Neutralidad de la red ¿para qué?


Seguramente has oído hablar de que la Neutralidad en la Red está en peligro. Probablemente no sepas muy bien a qué se refiere el concepto, pero entiendes que tiene que ver con tu libertad para usar internet sin interferencias. Cuidado, porque tras ese debate, se esconde otro del que también se habla mucho, pero parece preocupar menos. Vamos por partes.

La Neutralidad en la Red que se supone está en peligro consiste en obligar a los proveedores de servicios de red —las telecos— a garantizar que el acceso a la misma será igual para todos los usuarios y que las compañías no podrán bloquear o ralentizar unos contenidos para priorizar otros. 

Hasta ahora, internet se considera como una carretera de información que cada usuario, sea un proveedor de contenidos o un consumidor, utiliza en igualdad de condiciones. En teoría, esa circulación es libre y se puede usar el ancho de banda y velocidad que se desee, siempre y cuando se pague por ello la diferencia que cada compañía estipule según sus costes y el mercado.

Así encontraremos accesos públicos gratuitos pero lentos o autopistas en las que pagarás por ir más rápido y sin atascos. ¿Qué es lo que está en peligro?

Pues que ante el aumento exponencial de usuarios y de servicios on line como Netflix, los proveedores de red están intentando convertirse en controladores de ese flujo de datos y comenzar a desviar unos a las carreteras lentas para que otros vayan aún más rápido. Es decir, crear una Internet de dos velocidades. Velocidades que dependerán, como siempre en el mercado, del precio que paguen unos y otros, pero también de las decisiones empresariales.

Pongamos por caso que una teleco es socia o propietaria de un servicio de vídeo de pago por visión y para garantizar su calidad de servicio, le resta ancho de banda al resto de usuarios. 

Pues eso, es lo que llaman romper la Neutralidad de la Red y por lo que se están produciendo debates enconados, y movimientos legislativos, que puedes leer al final de este artículo.

¿Está en peligro la neutralidad por motivos económicos? ¿Sólo?


El error, a mi juicio, es asociar el concepto Neutralidad sólo a los motivos económicos. En todo mercado, más o mejor cantidad de algo, cuesta más. Hoy, con esa supuesta neutralidad, si puedes pagar banda ancha tendrás un internet más rápido. Y si no puedes pagar tu propia conexión, dependerás de los wifi gratuitos, lentos y no a tu disposición todo el día en todo lugar. Por tanto, limitar el mercado y obligar a lo proveedores a la barra libre, tal vez sólo consiga elevar el precio medio y que el que no necesita más, pague más para que el que necesita más, pague menos.

Lo que de verdad pone en peligro la neutralidad, no es el cable, o la wireless por la que circula la información, sino quién la genera y filtra. Quien pone en peligro la neutralidad de la red son los algoritmos, y quienes los programan.

Resulta curioso que sólo se levanten voces a favor de la neutralidad cuando nos afecta al bolsillo, y no cuando afecta a nuestra libertad real, nuestra democracia, nuestra cultura…

Los activistas a favor de la neutralidad quieren tener un acceso muy rápido y gratuito a unos contenidos aunque lo que consuman lo decidan otros por ellos.

No voy a profundizar ni insistir en cómo los algoritmos crean una burbuja y un sesgo tan potente, que combinado con estrategias como las fake news, pueden hasta influir en las elecciones. Sólo voy a añadir un movimiento más de la principal fuente de información actual que todos usamos y se llama Facebook.

News Feed FYI: Más noticias locales en Facebook

“…estamos actualizando News Feed para también priorizar las noticias locales para que pueda ver los temas que tienen un impacto directo en usted y su comunidad y descubrir qué está sucediendo en su área local.”

Leer completo el comunicado de Facebook.



Bien, si ya sabemos que en Facebook vemos lo que quiere su algoritmo (mejor dicho, quien lo programa) en función de nuestros “gustos” (es decir, un sesgo convertido en burbuja) y en el que nos filtran las malas noticias, o el porno (lo que ellos consideren porno, mejor dicho también)… ahora declaran abiertamente que nos van a tener más informados de lo que pasa a nuestro alrededor, con noticias locales.

¿Es eso Neutralidad?

Por supuesto que nos interesan las noticias locales ¿Acaso antes nos las ocultaba? Pero ¿No hemos quedado en que el mundo es ya global? Si pensamos en el problema que acecha llamado individualismo, nacionalismo, incentivar mirarnos al ombligo no sabemos qué consecuencias tendrá.

La pregunta que te hago es: ¿Quieres que tu burbuja sea cada vez más pequeña? 

Personalmente, adoro la prensa local. Soy muy fan de los periódicos de provincias. Tanto que sigo los feeds de aquellos con los que me une algún vínculo, como el Diario Montañés (Cantabria) o Información (Alicante). Pero también sigo Forbes México, The New York Times o Público (Portugal). Y sinceramente, no me preocupa tanto si mi conexión con Vodafone me cuesta más o menos que con otro operador, o sus páginas cargarán más lentas que otras. Lo que me preocupa es poder seguir decidiendo yo lo que quiero ver.

Por supuesto, como ha ocurrido siempre, el coste de acceso a la información es una barrera y un peligro para la libertad de prensa. También ocurre en Televisión, cuando necesitas una licencia y que te adjudiquen una frecuencia. O en los kioskos, donde imprimir y distribuir los periódicos de siempre sale muy caro. Pero de lo que debemos preocuparnos es de si el kioskero va a decidir por nosotros la noticias.

Anexo: Sobre la Neutralidad de la Red

El principal regulador de telecomunicaciones de Estados Unidos dio a conocer formalmente a finales de noviembre de 2017 los planes para hacer retroceder las reglas de "neutralidad de la red" adoptadas en 2015 con el objetivo de tratar todo el tráfico en línea por igual.

El anuncio del presidente de Comunicaciones Federales, Ajit Pai, marcó el último giro en una disputa política de hace una década con ambas partes que dicen representar un internet "libre y abierto".

Pai dio a conocer una petición de "Restauración de la libertad en Internet" para ser votado en la reunión del 14 de diciembre de la FCC, descartando una vehemente norma que impidió a las empresas de banda ancha cerrar sus servicios rivales o crear líneas "rápidas" y "lentas" en línea.

La disputa por la neutralidad de la red ha sido el tema de varias batallas judiciales, con partidarios que sostienen que se necesitan reglas firmes para protegerse contra poderosas firmas de banda ancha como Comcast y AT & T actuando como "guardianes" que pueden castigar a sus rivales. Ferras Vinh, del Centro para la Democracia y la Tecnología, un grupo de derechos digitales, dijo que el cambio amenaza el ecosistema en línea. "Esto es un asalto directo a los derechos digitales fundamentales de los estadounidenses", dijo Vinh.

Los funcionarios de la FCC dijeron que las nuevas reglas retendrán la protección del consumidor que requiere que los proveedores de Internet divulguen cualquier acción sobre bloqueo o aceleración, y señalaron que cualquier acción anticompetitiva o discriminatoria podría ser analizada por los reguladores.
Los proveedores de Internet tienen prohibido bloquear el "contenido legal" según las leyes vigentes, y eso no cambiaría, según altos funcionarios de la FCC.

¿Qué significa la derogación de las reglas de "neutralidad de la red"?


Para Barbara Ortutay y Tali Arbel (Associated Press) “En el corto plazo, la respuesta es simple: no mucho. Pero con el tiempo, su capacidad de mirar lo que quiere ver en línea y usar las aplicaciones que prefiere podría comenzar a cambiar.” Por ejemplo, su operador de telefonía móvil podría comenzar a ofrecerle excelentes ofertas para suscribirse a su propio servicio de vídeo, justo cuando su aplicación de YouTube comienza a sufrir errores de conexión inesperados. O podría despertar un día para enterarse de que su proveedor de banda ancha está teniendo problemas con Amazon, y ha ralentizado su sitio de compras con el fin de extraer concesiones comerciales.

Los proveedores de banda ancha insisten en que no harán nada que perjudique la "experiencia de Internet" para los consumidores. Las grandes compañías de telecomunicaciones han presionado fuertemente para anular las reglas, alegando que son pesadas y desalientan la inversión en redes de banda ancha.

El vicepresidente ejecutivo senior de AT & T, Bob Quinn, dijo en una publicación de blog que Internet "continuará funcionando mañana igual que siempre". Al igual que otros proveedores de banda ancha , AT & T dijo que no bloqueará los sitios web y no acelerará ni degradará el tráfico en línea en función del contenido.


Alemania y la UE respaldan la Internet abierta y gratuita


Tras los cambios en EEUU, la portavoz del Ministerio de Economía alemán, Beate Baron, dijo que el gobierno alemán apoya las normas introducidas en la Unión Europea el año pasado que prohíben el acceso discriminatorio a internet. Baron dijo a periodistas en Berlín que "una internet abierta y gratuita es indispensable para el desarrollo exitoso de una sociedad digital en la que todos quieran participar".


¿Cómo cambiaría la red?


The Associated Press preguntó a siete proveedores principales de Internet acerca de sus planes de neutralidad posterior a la red, y todos ellos son equívocos cuando se les preguntó si podrían establecer rutas rápidas y lentas. Ninguna de las siete compañías (Verizon, AT & T, Comcast, Charter, Cox, Sprint y T-Mobile) descartaría la posibilidad. Tres dijeron que no tenían "ningún plan" para la priorización pagada, y algunos se negaron a responder la pregunta en absoluto.

Por el contrario, varias de estas empresas prometieron no bloquear o ralentizar sitios y servicios de Internet específicos, otras dos prácticas prohibidas por las reglas de neutralidad de red que expiran. (Esas reglas no terminarán formalmente hasta algún momento a principios de 2018.) Cualquier movimiento de este tipo podría desatar un alboroto público e incluso podría desencadenar una investigación antimonopolio.


Comentarios

Pablo Vila Sánchez ha dicho que…
Buenos días, simplemente quería comentar mi rechazo a esta ley que va a dejar internet como antes no la habíamos conocido.