19 diciembre 2006

¡Viva Mejide y Viva Burguer King!


En Comicpublicidad solemos defender la honestidad, la responsabilidad y la ética en el ejercicio de la publicidad, pero por encima de todo, siempre, el sentido común.

Sin embargo, hoy me alinearé con las posturas más subversivas, y daré un paso al frente en defensa de quien no lo necesita.

Empezaré por Risto Mejide. Sí, muchos estaban esperando nuestra opinión sobre este fantástico personaje televisivo. De hecho, antes cuando decías a alguien que eras publicitario, siempre te preguntaban "¿Qué anuncio has hecho?". Ahora, te preguntan "¿qué opinas de Mejide?".

He de confesar que descubrí al personaje de los últimos, y curiosamente, gracias a la repercusión en los diferentes blogs sobre televisión y publicidad que visito. Como parecía que ya estaba todo dicho, no me vi oportuno hablar más del tema, pero reconozco que ayer mismo, pasé a Tele5 sólo para escuchar sus valoraciones.

Ayer Mejide se superó probablemente a sí mismo llamando "consolador" a la favorita del público, o recomendándole al que mejor se defendió que perdiera dentro de OT, para ganar fuera, como hizo Bisbal o Mai Meneses (Nena Daconte).
Lo primero que hay que decir es que en televisión, básicamente todo es mentira. Y los telediarios probablemente lo que más. Y creedme si os digo que sé de lo que hablo, gracias a un árbol familiar que más que genealógico es catódico.

Por eso, en una gran carnavalada como OT, creerse a pies juntillas que Risto Mejide es 100% real, es como creerse que el casting ha sido objetivo.

Lo mejor de Mejide es que sólo les pide a los demás que hagan lo que él: ser producto.

Porque el primer producto-humano que hay en el programa es él. Y es un buen producto. Pose, estética, guión...todo orientado a lo que hoy se denomina Personal Branding.

Y de paso, ayuda a enseñar al público de la calle qué es y en qué consiste el marketing. Si la primera edición de OT nos descubrió cómo se las arreglan las discográficas para "fabricar un éxito", ahora se desnudan completamente.

Los que le critican llevados por su posicionamiento al límite, deberían recordar que para decir lo que dice, primero lo ha puesto en práctica, con hitos publicitarios como el anuncio de BMW con Bruce Lee "Be water, my friend"; detalle éste que no sé si es verdad, o parte de la leyenda...

No sé si logrará muchos amigos, pero a día de hoy hay 121.000 entradas en Google con su nombre, y hay más vídeos suyos en internet que de las galas, y apuesto a que el año que viene, la moda en gafas de sol será con grandes cristales degradados. Yo por si acaso, ya me he dejado melena.

El otro gran tema de discusión es la segunda campaña de Burguer King promocionando "Súper hamburguesas", para hombres .

No sé, pero parece que cuanto más se presume de defender las libertades, menos se confía en la capacidad de decisión del ciudadano. Que controlen el tabaco y la seguridad al volante tiene una justificación clara: se trata de defender los derechos de los sujetos pasivos. Los que tragan el humo sin ser fumadores y los que se encuentran de frente en una curva a un salvaje. Pero de ahí a querer prohibir las hamburguesas de cierto tamaño...va un abismo.

Vamos a ver si me explico. Meterse para el cuerpo tres platos de cocido maragato en Astorga aporta con seguridad más calorías que una Whooper, y sin embargo, la ministra no lo incluye en su cruzada. ¿Por qué? Porque no se anuncian. Y parece que lo malo es anunciarse, no venderlo.

A este paso vamos a encontrarnos letreritos de "perjudica gravemente la salud" hasta en los zapatos con suela de cuero, porque resbalan.

Así, que ver cómo alguien se defiende en un ejercicio de libertad, de tan gratuito ataque con una nueva campaña aún más provocadora que la anterior, resulta gratificante para un publicitario. Ya está bien de ser el chivo expiatorio. Si hay anorexia, es por culpa de la publicidad de moda. Si hay muertos en la carretera, por culpa de los anuncios de coches, si hay obesidad, la culpa es del anuncio de Burguer King....si tan peligroso es el mundo que nos rodea, no nos tapen los ojos y la boca. Tomen medidas eficaces. Y luego prohiban las religiones porque están detrás de muchas guerras. Prohiban las cuberterías que regalan en los bancos, porque los cuchillos pueden ser usados como arma. No permitan que se anuncien pisos en venta, porque generan frustración y pueden esconder una estafa inmobiliaria...pero mientras sea legal comerse una hamburguesa, DEJENME ANUNCIARLA!.

¿900 calorías una sola hamburguesa? Fantástico, me dijeron que necesitaba 2.000 al día. Por 5 euritos sobrevivo mañana, ¡Y no me quitarán puntos!

Uf. Por hoy, nos hemos sobrado.

8 comentarios:

Javier Varela dijo...

y olé!!! ;-)

Beatriz dijo...

De lo de la hamburguesa, no estoy de acuerdo con tu razonamiento, Comic. Pero ahora estoy en el curro y... No tengo tiempo. Pero esta noche prometo hacer los deberes.

Hasta luego.

PJ dijo...

Llevo siguiendo el blog 4 meses y por fin hoy, he encontrado lo que quería en este blog. Digamos que hasta ahora eraís, .......................como un consolador, perfectos en la ejecución pero fríos en el sentimiento. Hoy por fin he visto pasión.

Ahora me quito las gafas y te felcito por tu comentario, que, aún sin apoyar al 100%, se agradece ver posicionamientos y opiniones sin pelos en la lengua.
Tanta prohibición y corrección esta afectando ya incluso hasta a los bloggers que vigilan sus palabras con tal de no herir sensibilidades.

Señores, el mundo esta para gritar, cuanto más alto mejor, gritar y decir lo que uno piensa.......y hoy he leído un grito a la libertad de expresión y de no prohibición.Felicidades.

Y que cada uno tome sus decisiones sobre lo que ver, hacer, comer y jo......bueno, lo dicho

Beatriz dijo...

Ya he hecho los deberes. Aquí va. Un poco largo, lo siento.

No pienso que el caso “a” (el Risto, que se llama como el perro de mis suegros) y el caso “b” (el Buger King), sean comparables. Me ha gustado tu descripción de Risto como “producto-humano”, que se promociona y vende a sí mismo, y obviamente Burger King también se promocionan y venden a sí mismos, o mejor dicho a sus hamburguesas. Es el negocio y cada uno vive de lo que puede.

Pero hay que enmarcar a cada uno en su ámbito. Diferenciar quién es el público de uno y del otro. Y yo pienso que no son el mismo público. El tocayo de mi perrocuñado es un producto de Gran Hermano, cuyo público es (o debería ser) adulto, y así me lo parece a mí porque sus disertaciones se emiten por la noche, que es cuando los niños deberían estar ya durmiendo en su cuarto insonorizado para no escuchar las animaladas que salen por semejante boca. Entretenimiento puro, cada adulto que vea lo que quiera.

Sin embargo, el Burriquín pertenece al sector de la restauración y la hostelería, y vende comida, una necesidad básica de cuya calidad/cantidad depende nuestra supervivencia y calidad de vida. Y eso tiene especiales implicaciones que Risto no tiene. Me explico:

El Ministerio de Sanidad – AESA tiene un programa, llamado Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física, Obesidad), que consiste en una serie de actividades enfocadas a informar sobre los riesgos de la obesidad y dieta desequilibrada. Anorexia también es un trastorno en el equilibrio de la dieta, y contra eso también va dirigido el programa de la AESA. La AESA ha empezado unos programas piloto en colegios para enseñar a los niños la importancia de comer bien. Y muchas industrias han empezado a reformular sus alimentos para bajar contenido de grasas, azúcares y sal, así como reducir la cantidad de las raciones.

Además, existe el Código PAOS, que pretende la regulación de la publicidad de los alimentos dirigida a menores, para prevenir la obesidad y mejorar la salud. Por ejemplo, no emitir publicidad de alimentos-capricho (chocolates, caramelos) en horario infantil.

La finalidad de NAOS y PAOS es idéntica en última instancia, sólo que NAOS es más general e incluye muchas actividades, y PAOS se centra más en la publicidad a niños. Diferentes federaciones de restauradores y hosteleros, Burger King incluido, han firmado estos acuerdos en los que se comprometen a actuar en línea con ambos programas. Por tanto, si has firmado el acuerdo, tienes que cumplirlo.

Y Burger King no ha respetado el acuerdo. Con ello, además de no cumplir algo acordado, está dificultando las actividades de la AESA en su promoción de dietas equilibradas (actividades que pagamos todos con nuestros impuestos), está creando confusión en la sociedad porque se mezcla su mensaje con los mensajes de “salud” que se quieren promocionar, y además jugando sucio con otras industrias que sí están invirtiendo recursos en autocontrol de su publicidad (“autocensurándose” en cuanto a contenidos y franjas horarias de emisión) e incluso reformulando productos.

Ojo, nadie ha prohibido que se puedan vender raciones grandes, o alimentos ricos en grasas, o con mucha sal. O que un niño se compre y se coma un Kinder. El objetivo es concienciar, y poco a poco enseñar a la gente que elija lo que más le conviene, siempre respetando su libertad de elección en el caso de los adultos. Y evitar “dirigir” la libertad de elección de los niños. Ardua tarea. En este caso, sí, Comic, lo malo es anunciarse, no venderlo. ¿O es que la publicidad tiene alma cándida e inocente? Por supuesto que no lo es, si así fuera, no existiría la industria de la publicidad ya que no daría tantos beneficios económicos. No digo que la responsabilidad sea de las agencias de publicidad, por supuesto. La responsabilidad es de la industria que os pide y os contrata para que le preparéis ese tipo de publicidad.

Comer bien no sólo beneficia a quien come bien. También beneficia a la sociedad en general, porque está científicamente demostrada la relación directa entre el consumo de un exceso de grasas y la ingesta excesiva de calorías, con una mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares. Y su tratamiento supone un ingente gasto en sanidad, que pagamos todos. Exactamente el mismo caso que fumar y enfermedades pulmonares.

Al margen del tema alimentario, tampoco me gusta el anuncio porque me parece machista. “Come como un hombre” en sí, es un slogan machista. (No seas ridículo y no comas como una mujer, o como un nenaza, podrían haber dicho…), y tampoco le falta la explotación de la imagen mujer-objeto (las dos “animadoras” al lado del gorila que arrastra el camión detrás de la hamburguesa), ni violencia (anda que tirar un camión por un puente). Me parece un anuncio hecho con toda la intención para saltarse todos los códigos éticos.

En fin, que si quieres comer la hamburguesa XXL, te la comes. Yo no la he probado porque no es mi comida preferida, pero no digo que no lo haga si algún día me viene de paso. Pero comer lo que yo quiera es una cosa, y no cumplir acuerdos o perturbar actividades destinadas a la educación de la sociedad es otra.

Y ahora me voy, que es la hora de comer ;)

Uno de muchos que os leen con pasión dijo...

Esa Bea, esa BEA eh! eh!
Oee Oee Oeeeeeeee.
Nadie lo habría dicho mejor....

En ascuas nos tiene la respuesta de Comic, Oiga.

Beatriz dijo...

A ver, tengo que pedir disculpas sobre parte de lo que he escrito ahora: He confundido a Risto Mejide con Dani Rubio. Un compañero me acaba de aclarar que el primero es el de OT, y el otro de GH. A Dani Rubio lo oí hablar el otro día y a él me refería con mi comentario de que dice animaladas. A Risto, no lo he visto nunca, no veo OT. En todo caso, creo que Dani Rubio también es un "producto-humano", así que el resto vale igual.

Besitos. Bea.

Medara dijo...

Risto Mejide, también dice animaladas ,no te preocupes Bea.

Algunos dirían que llama al pan, pan y al vino, vino (y no precisamente con esa "candidez"). Pero lo que es cierto es que si eres el blanco de sus "clavadas" es hiriente y grosero.

Lo que oculta detras de unas gafas, por cierto... subirá la audiencia aún mas el día que se las quite... "minuto de máxima audiencia estas Navidades, por delante del mensaje del S.A.R"... Risto ¿Se quitará o no se quitará las gafas para mirar a los ojos a su inocente de turno? Con dos Webbs por testigo.

Si OT Quería "polémica" la tiene,si quería "audiencia" la tiene, si es o no un producto de t5 no lo sé, pero lo cierto es que si hubieran querido "recortarle" ya lo habrían hecho. ¿Se ha comido Risto a OT? yo creo que sí... ¿necesitaba OT a Risto para salir adelante? Yo creo que sí.

Me gustan tus deberes Bea, tienes mi voto.

¿¿¿Fijación con la hamburguesa Comic???

Beatriz dijo...

Esas gafas están un poco pasadas de moda, no? Con el vidrio azul ??