18 noviembre 2009

La estrategia del salmón.


El último post que he escrito para Cooking Ideas lo modifiqué poco antes de subirlo, para ayudarme de un símil muy al estilo publicitario. La imagen surgió mientras escribía sobre la necesidad de los emprendedores (y me permito incluir en esta categoría a cualquiera que crea que su trabajo, aunque sea por cuenta ajena, puede mejorar si pone empeño) de luchar constantemente, nadando contracorriente, como los salmones. Ellos ni se plantean que exista la posibilidad de dejarse llevar, y fijando su objetivo en lo más alto, se lanzan a su meta.

Para quienes no sigáis ese otro blog en el que participo, os dejo aquí unos extractos:

"Hay que trabajar siempre. Los peces no paran de nadar y sólo va a favor de la corriente el que está muerto...."

"Hay que innovar constantemente. Recuerda el pez…si te paras, te lleva la corriente. Si te limitas a “despachar” lo que te piden y no aportas nada, no propones, no te adelantas…lo hará otro"

"Hay que tener un plan A y uno B. Os sorprendería saber cuántas empresas conozco que no tienen un plan de negocio y ni siquiera un plan de marketing. Y de las que lo tienen, sólo han contemplado el negocio en época de desarrollo y bonanza..."

"Eres tú, no los demás. No esperes a que las cosas pasen. Haz que pasen. Recuerda el pez, piensa que eres un salmón luchando contra la corriente, capaz de saltar y superar cascadas porque tiene claro el objetivo final..."

Aunque claro, el post es mucho más extenso y jugoso y os invito a leerlo entero.

1 comentario:

Martin R dijo...

Un saludo, Jose Carlos. En cuanto a las empresas sin plan de negocio o marketing, ya lo creo que conozco unas cuantas. Pero aun asi son peores aquellas que teniendo plan de negocio o marketing no lo siguen en absoluto... ni siquiera participan en su elaboracion (la confian a consultores) y lo consideran un documento para adornar la estanteria...