Más publicidad sincera


Después de ver la campaña de Donuts Línea, creía que era la primera vez que un anunciante usaba como argumento principal su fracaso inicial. Pero he descubierto otro alarde de sinceridad en el anuncio que hoy publicamos:

"Lo sentimos hemos llegado tarde"

Con este titular tan contundente se presenta un programa de gestión hotelera llamado Medallion desarrollado por la empresa Sulcus.

El briefing debía ser claro, y supongo que sería algo así: "ya hay muchas opciones de la competencia, nos va a costar introducir nuestro producto porque llegamos demasiado tarde...."
Pero ser el último en llegar puede ser una ventaja, porque aprovecha las experiencias y errores de los anteriores para crear una solución mejor a las existentes. Así pues, ¿porqué no empezar reconociendo su punto débil?. Las campañas tradicionales tratan de olvidar o minimizar los puntos débiles de los productos, pero cuando estos son tan evidentes, no se pueden evitar, y tarde o temprano el posible cliente te lo "eche en cara"....y la mejor defensa es un buen ataque!
Buena apuesta. ¿Dará sus frutos?

Parece que las compañías empiezan a valorar la sinceridad y la honestidad como valores importantes en la comunicación, pues aún hay otra campaña de similares características, que usa sus puntos débiles para convencernos de lo contrario. Y es una gran marca de las de siempre....¿Saben cuál? Actualmente está en TV....otro día lo contamos.

Comentarios

Beatriz ha dicho que…
Hola,¿te refieres al anuncio sobre el nuevo sabor cola de Aquarius? Utiliza el argumento de que han hecho lo que el consumidor ha pedido, y se han encontrado con que han diseñado un producto que es competencia directa de la Coca-Cola, de la misma compañía. Canivalismo, a fin de cuentas...
De todos modos, tiene truco. Más que imitar a su propia Coca-Cola, yo he probado el producto y me parece que han ido a copiar a Pepsi... Me parece una mejor estrategia aunque, claro, en el anuncio no quedaría bien decirlo.
COM&IC ha dicho que…
Hola Beatriz!

frío, frío, je,je...no ese ese el anuncio, pronto hablaré de él. estoy esperando a ver si encuentro material gráfico o alguien cuelga en la red el spot.

Sobre el anuncio de Aquarius, aunque hay similitudes, creo que es otra estrategia. Aquí lo que hacen es "rendirse" al consumidor, pero en plano positivo. "Si ellos lo han pedido", lo hacemos, pero tal vez eso no signifique que el anterior Aquarius fuera un fracaso, si no todo lo contrario. ¿No te parece?

respecto a si se parece más a pepsi, no lo he probado, pero ante tu comentario tendré que hacerlo :)

Gracias por escribir!
Beatriz ha dicho que…
Hola!
En el anuncio de Aquarius, lo que dan a entender que fue un "fracaso" (aunque, evidentemente, no creo que crean que lo fue), es su prueba con consumidores entre varios sabores posibles, para que eligieran el que prerían para el nuevo sabor que iban a desarrollar. No es que sustituyan el anterior Aquarius, sino que sacan un sabor nuevo. Y va y el nuevo es competencia directa, "canivalismo", con su propia Coca-Cola... Es eso lo muestran como "fracaso", por hacer caso al consumidor. En fin... Para mí la estrategia consiste en mostrarse débiles, o manejables por el consumidor, como un papá que da todos los caprichos a su niño. Evidentemente, no lo son, pero quizás piensen que esta imagen enternecedora nos hace comprar.

Un saludo.

P.D.: Descubrí tu página hace varias semanas, y leo todo lo que escribes desde entonces. Me gusta y aprendo mucho.
COM&IC ha dicho que…
Hola Beatriz,

visto así, si que hay más similitudes entre ambos anuncios. Hay que recordar que Aquarius ya ha usado esa estrategia hace poco, cuando lanzó la botella para bares, "porque se lo había pedido el público"...¿Lo conoces?.

Me alegra mucho que te guste nuestro blog y lo visites con frecuencia. Los que estamos detrás de "esto" te agradecemos mucho tu colaboración con tus comentarios. Eso es lo más bonito de la experiencia "bloguera", ver cómo se despìerta la "conversación" y por supuesto, aprender nosotros también de los que nos leen.

Vuelve pronto, esta es tu casa.