenían esa libertad en los medios impresos, o escriben lo que los redactores jefe les piden, aceptan los titulares sensacionalistas de portada o conviven con la línea editorial ideológica… pero en cualquier caso, como yo no soy periodista, no me importa reconocer que en ocasiones escribo para Google… ¿cuál es el problema?

Pero yo soy publicitario, y he aprendido a crear y expresarme de acuerdo a un objetivo concreto. La pregunta que le hago a los que no están de acuerdo es: ¿Si no escribes para Google, para quien escribes?

Hacer un buen trabajo escribiendo no depende de las restricciones de estilo. Siempre, y digo bien, siempre, ha habido que adaptarse a unas normas para expresarse, dependiendo del medio en el que lo hicieras. Os pongo algunos ejemplos:

Prensa: Empecemos por las mismas noticias. ¿No hay que tratar de seguir las seis preguntas y respuestas básicas (W-H)? No hay que contar A Quién sucedió, Cuándo sucedió, Dónde sucedió, Por qué sucedió y Cómo sucedió? Es más, no se enseña en las facultades que el periodista debe ordenar esos datos en función de la importancia que tengan para la noticia en orden decreciente?…

RRPP: Por seguir con el medio periodístico, pero entrando en la parte comercial. Cuando tengo que escribir una nota de prensa, los propios periodistas me piden que sea de no más de un folio y que el primer párrafo contenga toda la información básica por si deciden hacer un corta y pega para publicarlo como breve. Y yo lo hago sin rechistar y sin decirles que se aguanten y la lean hasta el final.

Radio: Si escribes cuñas de radio, tienes que encajar una mensaje concreto y vendedor en sólo 30 seg. De los cuales, de cinco a diez se los llevará la mención de marca, o el teléfono, o la dirección… y no me quejo si tengo que hacerlo. Lo hago.

Guión: Los guiones para audiovisuales también se escriben como quieren quienes los van a usar. Tienes que empezar diciendo si es interior noche o exterior día, especificar los personajes, los minutajes… no cuentas una historia como te da la gana, si no que te ajustas a una técnica.
Vale, ustedes dirán… pero eso son escritos comerciales. Lo nuestro es otra cosa. Y yo responderé: ¿Y el arte? ¿debe el arte adaptarse a unas normas?

Poesía: Si escribes un soneto, o te ajustas a su métrica y estructura, o no es un soneto. Os recuerdo: catorce versos endecasílabos distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos con una estructura clásica en ABBA ABBA CDC DCD o también, si te quieres sentir más libre, acabado en CDE CDE. Cuando el estilo se impuso en Europa, el Marqués de Santillana no protestó, si no que trató de adaptarlos al castellano. Perdonadme la ironía, pero seguro que era un manso, y Lope de Vega, Garcilaso, Góngora, quevedo, Calderón y Cervantes unos vendidos.

Canciones: ¿Y qué me decís de los que escriben canciones? No sólo se adaptan a unas rimas en estribillos y versos, sino que tienen que respetar duración, tempos (ritmos para los de la LOGSE), sonidos armónicos, etc… si hasta los rebeldes del Hip Hop callejero se retan a ver quien aguanta más tiempo rimando.

Vale, vale… esos también se pliegan cuando tienen que escribir por intereses económicos. Pero os pongo un último ejemplo:

Las Cartas: salvo que ignores las elementales normas de cortesía, una carta la empezarás te guste o no con algo como “Estimado Sr” y la acabarás con un “Atentamente”… pero claro, las cartas son cosas de otro tiempo llamadas a desaparecer.

Yo comprendo que vivimos en una época en la que nos gusta quejarnos de todo, y exigimos libertad total. Yo respeto ambas cosas. Pero creo que si lo que quieres es que te lean y que tu trabajo sirva para algo, el precio que hay que pagar es estar localizable. Si sólo escribes para ti, o para tus seguidores, entonces, evidentemente puedes hacerlo como te de la real gana. Pero tanto si eres periodista como blogger y quieres, por el motivo que sea, que tu trabajo sea leído, necesitas adaptar tu estilo.

No hay comentarios: