20 junio 2012

La publicidad salvará el mundo




Hasta los años 50 del siglo pasado, las revistas "Pulp" se hicieron muy populares con sus coloridas portadas y sus títulos de historias fantásticas que distraían al público de la dura realidad entre guerras y cracks de los mercados. 

Ayer, viendo la portada de ABC.es, me acordé de ellas. No podía creer que los títulos de las noticias que aparecían en ese periódico digital "de prestigio" fueran tales:


  • "El hongo gigante que aterrorizó a los pekineses"
  • "Una medusa gigante 'invade' la playa granadina"
  • "Epidemia ficticia de embarazos en las casas reales europeas"
  • ‎"Se come el semen de un calamar por no cocinarlo bien"
  • "Lencería para aprender chino"
  • "Kelly Brook prefiere «comer y tener tetas»"
  • "Detenido por decapitar a su hija y pasear su cabeza por su pueblo en la India"
  • "Nace el primer cerdo «lanudo» español"
  • "Michelle Obama y su sangre blanca cherokee"
  • "El supuesto 'descuartizador' vuelve a Montreal"
  • "Las redes zombie de ordenadores infectan también a móviles y macs"



Repito: todos los titulares en portada y el mismo día. Si esto es el periodismo actual, la cosa pinta mal.

Desconozco si la intención es captar público joven, o aquel que no es lector habitual de prensa seria. No sé si se trata de una línea editorial alienante para distraer de la realidad, como en los años veinte, treinta y cuarenta en los Estados Unidos, pero creo, que si los medios tradicionales necesitan de la publicidad para sobrevivir, tal vez la idea de que la publicidad salvará al mundo, no sea tan loca.

Ese era el subtítulo de mi charla en los premios Alce 2012, encabezado por "Cambiar el mundo haciendo cosas bonitas". Y es, que más allá de la simple financiación de los soportes, los publicitarios podemos hacer algo más de lo que pensamos por cambiar las cosas.

Tenemos un poder, como explicaba en aquella conferencia, que es la oportunidad de disponer de espacios fijos garantizados, pues pagamos por ellos, y las capacidades técnicas para transmitir mensajes. Nos pagan por emocionar y convencer.

Podemos por tanto, hacer anuncios molestos, cansinos, con estúpidas canciones y promesas falsas, o transmitir mensajes útiles y motivadores. No depende de nosotros, sino de los anunciantes. Pero algunos aún confían en nuestro criterio. Y hay algunos, que han decidido  convertir la estrategia del "otro mundo es posible, si lo contamos" en su línea de comunicación general. Puede que les acusen de "buenistas" o "buenrollistas", pero la verdad, prefiero ver éste premiado anuncio de Coca Cola, que leer el periódico cualquier día.



De la misma manera, igual que Pablo Herreros logró boicotear un programa considerado poco ético, o una actitud concreta, forzando a que no se invirtiera publicidad en él, otras marcas están realizando el proceso totalmente contrario, y financian y crean contenidos más constructivos aprovechando las necesidades de la televisión pública. Así lo hacen Movistar con La Nube o  Vodafone en "Conectando España".

Llamadme iluso, pero creo que podemos hacerlo. Yo ya he empezado mi cambio, y pronto espero contaros más cosas concretas. Si queréis.


18 junio 2012

InSideAd™ de FIAT en Brasil

Una de las piezas presentadas a concurso en el pasado Festival de Publicidad El Sol 2012, es uno de los InSideAd™ más explícitos con los que me he encontrado. De hecho, la cartela inicial ya avisa de que se trata de una parodia de los anuncios de la competencia:



Responde a la primera de las razones para ser considerado como tal:

1. Habla de publicidad dentro de la publicidad.

Aunque también podríamos adjudicarle la tercera:

3. Revelan técnicas o recursos de marketing al consumidor.


Si quieres saber qué es exactamente un InSideAd™basta con ver el video:



La ficha técnica de la pieza es:


  • Título: LOCUTOR
  • Anunciante: FIAT
  • Inscrito por: LEO BURNETT TAILOR MADE
  • Ciudad/País: SÃO PAULO / BRASIL
  • Marca: FREEMONT
  • Agencia: LEO BURNETT TAILOR MADE
  • Producción: FAT BASTARDS
  • Medio: TV/CINE



05 junio 2012

Twitter no ha cambiado aún la audiencia



Twitter no puede ser considerado como dato sociológico fiable, básicamente porque no representa ni cuantitativa ni cualitativamente una muestra socio económica y demográfica contrastada. No hay usuarios suficientes (3 millones de cuentas, que no usuarios) y no hay datos reales de los mismos. Por lo que Twitter es sólo eso, Twitter y lo que ocurre allí, sólo representa a los que allí están.

Sin embargo, los medios tradicionales utilizan Twitter como fuente de información de la realidad y se hacen eco de lo que allí se dice, como reflejo de la actualidad. Mientras tanto, los apasionados de Twitter creen que ese poder de la información y la conversación en manos de los ciudadanos, representa una nueva realidad porque ahora ya no son las empresas editoras quienes deciden de qué se habla.

¿Es cierto todo eso? Algo hay, pero si atendemos a los datos fríos estadísticos, la aplastante realidad es otra: Los españoles, por muchas alternativas culturales e informativas de las que dispongamos, seguimos interesados en lo mismo de siempre: el fútbol.

Audiencia de Prensa: Marca, a años luz del resto.


Audiencia de TV: Partidos de la selección, récords de espectadores.


Audiencia de Twitter: Tras Alejandro Sanz y David Bisbal, todo futbolistas. Hay que llegar al 17º para encontrar a iFilosofía y Muy Interesante. (Se cuelan entre medias Enrique Iglesias y Rafa Nadal).


Tal vez, las redes sociales y los nuevos medios cambien la sociedad y los gustos, pero de momento, reflejan lo mismo de siempre. Lo que ya es un dato.