24 julio 2008

Hancock, el superhéroe y la publicidad.


Este fin de semana he visto Hancock y además de sorprenderme gratamente como película me llamó la atención una parte importante de su historia, relacionada con este blog.

Atención: si no has visto la película, el post puede dcontener algun "spoiler" que te desvele el contenido...

Sigo. Como película de entretenimiento, cuenta con unos grandes efectos especiales, un ritmo impecable, gags y giros argumentales más que dignos y una interesante interpretación de Will Smith.

Pero como amante del marketing y la comunicación, encontré muchas cuestiones que me llamaron la atención.

Para empezar, uno de los protagonistas, es un publicista-asesor de imagen. Una figura muy habitual en las comedias románticas americanas de los años 50, que en este caso es más que un rol atractivo, es una de las claves del argumento.

En un momento, le definen como "El Bono del Marketing", y él corrige: "En realidad, creo que el mismo Bono es el Bono del Marketing". En clara referencia al proyecto RED del líder de U2.

La eficacia de Hancock como super héroe, depende directamente de su capacidad de comunicación, y al mismo tiempo, sus esfuerzos por comunicar mejor mejora su eficacia como héroe. algo muy de hoy en día y comentado en comicpublicidad más de una vez. La comunicación puede aportar valor añadido a un producto, y llegar a convertirse en parte de él.

Os dejo a vosotros mismos que descubráis el resto de gags relacionados con el marketing que contiene la cinta, sobre todo, uno espeluznante que aparece casi al final y que sería lo máximo para unos y lo peor para otros.