No hay cliente pequeño


En creatividad. No hay grandes o pequeños proyectos. Los cientes no se clasifican por su tamaño a la hora de pensar. Lo que hace grande a un proyecto es lo que seas capaz de hacer por él. Muchos diseñadores sueñan con poder reinventar la rueda o tener la oportunidad de realizar la próxima campaña de Coca-Cola y justifican su escasa imaginación, mejor dicho dedicación, en el tamaño de sus clientes.

¿Creéis que una limpiadora doméstica es una gran cliente?. Ella, Virgia Campos ha demostrado serlo innovando en su oferta "Home Cleaning and Organizing" (limpieza y orden de la casa) y confiando su imagen a un profesional de diseño, José Antonio Contreras. El resultado, precioso y todo un ejemplo, se ve en el blog 4ºD:

Comentarios

Jesús Sarmiento ha dicho que…
"No hay cliente pequeño ni cuenta despreciable" esa es una de mis frases preferidas. Nunca me gustó el espíritu que acompaña muchos proyectos sólo porque son clientes autónomos, pequeños o con escasos recursos. Creo, y así lo intenté siempre, que cualquier trabajo ha de hacerse buscando la excelencia del mismo. Porque, al fin y al cabo, eso que estás haciendo lo van a ver decenas de personas y lleva tu nombre y reputación. Y porque como dijo el Pulpo, para hacerlo mal, mejor no hacerlo.
El caso que nos presentas, genial.
Ahora bien, como ya comentaste por aquí, hay clientes que da igual que te pongas pinopuente para convencerles de que tu propuesta es la más conveniente.
Un saludo.
Como dicen los americanos "Think Big..."

Sólo es pequeño el que se siente así. En este caso, el tamaño no hace relación a su potencial económico, si no a su "amplitud de miras".


Y por otra parte, no puede perderse la coherencia ni proporcionalidad. Que ni haya cliente pequeño no significa que las soluciones para una "micro-cuenta" sean las mismas que para una multinacional.

En el caso que ilustra el post, el derroche es de imaginación, pero no dejan de ser tarjetas de visita a dos tintas...

Un saludo.
J