27 enero 2006

RED: la marca solidaria de Armani, Gap, Converse y American Express


El color rojo será la clave que distinguirá los productos de las distintas compañías, que destinarán un porcentaje de sus ventas a financiar el Fondo Global de ayuda a África
AGENCIAS

Bono (El cantante de U2) ha dado un paso más en su lucha por llamar la atención sobre los problemas de los más desfavorecidos: el lanzamiento de una nueva marca solidaria. La iniciativa del cantante de U2 ha sido bautizada como Red y es fruto de la colaboración entre varias compañías, que se han comprometido con la causa contra el sida.

El producto estrella de American Express, su tarjeta verde, se convertirá en roja, el mismo color de la funda de las gafas de sol diseñadas por Armani y de las primeras camisetas que GAP venderá de ese proyecto, que se presentó el jueves en el Foro Económico Mundial que se celebra en Davos hasta el domingo.

Estas y otras compañías, como Converse, aportarán su imagen, sus propuestas y sus productos a la iniciativa, cuyos beneficios ayudarán al Fondo Global para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

"Es un gran motivo para hacer negocios y nosotros tenemos varios sobre los que os queremos hablar", señaló en la presentación el artista y miembro de la organización Debt, AIDS and Trade in Africa (DATA).

Negocio para todos

Se trata de la primera campaña del sector privado con este fin y fue el director del Fondo Global para la Lucha contra el sida, Richard Freachem, quien señaló que con Red "no se hace caridad, sino que se pone en marcha una propuesta de negocios con beneficios mutuos".

"Es una iniciativa a largo plazo diseñada para ser sostenible . Los asociados esperan ampliar su base de consumidores y aumentar los ingresos tanto de sus compañías como los que van a parar al Fondo Global", agregó Bobby Shriver, prsidente de DATA.

Pero las compañías enfatizan que el proyecto sólo tendrá éxito y será sostenible si también genera dinero para los socios comerciales.

Los promotores de la iniciativa calculan que al Fondo irá a parar aproximadamente el 40% del precio que los fabricantes cobran a los vendedores por esos productos, y que ello no tendrá repercusión alguna en el bolsillo del consumidor. Mientras, en el caso de American Express, esa aportación se ciñe al 1% de lo recaudado con la 'Tarjeta roja' (que sustituirá a la emblemática 'Tarjeta verde').

"Lo que me convenció para unirme al proyecto es que es una nueva forma de ayudar a la gente necesitada y que es algo que hace sentir que el comercio no tiene una connotación negativa , que sirve realmente para ayudar", dijo el reconocido diseñador italiano Giorgio Armani.

Información extraída de elmundo.es