02 abril 2013

El postureo es pastoreo



Seré breve. Veo que la palabra de moda en Twitter y Facebook es Postureo, y aunque no acabo de pillarle el tono a la misma, me ha tocado las narices. En el reino de la exhibición gratuita parece que a los reyes no les gusta, les hace gracia o lo que sea que cada uno las use como le parezca. Si tú la usas sin maldad, no sigas leyendo.

Postureo viene a ser lo que te dicen que haces cuando te defines de alguna forma (tomas postura) o cuando hacer posturitas para salir en la foto, en forma de checkin, foto del gintonic, o cualquier cosa de las que normalmente se hacen en redes sociales. Que para eso están.
Parece que en un divertido autorreferente tuitero, quien dice que alguien hace postureo, hace postureo. ¿Estaré haciendo postureo con este post?
Me toca las narices, ya os digo. Porque veo a los soplabloggers habituales, gurusitos, y gurusitos antigurusitos, haciendo lo que siempre han hecho, el pastoreo.
Pastoreo es tratar de dirigir un rebaño después de creerse aquello de que son influencers. Y mira, yo de oveja tengo poco. Si acaso, de cabra. Be.
Ya sabéis, esos que se inventaron la netiqueta y escribieron sesudos manuales de cómo usar tuiter a los cuatro meses de llegar. Recuerdo incluso haber leído cómo había que jugar a Foursquare: "...si no te has gastado dinero en él, no puedes hacer 'check in' en un garito. Eso es juego sucio".

Manda tuits. Así que los que nos evangelizaron para que fuéramos sociales, y compartiéramos nuestras vidas, dónde estamos, con quién, qué películas vemos, lo que nos gusta y lo que no, ahora dicen que si lo haces, es una pose. Pues paso.

Por favor, dejad de dar lecciones para ser los más hipsters, earlyadopters, trendsetters, adictos y demás cosas que os decís a vosotros mismos. Más que nada, porque es Postureo.

Qué narices. Haz lo que te dé la gana. Gurú lo serás tú.



4 comentarios:

ornitorrinco dijo...

Mucho me temo que las sacrosantas redes sociales ya se han convertido en el paraíso del narcisismo y el exhibicionismo más absurdo. El medio es el fin, lo que nos lleva inevitablemente a que el contenido sea lo de menos. Dosis masivas de información inane que nos abotargan hasta la saturación. ¿Realmente tenemos tantas cosas interesantes que compartir con el resto del mundo?
Como decía aquel sabio proverbio: "No hables si no es para decir algo más valioso que el silencio"

Jesús Sarmiento dijo...

Tenía yo un amigo que no paraba de decir que había que hacer cosas. Que si subir a la montaña, que si bajar un río, que si ir allí que si ir allá.
Aún no había Facebook de ese, pero lo hacía, no para disfrutar con esas actividades, sino para tener de qué hablar/presumir luego.
Hay gente que es así, haya Facebook o no. Necesitan aparentar, posar, recibir admiración. Narcisismo puro y duro.
¿Que ahora lo quieren llamar postureo? Déjalo para prao.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Es una moda para describir ciertos tipos de actitudes que todos hacemos. No creo que haya que tomárselo con este punto de seriedad. Creeme.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Como decía el final del primer párrafo: "Si tú la usas sin maldad, no sigas leyendo".

Está claro que la mayoría de nosotros usaremos el término como simple chiste. Pero me ha servido para hacer una reflexión más amplia en modo irónico, que es algo que me sale de forma natural.

Tampoco te la tomes tan en serio.

Gracias por vuestros comentarios, Rafa, Jesús y Anónimo visitante :)
J.