26 octubre 2010

The App Date: ¿Comienza la era App?



Ayer se celebró el primer evento The App Date, que pretende convertirse en cita de referencia para todos los interesados en el mundo de las Apps, o aplicaciones para dispositivos móviles. ¿Qué son las Apps y qué podemos esperar de ellas? Éstas y otras preguntas se empezaron a resolver en la cita de ayer, y seguirán haciéndolo cada último lunes de mes, en el Hub Madrid.

Este "Last Monday" organizado por Wake App!, la nueva compañía de Oscar Hormigos guarda más similitudes que las meramente organizativas con los Firts Tuesday que se organizan desde hace años para reunir en networking a un puñado de emprendedores y profesionales de internet. De alguna forma, estamos asistiendo a un fenómeno parecido al boom de internet que acabó en la burbuja "puntocom" pero esta vez con muchas e importantes diferencias.

Para empezar, el ecosistema o mercado, es muy diferente.

Como muy bien explicó Óscar Hormigos ayer en su charla de presentación, cuando las empresas se lanzaron a crear webs y portales como locas, el número de usuarios era aún muy limitado. Pocos ordenadores y muy pocas conexiones a internet. Poquísimas de banda ancha. Las intenciones eran muy buenas, pero se ha tardado una década en disponer de los medios adecuados. Pero hoy, no sólo hay un ordenador con internet casi al alcance de cualquiera, es que prácticamente hay un teléfono móvil por cada persona, y entre ellos, los más jóvenes. Jóvenes conocidos como "Nativos digitales" que no conciben no tener internet en su teléfono...

Las Apps no son una burbuja.

En los años 90 participé como agencia en el lanzamiento de un portal B2B vertical con grandes ambiciones, pero muy pocas posibilidades de éxito. Yo llevaba los temas creativos de publicidad, y por más que me lo explicaban, no lo veía. Estaba concebido como pasarela de compras on line entre los puntos de venta y los distintos proveedores... pero con la moda y mentalidad de los "portales" se quiso lograr la cuadratura del círculo. No sólo se podrían comprar los productos "normales" sino, ya puestos, seguros, viajes y cualquier otra cosa que se pudiera ofrecer... a comisión. Pero ni el número de usuarios era suficiente, ni las comisiones altas, ni los posibles ingresos por publicidad eran previsiblemente suficientes. Aún así, se lograron fondos desproporcionados de algunos inversores, que no hacía falta ser muy listo par saber que acabarían en la basura porque harían falta décadas para recuperarlos.

¿Qué ha cambiado? Que hoy lo que se está ofreciendo no es una web o aplicación que haga de todo, sino mini aplicaciones que soluciones cosas pequeñas. Utilidades para todos los gustos que nos hagan la vida más fácil o divertida y que estén en nuestro bolsillo. Muchas son extensiones de utilidades que usamos en nuestro escritorio y queremos seguir usando en la calle, otras son específicas para el concepto de movilidad. Pero ya no hablamos de potenciales sino de hechos. El fenómeno de Apple con su iPhone no sería lo mismo sin su tienda de aplicaciones, que ha vendido millones. Fenómeno repetido con los terminales de sistema operativo Android, que incluso supera en número de apps gratuitas a la tienda de Apple. Y esto no ha hecho más que empezar...

En la cita de ayer, además de Oscar G. Hormigos CEO / Founder Partner de WAKE APP
participaron Aitor Grandes CEO en 24symbols para contar el reciente lanzamiento de 24symbols, el Spotify de los libros y Sixto Arias Managing Director de Mobext (Havas Digital) definiendo cómo existe una aplicación para cada momento del día y cómo lejos de costarnos dinero, nos ayudan a ahorrarlo.

Si te ha interesado, puedes seguir informado en Facebook.

13 octubre 2010

Pequeños grandes éxitos del Social Media Marketing


Mucho se habla del ROI en SMM. Y mucho he criticado yo los excesos que se cometen en la evangelización de las redes sociales y el presunto final de la publicidad por el cambio de los consumidores.

Se puede pensar por mis post y tuits que estoy en contra de estas herramientas, pero lejos de eso, me encantan. El problema, es otorgarle la justa medida a lo que pueden hacer por una marca, ya que el objetivo final es vender.

El SMM probablemente no es para todos. Hay empresas que no los necesitan para nada, y otras a las que a lo mejor les supone un problema mayor que lo que les aporta, por la imposibilidad de controlar realmente las respuestas y mantener una comunicación realmente fluida y real con los usuarios. Hablo tanto de grandes empresas con millones de fans y posibilidades de ataques furibundos, como de micro empresas que jamás lograrán tener más que un puñado de fans.

Pero lo más importante, a la hora de valorar estos medios, es definir realmente qué es el éxito y para qué sirven. Os quiero contar dos casos que pueden explicar muy bien qué puedes esperar de tu presencia en el sitio de moda, Facebook.

Para mí, lo más importante no es lo que les cuentas a tus usuarios allí, que para eso está la publicidad aún, sino lo que ellos te cuentan a ti. Es la grandeza del 2.0. La maravilla de conversar con los consumidores, y de escucharlos. Sobre todo, de escucharlos.

Comprobar la demanda.
¿Tu producto tiene posibilidades? ¿Le interesa a la gente? ¿Lo necesita? ¿Lo demanda?

En el caso de VerSport, una empresa pionera en España en el desarrollo de un mercado nicho como la Óptica Deportiva, se optó por tener una presencia múltiple en la red (Web, Blog, Twitter, Facebook, etc) con el fin de lograr mejor posicionamiento en buscadores, iniciar la conversación y testar la respuesta. El resultado inmediato ha sido altamente gratificante, al comprobar cómo el tráfico, se obtiene desde distintos sitios, pero se cruza constantemente y las visitas de unos acaban en los otros.

La primera conclusión era comprobar el interés por ampliar la información de quienes llegaban a ellos. En términos cuantitativos, por lo específico del producto, nunca será masivo. Pero en términos cualitativos, el tráfico es excelente. Y lo mejor de todo, siempre orgánico.

Pero lo más interesante del caso, que me atrevo a llamar de estudio, es la actividad en el muro. En la imagen, que he tratado eliminando las respuestas para comprimir el espacio, se puede ver que la mayoría de comentarios provienen de usuarios muy interesados en comprar. Algunos hasta ponen directamente sus datos. Y como la mayoría provienen de latinoamérica, lo que obtenemos es un verdadero estudio de mercado en una región, a escala, pero real.


Comprobar el target
¿A quién le interesa tu producto? ¿A quién estás llegando? ¿Quién te compra? ¿Quién te recomienda?

Los estudios de mercado y de audiencia de los medios son muy caros. Y no siempre muy precisos. Por desgracia, hay muy, muy pocas empresas españolas que inviertan en este tipo de investigación. No recuerdo la última vez que un cliente me enseñó uno para hacer una campaña., y así es muy difícil pensar acciones y crear mensajes que hagan a tu consumidor tipo identificarse con tu producto.

Facebook, sobre todo si utilizas los anuncios de pago, te ofrece una estadística basada en los perfiles de tus fans y visitantes que se convierte en un fantástico estudio de mercado, actualizado a diario, y muy bien segmentado.

La imagen, que pertenece a otra campaña diferente para otra marca, refleja el perfil de los usuarios interesados en la Fan Page. Cualquier director de Marketing sabrá apreciar el valor de esta información para la siguiente campaña.
¿Quién dijo que no había ROI en las redes sociales? Lo hay, pero tal vez sea diferente al habitual. El ROI por simples ventas puede llegar también, y hay muchos casos. Yo defiendo que es el objetivo final de cualquier acción. Pero el retorno de la inversión puede llegar de otra forma, no sólo por ventas directas, sino por ahorro en otros costes, o por ventas a largo plazo. Lo importante, creo yo, es seguir combinando todas las herramientas a nuestro alcance.

04 octubre 2010

Guía de Gurús y otra Fauna 2.0

El Iluminado.
Ha visto la luz. Tanto programar webs 2.0, personalizar blogs y crear aplicaciones para facebook le ha abierto los ojos. Se ha dado cuenta de que los usuarios tienen vida propia, existen y hasta enriquecen su trabajo, aportando contenido y compartiendo. Cuando ve las estadísticas de usuarios, tiene una visión: " si por cada uno de estos me dieran un centavo..." e inmediatamente, empieza a ver a los usuarios como pollos de granja que vender al mejor postor.

El Matón del billar.
Fue el primero en probar la nueva máquina de marcianitos. Se dejó la paga de la semana durante meses, pero al final, logró el récord. Hace tiempo que juega gratis porque aprendió a desafiar a los nuevos que entran en la sala de billares y hacerles apostar su dinero. Eso lo aprendió de cuando jugaba al futbolín. Si aparece alguien que juegue igual o mejor, le convence para que juegue en su lado y sacarla la paga a los novatos. Lo importante es llegar muy pintón a los recreativos, marcando estilo, asegurarse de labrarse la fama adecuada. Nadie osaría probar antes que él una nueva máquina, y él siempre se guardará los mejores trucos para sí mismo.

Los Espinetes.
Corre el rumor de que van a crear la Asociación de Actores Ocultos para reivindicar su auténtico valor. Sin ellos dentro de Espinete, no habría Barrio Sésamo. Tampoco existiría Disneylandia. Ni siquiera sería posible Ronald McDonald, quien seguro, tendría que cerrar las hamburgueserías de medio mundo. Ellos son quienes animan y controlan a los fans, a esa comunidad entusiasta que sale corriendo para abrazarles cuando aparecen. Ellos, y no el ridículo disfraz que llevan. Son los que deberían mandar. Y ya está bien de trabajar tan duro sin que nadie les vea las caras. Se han cansado de trabajar para una marca, que no es la suya personal, lo malo es que olvidan con frecuencia que esas marcas han llegado a donde están invirtiendo años en publicidad.

Los medusa.
No saben muy bien hacia dónde van, pero se mueven como pez en el agua. Son babosos y escurridizos. Si no los tienes muy cerca, son difíciles de distinguir, pero cuando menos te lo esperas... zaska! te lían y te pican. Ahora la marea les lleva a mares llenos de peces, que caen en las redes, sociales, sin saber que a río revuelto, ganancia de pescadores. Les aseguraron que se trataba de un océano azul, pero está lleno de tiburones que llegaron antes y se conocen el terreno. Cuando se invente otra cosa, allí estarán.

Los Molotov.
Su principal problema es que son demasiado jóvenes para tener experiencia, y les sobra entusiasmo. Están deseando formar parte de algo y sentirse importantes, así que se dejan convencer por los cantos de sirena de quienes saben recolectarlos. Les das una botellla de pacharán y ellos ven un cóctel molotov. Dales un hastag y creeran que podrán incendiar la red, y levantar en teclas a la revolución a toda su comunidad. Les encanta tratar de viralizar la crítica por el café mal servido en el bar donde desayunan y no pierden ocasión de recordarle a cualquiera que tiene un blog y miles de amigos en twitter, por si acaso. Afortunadamente, aún no se conoce ningún fuego provocado por ellos encendiendo un twitter que haya cerrado una empresa, derrocado un gobierno, pero por desgracia tampoco han salvado una vida.