La información motiva

Cuentan que un caballero que hacía el camino de Santiago se detuvo a descansar en Miranda de Ebro. Mientras reposaba, miró a tres canteros que realizaban exactamente el mismo trabajo, pero con una actitud muy diferente. Intrigado, preguntó al primero:

-Perdone ¿Qué está usted haciendo?
El hombre le contestó de mala manera:
-¿No lo ve? Estoy picando piedras.

Entonces el caballero se acercó al segundo, que trabajaba muy concentrado en su labor y le hizo la misma pregunta. El cantero se volvió hacia él y con mucha parsimonia le empezó a relatar:
-Está clarísimo. Pulo las piedras con el cincel y el buril para que puedan ser trabajadas fácilmente-
Por último, el caballero se dirigió hacia el tercer hombre que silbaba y cantaba mientras picaba las piedras. Al oír la pregunta, el cantero miró al forastero con una amplia sonrisa y le respondió entusiasmado:
-¡Estoy construyendo la catedral de Burgos!


Con esta historia, los psicólogos tratan de explicar las diferencias entre trabajar motivado y no estarlo. Sin duda una cuestión crucial en el resultado final del trabajo.

En la labor publicitaria, para que los clientes consigan el máximo rendimiento de su agencia, ésta necesita saber qué esta construyendo. Tiene que sentirse implicada en el 100% del proyecto, saber las razones de las peticiones del cliente. En definitiva, contar con un buen briefing que ayude a ver más allá del boceto.

Si usted le pide a su agencia que pique piedra, picará piedras. Si le pide una catedral, tendrá una catedral.

Comentarios