17 mayo 2010

La inutilidad de las palabrotas según Carmen Posadas

"Pienso que para un escritor es letal ser malhablado. Para un escritor y para cualquiera que desee expresarse de la manera más eficaz posible. No tiene tanto que ver con la vulgaridad, sino con el empobrecimiento del lenguaje. Si decimos, por ejemplo, que fulano es gilipollas, dicho término oculta un montón de significados posibles. ¿Cómo es en realidad fulano? Tal vez sea necio, pero quizá también pueda ser cosas tan diferentes entre sí como ingenuo, tramposo, imprudente, temeroso, torpe, arrojado. Incluso puede que sea un cantamañanas, un fatuo o vaya usted a saber si incluso un cornudo."

Os recomiendo el texto completo en su sección de XLSemanal.

2 comentarios:

Chapu dijo...

Las palabrotas tambien son buenas en el lenguaje, en mi pais se usa mucho para la novela negra que tiene que ver mucho con la vida de la calle y que crees las palabrotas se usan en la calle, si depronto quieres que tus lectores sean graduados en literatura ps anda, escribe son palabrotas, yo por mi parte no me limito.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Hola Chapu,
no creo que Posadas se refiera a eso. Las palabrotas, usadas en modo conversación en una novela, incluso en un poema, pueden aportar mucho al personaje. Y efectivamente, si un traficante de droga de poca monta habla con sus compadres, no usaría un lenguaje refinado. Eso estaría mal.

Se refiere de modo genérico al uso del taco y la palabrota como decimos en España a modo de "muletilla", por abreviar, o resumir, o por puro vicio del lenguaje. Eso empobrece y resta información.

Si yo digo que tu comentario está chévere, puede ser porque aportas otro punto de vista, porque es divertido, porque es inteligente o simplemente porque me ha gustado. pero para otra persona chévere puede significar otra cosa, o simplemente no saber porqué es chévere.

Hay que seguir la trayectoria y obra de Carmen Posadas paran entender de todas formas todos los matices.

Un gran saludo.
J.