21 junio 2016

El sentido de mirar


Hay quien ve racismo después de que un candidato se limpie las manos tras saludar a alguien, tal vez porque quien mira, vio el color de la piel y no la mano estrechada. 

Cree el mirón que todos son de su condición. Deberían dar un carnet para aprender a mirar. O para permitirlo, como si fuera un permiso de circulación por la vida. Debería incluirse en los planes de estudios, como asignatura pendiente. Por algo la vista es el sentido que más información aporta al ser humano que tiene la fortuna de poseerlo intacto. Las fuentes encontradas son dispares, desde el 50% que asegura Clínica Baviera, el 75% que define la UPC o el 83% de los autores del libro Sobre aprender a leer (aunque, mire usted, ninguno cita la fuente científica).
Quedémonos con que casi todo lo que pensamos y creemos entender, lo hacemos en función de lo que vemos. Aunque, mirar es otra cosa.

Que te miren es un verbo diferente como asegura Marwan. Y los verbos, son acciones. Así que, mirar, es algo más que ver, que también es un verbo, pero pasivo. Sólo por abrir los ojos ya estás viendo, pero no mirando. Como diferente es dejarse ver, o dejarse mirar.



Hay miradas que lo dicen todo, y lo sabes. Como sabes que los ojos no suelen mentir. Hay miradas que desnudan sin que puedas hacer nada, como nada puedes hacer por evitar mirar delante de un desnudo, siquiera de reojo, o entre los dedos. La mirada, es libre. Dejarte mirar, no. Quienes se sienten bajo el acoso del machismo, saben que la libertad de mirar acaba donde empieza su libertad de ocultarte. Y aún así… nadie quiere pasar desapercibido.
Existe la mirada limpia, la del niño que ve por primera vez. La que aún no mira con las gafas de los otros sentidos, o los sinsentido. Esa mirada que no ve nada malo en algo porque no le han enseñado a entenderlo así. O no lo aprendió por su cuenta. Pero dura un pestañeo.
Los publicitarios también lo saben. Una imagen vale más que mil palabras y te puede motivar para tomar decisiones. Una imagen, una mirada, es en sí misma una decisión. El marketing no cree en las miradas inocentes, y si una imagen no logra conmoverte en algún sentido, es como dirigirla a los ciegos. Por eso, hace falta enseñar a mirar, sabiendo que un gran sentido como ese, conlleva una gran responsabilidad.

Y el mirar consentido

Y hay miradas que sonrojan, por activa y por pasiva. Por eso entre los amantes, no hay mirada inerte. Mirar y ser mirado forma parte de la entrega.  Parte del regalo que intercambias. Es lo primero que obtienes antes de un beso, y puede bastar el resquicio de un escote o un entrecruzar de piernas, en el que la imaginación completa lo invisible, para ver el paraíso.

©Milo Manara


Si ver es un milagro, dejarse ver es un regalo. Existen culturas que consideran que salir en una foto es dejarse atrapar el alma. En el Islam no puedes mirar a Dios, sino a través de su obra, textos coránicos o filigranas vegetales. Y es que no hay nada más tuyo que tu propia imagen. Eres tú, no una pose.

¿Cómo mira el artista a la modelo y qué es lo que ve realmente? ¿Qué enseña ella que no pueda ver otro? Y, una vez que ha pasado por lo ojos del artista… ¿Qué ve después el espectador cuando mira la obra?

Deberían enseñar a mirar. Enseñar a que el color de la piel no dice nada, de la misma manera que ninguna imagen es muda. Lo que enseñamos, dice mucho de nosotros, tanto como lo que miramos.  O lo que hacemos ver. Decía al principio que la vista es el sentido que mayor información aporta al cerebro. Pero lo que hagamos con esa información depende de los otros sentidos y, sobre todo, del cerebro o el corazón. Como dice El Principito. Hasta la vista.




Notas:
"Los estudios actuales cifran que en condiciones normales, aproximadamente un 83% de la información la recibimos por la vista, el 11% por el oído, el 3,5% por el olfato, 11,5% por el gusto y el 1% por el tacto."
José Quintana Días y José Luis García Llamas: Sobre aprender a Leer.

Según Clínica Baviera: De los ojos depende el sentido de la vista, por el querecibimos el 50% de la información de nuestro entorno

Para la UPC:   Los humanos recibimos aproximadamente el 75 % de la información del mundo que nos rodea a través del sentido de la vista. El ojo es el órgano receptor, la primera etapa de un sistema sumamente complejo que proporciona imágenes visuales, las cuales nos permiten apreciar el color, la forma, la medida y la distancia a que se encuentran los objetos.

Y sobre la Mirada Sucia...


No hay comentarios: