07 mayo 2012

Qué fue de la conversación


Los blogs no han muerto, este post es una prueba de ello, pero tal vez su espíritu sí lo haya hecho. Como concepto, un sitio en el que opinar o aportar contenidos más o menos personales o tematizados, han dado nombre a cualquier sección con firma de un periódico digital, difuminándose la barrera entre medio y persona.

En realidad, algunos blogs se han hecho tan grandes que son medios más como cualquiera de las redes WeblogsSL o Hipertextual, o han acabado integrados en uno, como Microsiervos con La información.

Los blogs más pequeños, como el mio, han bajado el nivel de actualizaciones al utilizar otras redes sociales como twitter o facebook para compartir contenido de otros. Lo que antes subíamos en forma de post con o sin comentario adicional, ahora lo compartimos allí.

Pero antes los bloggers mantenían dos conversaciones, la que surgía en los comentarios y la que se creaba a partir de un post o un tema y continuaba en el post de otro blog. No hacía falta que le enviaras tu pregunta a otro bloguero directamente, ni siquiera que escribieses un comentario en su post. Bastaba con citarle en el tuyo, y añadir un enlace a su blog, para que se diera por aludido y comenzara el diálogo.

Incluso existían los "memes" con forma de post en los que planteabas un juego o pregunta y "retabas" a otros cinco o seis bloggers a continuarlo en sus blogs, usando como llamada tan solo los links a sus blogs enlazados a sus nombres.

Las herramientas de alerta y analíticas de tráfico eran suficiente. Y las ganas de conversar hacían el resto.

Y ese era parte del secreto del éxito en el SEO. Los links entrantes y salientes, que iban engordando la relevancia de los sitios y trasladando lectores de uno a otro sitio para seguir las conversaciones.

¿Qué ha sido de eso?

Ahora, muchos de los bolgs están tan automatizados que no prestan atención a eso. Otros, son microcelebritys que evitan a toda costa linkearte, para no desviarte tráfico y para no darte page rank, precisamente dos cosas que fueron fundamentales en el boom de la blogosfera. Están cayendo en los mismos errores que los medios tradicionales a los que tanto criticaban.

En realidad, muchos de los que presumen de 2.0 son más 1.0 que nadie. Hablan pero ya no escuchan a los demás. Mi blog no es importante, aunque otros en los que escribo sí lo son, y aunque mantengo mi costumbre de citar y enlazar, hace años que no recibo ningún comentario, aunque sea por cortesía, de los citados. Será que ya no tienen tiempo, o no lo considera cool.

Por eso, cuando veo que algunos amigos como Ramón, continúan esa vieja tradición, y responden a un post como Españoles, la crisis ha terminado con su propia versión de los hechos, bajo el título ¿De verdad hemos tenido una crisis?  hace ilusión, y me hace pensar que los blogs no han cambiado. Han cambiado otros. 

11 comentarios:

Martín Caro dijo...

Me gusta muchísimo. De hecho, me anima a volver a subirme al carro bloguero. Creo que las redes están siendo un rollo de verano muy bonito, pero soy de esos románticos que busca el amor. Buen lunes.

Eva Sanagustin dijo...

J, precisamente hace poco me acordaba yo de los memes... qué época tan bonita, como dices, con ganas de conversar.
Antes era una cuestión más personal, de encontrar personas. Ahora se buscan temas. Aunque quiero pensar que el mismo exceso nos va a devolver a aquella época donde las personas eran la diferencia entre un blog y el otro.
Como siempre, poniendo por escrito lo que muchos pensamos :)

PD. montamos un meme???

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Recuerdo perfectamente que nos conocimos gracias a los comentarios de éste blog y al tuyo: Debajo un Botón... ;)

Un saludo bloguero.
J.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Eva, al igual que con Martin, los blogs nos pusieron en contacto, y ahora lo importante somos las personas.

Creo que al final, lo que está quedando claro quién cree en los blogs, y quien vendía cosas. Los que tanto hablaban y hablaban, ahora no les interesa porque venden otras cositas, me temo.

Montamos un meme cuando sea, o si quieres algo más viejuno como un libro, que tú ya llevas muchos más que yo y si hacemos uno juntos igual no me sacas tanta delantera.

Abrazos.
J.

Eva Sanagustin dijo...

Pues sí, los que hablaban y hablaban, ahora hablan de otros canales para seguir la moda y como en los nuevos no hace falta conversación, verdad? pues todo eso que se ahorran!

Cuando tú acabes tu novela y yo lo mío, nos ponemos en serio. Acepto el reto que, además, será un placer :)

Verónica Grech dijo...

Creo que parte del problema está en los que usamos lectores de feeds para no ir de blog en blog todos los días. Yo uso google reader y cuando me gusta un post mucho lo guardo como favoritos pero evidentemente perdí la costumbre de hacer un comentario al autor y este nunca se entera de cuánto ha gustado o no su artículo. Como ves, hoy me estoy esforzando, jajajaja.
Da rabia porque en realidad, no sabes si la gente te lee o no y de eso me doy cuenta ahora que he empezado yo con el mío propio... La vida moderna es una lata!!!

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Pues gracias por el "esfuerzo" Verónica. Aunque el culpable de no tener comentarios no es otro que quien escribe el post que no despierta esas ganas en el lector.

La conversación que echo de menos es entre blogs, como antaño. Ahora, basta un tuit con un emoticono o un RT de algo que probablemente ni se han leído.

Un abrazo y ánimo con tu blog.
J.

Sergio Serrano dijo...

Yo no he vivido en primera persona la época bloguera de la que hablas, pero desde luego suena muy bien.

Supongo que es el "precio" que se paga por pasar de ser unos pocos bloggers a tener bloggers hasta en la sopa.

Un saludo!

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Sergio, cada uno paga los precios que quiere pagar por las cosas. Cada uno cambia lo que quiere cambiar.

Un poco más arriba, en los comentarios, están Eva y Martin. Ellos son de esa época, como otros. Ellos mantienen el contacto, responden, enlazan y comentan como siempre. Tanto es así, que yo soy de Madrid, Martin de Bilbao y Eva de Barcelona, y... después de seis años, los tres hemos hecho lo posible por conocernos en persona y compartir ideas, proyectos y cañas.

A muchos se les llenaba la boca hablando y diciendo que lo importante eran las personas, pero hablaban de burras, y las burras mueven carros. Y como dicen los arrieros, por el camino nos encontraremos.

Eso es todo.
Gracias por conversar.
Un saludo.
J.

unapausaparalapublicidad dijo...

La mayoría de la gente en estos momentos vive en una inmediatez y velocidad fingida. No se molesten en hacer nada que les ocupe más de 20 segundos, y menos si eso implica bajar a la tierra.
Nunca he entendido un blog como algo unidireccional, pero mucha gente si lo consigue así. Para ellos, el twitter si puede tener dos direcciones; el blog, una y gracias.
Hay de todo en este mundo.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Odi, el espíritu de conversar no depende del medio, siendo éste tan 2.0 como los demás. Tan importante es contestar en los comentarios de tu post como a un tuit. Aunque ya sabemos que hacerlo en Twitter es tan sencillo como un click en favoritos, RT o un me gusta en Facebook y "cubrimos el expediente".

Imagino, que si tienes 500 menciones diarias, no puedes visitar todos los orígenes. Yo lo intento, porque tengo menos.

En fin, hablo de un pasado remoto... seis años... toda una vida digital.

Un abrazo.
J.