20 febrero 2014

Empresarios de la calle, todo un arte


El proyecto original Empresarios del Andén es una de esas ideas que realmente me interesan actualmente. Es tan hermoso que merece un lugar de honor en mi búsqueda de cambiar el mundo haciendo cosas bonitas y que demuestra que desde el arte, el diseño, la comunicación y la publicidad, podemos hacer mucho.

Sus creadores, definen Empresarios del Andén como un proyecto visual que busca...
'...darle una identidad a esos pequeños negocios del comercio informal, a los que se la ganan a diario sin más promoción que su propia voz, a los llamados “vendedores ambulantes”. 
Tras buscar y seleccionar a "emprendedores" como Nilo y su carro de frutas; Rafael Galindo, lustrador de zapatos; Don Alejandro, artista del cuero y remontador de zapatos; Gabriel Acosta, periodista mariachi; Doña Marina, cocinera de obleas o Doña Delia, que vende fruta y regala sonrisas, l os colombianos Julian Arturo Velasquez Duque, Julian Andrés Ardila Suarez y Luis Fernando Prada junto a Nicolás Mendez Castro en la Dirección y realización audiovisual, Decidieron regalarles su trabajo para que "con una imagen digna de su negocio tengan mayor visibilidad y sigan trabajando por su negocio y la economía de un país".
De esta forma, afirman que "Quieren alzar la voz de esos empresarios, esos a los que nadie ha oído jamás, sólo cuando al pasar por una esquina se escucha decir: a la orden mono, qué se le ofrece ¿quiere la ñapa?".
En su alegato final, declaran que:
"Prestan su talento porque creen que hoy llega la hora de democratizar la imagen".
El resultado es de gran belleza plástica, tanto en las piezas gráficas como las audiovisuales. Y acaba fusionando las fronteras entre arte y activismo con verdadero gusto.


Como reflexión final, me parece genial, en todas sus acepciones, que unos creativos publicitarios se fijen en los verdaderos emprendedores del día a día, los que emprenden su trabajo con voluntad y sacrificio cada mañana del año en una dedicación digna y poco reconocida,  muy lejos del mundo digital en el que las palabras empresario o autónomo se sustituyen por "emprendedor" casi como eufemismo, y a su vez parece que crear un negocio hoy sólo es posible en modo Start Up tecnológica.
Ahora, por lo menos estos seis empresarios del andén, tienen una identidad corporativa de primera.

12 febrero 2014

Código Ético: Del Marketing responsable a la responsabilidad del Marketing



Hoy la Asociación de Marketing de España ha presentado en Madrid el Código Ético de Marketing. Una propuesta sin precedentes hasta ahora y que es la constatación de que algo está cambiando. Hace tiempo que estoy centrando mis esfuerzos de forma personal y profesional en encontrar caminos y fórmulas para Cambiar el Mundo desde dentro, usando el poder de las marcas. Lograr que las empresas sean agentes de ese cambio, aliadas de la sociedad y no enemigas. Y parece que ese mundo empieza a cambiar.

Y aunque como dicen en la agencia Quiero salvar al mundo haciendo marketing, quienes han realizado la consultoría y dirección técnica de esta guía, la responsabilidad es compartida con los CEO y los financieros de las compañías, es desde el Marketing, como siempre que hay que mover una empresa, quienes hemos de liderar este movimiento.
Al fin y al cabo, el Marketing es mucho más que la publicidad. Es la esencia de cualquier compañía moderna, y es quien decide en casi todas las áreas de la misma. La creación de los productos sin ir más lejos, definir qué se va a vender, cómo, por qué, a quién, a qué precio, con qué mensajes… todo eso influye en una sociedad y todo eso depende del departamento de Marketing.
Con esta evidencia, inmersa o casi sobrepasada por la realidad socio económica mundial en el que además de una crisis de mercado hay una clara renovación de valores colectivos, y una conexión social y acceso a recursos y comunicación que nos obligan, queramos o no, a escuchar más que nunca y a atender demandas hasta ahora ignoradas de los consumidores, de las personas, llega este trabajo profundamente innovador y no sólo en España.

Como dice la nota de prensa que acompaña a la obra, el objetivo es:
"involucrar a las empresas para generar valor compartido para posteriormente desgranarse en los valores de responsabilidad, honestidad y veracidad, transparencia informativa y profesionalidad". 
Es importante destacar que el código va más allá de los ya existentes deontológicos de, por ejemplo Autocontrol, pues como dije la responsabilidad de los directores de marketing abarca además de la publicidad, todas sus acciones, desde la producción hasta la distribución y la atención post-venta, con lo que se convertirá en una herramienta fundamental en el día a día de la gestión en las compañías.


La guía invita a las empresas a actuar como una "organización ciudadana" más. Y es que ya no puede ser de otra forma. Las empresas están formadas por personas, que trabajaba para personas.
Otra de las claves del trabajo, es la motivación a las compañías a "ir más allá de lo legalmente correcto". Un concepto que se hereda de la aún poco desarrollada RSC  y que se percibe como una bondad impuesta o fingida. Así, llama a garantizar la claridad y transparencia en la comunicación de ofertas y a evitar prácticas como el plagio y la difusión de rumores o información inexacta que dañen a la competencia. 
También se invita a trabajar para favorecer situaciones de comercio y trato justo con proveedores, extendiendo estas prácticas a toda la cadena de suministro o a promover valores colectivos y positivos en las comunicaciones que se realicen.

Se trata de una declaración de principios, voluntaria, pero con la que la Asociación de Marketing de España quiere apostar, con la convicción fundamental de que el buen marketing proporciona mejores resultados y por ello ha anunciado además que los premios que otorga anualmente tendrán en cuenta las indicaciones de este código.

Puedes descargar aquí la guía.