Un ARTEFINAL ya no es lo que era. (Ni el sector tampoco)


Hoy he encontrado entre un montón de papeles un arte final de los de antes. Quienes lleven menos de veinte años en la profesión no los han conocido, y por ende, no conocen el verdadero significado de la palabra “artefinal”.

Hoy en día, los bocetos se realizan en la mayoría de las ocasiones con un nivel de acabado practicamente definitivo. Es decir, lo que se ve en pantalla es lo que se envía a imprenta (aunque se haga una copia en baja resolución tipo JPEG o PDF para que lo visualice el cliente).

Una vez aprobado, sólo quedan unos pocos pasos que en muchos programas de edición se realizan de forma automática, como reunir las imágenes vinculadas o las tipografías. Si has trabajado con previsión, las imágenes ya estarán en alta resolución y modo de color CMYK, y las medidas del documento serán las reales.

Así que en muchas ocasiones, hacer un artefinal se reduce a grabar una carpeta en un CD. O casi ni eso, porque muchos proveedores ya piden el artefinal en un sólo documento (PDF de alta resolución, o JPG) por e-mail o ftp.

Pero hace unas décadas, el trabajo estaba estructurado de otra manera, y eso implicaba más puestos de trabajo (parte positiva) pero más tiempo de producción (parte negativa). Y ambas cosas se traducían en mayores costes para el cliente (negativo), y mayor volumen de negocio para las agencias (positivo).

La informática ha supuesto una enorme revolución en el sector, sobre todo en las agencias pequeñas.

El esquema típico de trabajo, en cualquier agencia de hace años era:

  1. COPY + DIRECTOR DE ARTE: (crean el anuncio, concepto, textos e imágenes)
  2. DISEÑADOR (ESTUDIO DE DISEÑO): Maqueta el anuncio y realiza el Arte final.
  3. FOTOMECÁNICA: Hace la fotocomposición, escanea las imágenes, genera el fotolito.
  4. IMPRENTA: Fabrica las planchas de offset desde el fotolito e Imprime el trabajo.

Ahora, en muchas de las agencias, el proceso se reduce a:
  1. DISEÑADOR/CREATIVO INFORMÁTICO: Crea la pieza, la maqueta y genera el artefinal.
  2. IMPRENTA: Imprime directamente el trabajo con máquinas especiales de impresión digital o mediante Offset CTP (Computer To Plate o “Directo a plancha”)


Como se ve a simple vista, se han suprimido procesos y puestos de trabajo imprescindibles hasta hace poco.

Pero en otra época, sin Macintosh, ni PC, sin Freehand, Quark o InDesign, el diseñador le tenía que dar instrucciones precisas a la fotomecánica para la generación del fotolito de forma artesanal, y el edio era el “arte final”, que se era un docuento totalmente “analógico” como el de la secuencia fotográfica, en el que se daban los elementos por separado: diapositivas a escanear, iconos, logotipos...todo por separado y con indicaciones “a mano” para que aplicaran los dirferentes efectos de sombras, fundidos, pantones...todo un arte.


No se si es bueno o malo, pero los tiempos han cambiado.

Comentarios

javito ha dicho que…
Pues digamos que es bueno.
Se ahorran costes, se puede hacer mejor y más rápido.
Pero te entiendo... somos unos romanticos.
Para que te hagas una idea yo prefiero volar en aviones de helices que en un reactor.
akamu ha dicho que…
recuerdo que en una charla con los dueños de la agencia donde laboro, me comentaban que los clientes "de aquella" epóca, levantaban el acetato y se ponían a realizar las anotaciones correspondiente sobre el diseño. debieron ser tiempo terribles, casi como salir con una biblia y una colt .45 en el viejo oeste.

saludos, akamu
COM&IC ha dicho que…
Hola Javito,
siempre nos quedará Paris, verdad?

Gracias como siempre.
COM&IC ha dicho que…
Me alegra verte de nuevo Akamu.

Eso que te cuenta tu jefe también lo he vivido, y hacer correcciones de fotolitos con un rotulador o una cuchilla pegado a una ventana...si yo te contara...

Saludos.
Pejooe ha dicho que…
Pues no me aventuro a decir si es bueno o malo. Lo que si es cierto es que cuando ahora te echan una propuesta "patrás", con cuatro retoques y un poco de maña en el photoshop salvas la papeleta.

El problema y la virtud son los clientes que, sabedores de esto, te exigen una mayor calidad y no se contentan con algo "sencillo".

Al final lo que cuenta es que lo que transmita la pieza sea lo que el cliente quiere y de la mejor manera posible.

La creatividad no entiende de fotolitos, gracias a Dios.

SALUDOS
javitochiqitin ha dicho que…
Es obvio que hemos ganado en tiempo, ya que hoy día la producción de una pieza es mucho más rápida gracias a las computadoras como bien dice pejoe, aunque lo importante al fin y al cabo es una buena idea, es por eso por lo que pagan las empresas.

Que curioso el proceso, me habían hablado de él en las clases de creatividad, pero nunca había llegado a verlo como tal, está claro que el trabajo en la vieja escuela era más laborioso, jejeje