"Han ganado mis libros, no yo. Ellos son mejores"

Comentarios

ornitorrinco ha dicho que…
Con todos mis respetos, Sra. Müller, los libros no se escriben solos (a excepción de los de Ana Rosa Quintana). Está muy bien lo de la modestia, siempre y cuando no vaya contra el sentido común. Un simple "gracias" habría estado bien. Y enhorabuena por el premio.
Pues fíjate que no es la primera vez que oigo ese, concepto. Aquí ya hablé de él, comentando un libro "Pájaro a pájaro" y una cita de Ursula K. LeGuin.

En cualquier caso, sirve para reflexionar.

Yo le hubiera dado el Premio NoBLe...;-)
ornitorrinco ha dicho que…
El eterno debate entre el artista y su obra. ¿Se puede ser un imbécil en la vida cotidiana y un genio como artista? Desgraciadamente sí. Tal vez se refiere a eso, sin que esté yo insinuando que la Müller sea insoportable. Pero la Historia está llena de ejemplos de eso y de lo contrario. En cualquier caso, nada que objetar a la nueva Nobel. Lo dicho, que lo disfrute...
AuROraZa ha dicho que…
Hola,

Hace tiempo que no dejaba comentario en tu blog, aunque te sigo post a post.

Respecto al Nobel, realmente no me gusta el hecho de que este premio se esté politizando. Y siempre que se lo dan a alguien me falta el argumento de que "simplemente ese aut@r es muy bueno".
Siempre es por alguna razón política adicional. En caso de esta señora la gran pesquisa es que vivió en una dictadura durante muchos años y eso la indujo a escribir de tan asombrosa manera...y tal y cual...

No digo que no debieran dárselo a élla, pero ha ocurrido igual con el premio "Príncipe de Asturias". Premio que han dado a la ciudad de Berlin por el 20 aniversario de la caida del muro.

Empiezo a escuchar ecos entre la gente quejándose de que este año no le hayan dado nada a Vicente Ferrer o a algunos otros que luchan encarecidamente por la paz, "trabajo de campo".

Hay una sensación de que estos premios se están convirtiendo en asiduos símbolos políticos y pienso que están perdiendo importancia y neutralidad. Pierden ese halo de estar fuera de lo humano y ser un premio a la divinidad de un autor, un escritor, un deportista...algo etéreo que nos engrandece.

Corre un leve velo sobre su digna transparencia que empieza a ser opaco y eso no me gusta.

Gracias Jose Carlos por tu constancia en tenernos informados sobre estos acontecimientos, humanos o divinos ;)

Saludos,
Aurora