31 agosto 2008

RTVE: Nueva imagen.



La corporación pública RTVE culmina su renovación con un cambio profundo en su imagen corporativa. Algo que sin duda era más que recomendable tanto para transmitir la nueva etapa mejor, como para competir con los numerosos medios que compone el mercado audiovisual en España, nada que ver con los tiempos en que constituía un monopolio.

El trabajo realizado por la agencia Summa , pioneros desde 1989 del concepto branding en España, es notable y como debe ser, va más allá de un simple diseño estético.

A destacar dos aspectos de todo el trabajo:

  • La unificación de estilos para todas las submarcas o canales (RNE, TVE, Clan, TD, etc) algo que hasta ahora no se producía, siendo inexistente el concepto de marca paraguas o la identidad corporativa global.
  • La utilización del elemento común en todas ellas, que es además el valor identificador de la marca: la "e" de española. Aunque parezca sorprendente, han tenido que pasar más de cincuenta años desde la creación del ente para que alguien se de cuenta del detalle y le saque partido.

Respecto al diseño concreto, me gusta la tipografía elegida, creada a la medida para la ocasión aunque similar a algunas del mercado (por ejemplo ésta), que consiste en una sanserif evolucionada con suaves perfiles redondeados. Una elección sabia porque transmite por igual solidez, clasicismo y modernidad. Algo difícil.

En cuanto a la gama cromática, dos detalles también me llaman la atención:

  • Mantienen el azul corporativo para la televisión (recuerdo de marca anterior) aunque cambian en la Radio, pasando de amarillo a rojizo.
  • Para color corporativo general, eligen el naranja, no sé si por motivos propios o siguiendo la tendencia que ya en octubre de 2006 comentábamos aquí.

En resumen, me parece un buen trabajo, lógico viniendo de quien viene.

Actualización 7/9/08

Después de una semana con la nueva imagen, he empezado a encontrar fallos bastante evidentes. Aunque más que en el diseño en sí mismo, en la aplicación posterior.

He visto cortinillas promocionales con el logo tve (no rtve) sobre fondo naranja. He visto cambiar numerosas veces de estilo en la aplicación del 1 o el 2 en los banners promocionales, cosas así.

Igualmente, el luminoso gigante de la sede de Torrespaña queda sin fuerza por la noche, al ser poco contrastada la transparencia blanca sobre el naranja. Porque lo que funciona sobre una pantalla de 20 puk¡gadas, puede no hacerlo sobre una panel de ocho metros a medio kilómetro.

También he detectado otros fallos, ya si de diseño, aunque quizá más discutibles. Por ejemplo:

El 1 o 2 pierden muchísima carga comunicativa frente al concepto "La Primera" y "La Dos". Es evidente para cualquiera que decir "la primera" significa ser posicionada en lo más alto del ranking mentalmente, además de en la historia por la antigüedad.

Y el uso generalizado de degradados y difuminados, por ejemplo de verde a azul, de morado a azul, y bordes degradados es algo que ya hemos criticado otras veces, por la dificultad (imposibilidad) de aplicarlo en muchos soportes, por ejemplo, un fax.

Sigue habiendo cosas que me gustan y considero que en general el cambio ha sido para mejor, aunque me apuesto un pincho de tortilla a que en menos tiempo del previsto se produce un "retoque".
Al tiempo.

09 agosto 2008

...Y China dominará el mundo (o el mercado, que es lo mismo).


Casi sin darnos cuenta, China, el gigante dormido del que siempre se hablaba como "la amenaza amarilla" por su potencial, nos ha dominado.

No ha necesitado hacer que sus 1.200 millones de habitantes salten a la vez, ni usar su disciplinado y nuclear ejército, sólo ha tenido que trabajar para ello inventando el "comunitalismo", la asombrosa mezcla de comunismo férreo y capitalismo salvaje.

China hace lo que le da la gana, como celebrar unos juegos olímpicos con el beneplácito de todas las naciones mientras mantiene la pena de muerte y conflictos como el Tíbet, sin que ningún dirigente se atreva a intentar un boicot similar al de Moscú 80.

¿Y por qué? Porque el mundo industrializado depende de ellos. Son la fábrica de occidente.

No es necesario acudir a ninguna estadística. Entra en un gran almacén, coge casi cualquier producto al azar y mira la etiqueta. El porcentaje de "Made in China" es abrumador. Pero no te dejes engañar. La legislación europea, permite etiquetar como Made in Spain (por ejemplo) cualquier producto fabricado en China pero envasado aquí. Por lo que en realidad, una ingente cantidad de productos de uso diario en occidente, proceden del gigante asiático.

En otra época, China hubiera intentado ganar mercado y obtener más recursos invadiendo otros países. Lo primero lo ha conseguido ofreciendo a occidente productos de bajo precio utilizando una mano de obra inagotable, controlada dictatorialmente, y pagada con salarios imposibles en los países consumidores, en un enorme ejercicio de hipocresía política de doble rasero.

Lo segundo ya es más preocupante, porque si bien hace treinta años, el consumo energético de toda China era similar al de España, en 2008 son el primer consumidor de petróleo y ha pasado de ser exportador a importador....una de las causas no contadas de la subida estratosférica del precio del crudo.

Y por si eso fuera poco, en países como España, no sólo copan la fabricación, sino que están copando la distribuciòn minorista.

La historia del caballo de Troya se repite, estamos en sus manos:

¿Qué pasaría si China decidiera parar sus fábricas y dejara de proveer a occidente?